Jueves, 14 de mayo de 2009

Desde el Departamento de Comunicación del Obispado de Tenerife, y ante la celebración del X Aniversario del primer sínodo diocesano el día 17 de Mayo de 2009,  nos ha llegado la siguiente nota:

OBISPADO NIVARIENSE

DEPARTAMENTO DE COMUNICACIÓN

Tfno. Y fax: (922) 31 49 61 – Tfno. Móvil: 649 992 922

www.obispadodetenerife.es - - E-mail: [email protected]

 

 


EL DOMINGO, EN LA LAGUNA, GRAN CELEBRACIÓN DIOCESANA

DÉCIMO ANIVERSARIO DEL SÍNODO

 

 

Este domingo, la Iglesia particular de S. Cristóbal de La Laguna se viste de fiesta para conmemorar todos los católicos de la provincia juntos, el décimo aniversario de la clausura del Primer Sínodo Diocesano Nivariense.

 

Una comisión especialmente creada, dependiente directamente de la Vicaría General, ha preparado una intensa jornada en la ciudad de La Laguna entre las diez y las cinco y media de la tarde, donde los que se acerquen a la ciudad de Aguere podrán visitar  distintos stands situados en la plaza del Adelantado, la exposición que estará en el ya recuperado patio de la Sede del Obispado, el museo de Iconos de las Casas Capitulares, participar en varios conciertos u obras de teatro en distintos enclaves, orar en la recoleta capilla de las Siervas de  María, conocer el rostro de la Diócesis expuesto en la sede del Archivo Histórico, disfrutar de los cuentacuentos o de los títeres etc.

 

Una completa oferta diseñada, según el Vicario General Antonio Pérez Morales, para dar gracias a Dios por los frutos que durante una década ha traído el acontecimiento sinodal y, dar un nuevo impulso a  tanta ilusión, capacidad de trabajo, signos de esperanza que depositó el Señor en nosotros a través del Sínodo. Para nosotros, prosiguió el Vicario, es una jornada singularmente importante y muy significativa, donde trataremos de compartir lo que somos y hacemos muchas personas en estas cuatro islas, y darnos a conocer de un modo diferente a los que participen en cualquiera de los eventos que proponemos.

 

Según Antonio Pérez, la jornada del próximo domingo lleva muchos meses de preparación y ha movilizado a un buen número de laicos, sacerdotes y religiosos. Su momento cumbre será, según Pérez, cuando la imagen de la Virgen de Candelaria, poco antes de las cuatro de la tarde, sea sacada del templo de la Concepción para que frente a la torre del citado templo podamos celebrar todos juntos la Eucaristía, fuente y culmen de toda la vida de la Iglesia.

 

Han pasado ya diez años desde que nuestra diócesis celebró el Primer Sínodo – prosiguió el Vicario General - “el mismo supuso un esfuerzo enorme, y podríamos decir una esperanza,  por parte de todo el Pueblo de Dios, de cara a discernir la voluntad de Dios, reflexionar sobre nuestra identidad cristiana, sobre nuestra fe y sobre la marcha de nuestra Iglesia Diocesana. Fue un acontecimiento que movió más de trece mil personas entre su etapa preparatoria (grupos de todas la parroquias trabajaron los cuadernillos preparados para la reflexión) y su celebración que, durante un año, convocó a cientos de católicos. Lo cierto es que podemos afirmar,  - sostiene Antonio Pérez - que el Sínodo ha sido como un chequeo general o como una brújula para la vida diocesana. Es decir, nos ha servido para ver dónde estamos, qué realidad tenemos, adónde queremos ir, y qué hemos de hacer para llegar a esa meta”.

 

 

HISTORIA

 

El primer Sínodo de la Diócesis Nivariense celebrado en 1998, fue convocado en 1995 por el Obispo Felipe Fernández. Antes de la convocatoria oficial del mismo, el Obispo realizó una amplia consulta a todos los sectores sobre la conveniencia de celebrarlo, exponiendo algunas razones que lo hacían aconsejable: adecuada recepción del Concilio Vaticano II de un modo global y sistemático, entrar en el tercer milenio desde la renovación de la vida de la Iglesia en la Diócesis y dar respuesta a los profundos cambios sociales, políticos y culturales que repercuten en la vida religiosa. De las respuestas individuales a la consulta, 7751 fueron favorables y 470 desfavorables. Por su parte, el Consejo Presbiteral dio el voto afirmativo a su celebración por 18 votos frente a 5. Así, el 15 de agosto de 1995, el Obispo anunció oficialmente en Candelaria la convocatoria del primer Sínodo Diocesano Nivariense.

 

En la fase preparatoria participaron casi trece mil personas y se constituyeron 1.054 grupos. La Asamblea se formó con 414 sinodales. Se estudiaron los problemas actuales y la realidad diocesana a la luz del Concilio. Las claves de los documentos aprobados son renovación, comunión y misión. Los documentos que se refieren a temas coyunturales son familia, juventud, piedad popular y sectas. Los temas permanentes y sustanciales son los siguientes: la identidad del cristiano; Iglesia Comunión; el anuncio misionero de la Iglesia; Iglesia que celebra; Iglesia que comparte y se hace presente en el mundo y estructuras eclesiales al servicio de una Iglesia Comunión para la Misión”.

 

Durante tres años y tres meses, se editaron y trabajaron 66 documentos con más de dos millones y medio de ejemplares editados. De este sínodo diocesano nacieron unas constituciones sinodales que, lejos de ser un reglamento, son una propuesta del sentir y vivir del pueblo cristiano, con su Obispo a la cabeza. Las 846 constituciones sinodales se presentan como un referente para vicarías, delegaciones, arciprestazgos, parroquias, movimientos, etc. a la hora de trabajar por y para la evangelización de nuestras islas.

 


Comentarios