Mi?rcoles, 17 de junio de 2009

Puntos para la reflexión mensual sobre el sacerdote y el ministerio de la oración.

17 de junio de 2009

El ministerio de la Oración 

"Este es el que ama mucho a sus hermanos,
el que ora mucho por su pueblo"

INTRODUCCIÓN:

"¿Estás dispuesto a invocar la misericordia divina con nosotros, a favor del pueblo que os sea encomendado, perseverando en el mandato de orar sin desfallecer?"

"Sean honrados colaboradores del orden de los obispos, para que por su predicación, y con la gracia del Espíritu Santo, la Palabra del Evangelio dé fruto en el corazón de los hombres y llegue hasta los confines del orbe. Sean con nosotros fieles dispensadores de tus misterios, para que tu pueblo se renueve con el baño del nuevo nacimiento, y se alimente en tu altar; para que los pecadores sean reconciliados y sean confortados los enfermos. Que en comunión con nosotros, Señor, imploren tu misericordia por el pueblo que se les coñfia y a favor del mundo entero". (Plegaria de Ordenación).

PALABRA DE DIOS: Jn 14-17

1. La oración sacerdotal de Jesús:

·         Explica lo que será. la vida de la Iglesia después de Pascua y recomienda apoyarse en la fe (c. 14); permanecer en Cristo (c. 15); confiar en el Espíritu (c. 16) y orar al Padre.

·         Intercesión de Jesús por los suyos ante el Padre.

·         Nos enseña a orar con sus mismos sentimientos y con sus mismas intenciones.

2. Glorificación del Padre y del Hijo: consumación del amor

·         Cumplimiento de la obediencia a la voluntad del Padre:•anuncio de la salvación y realización de los gestos que inauguran la presencia del Reino.

·         El Padre manifiesta su amor al mundo entregando a su Hijo en la cruz y resucitándolo del sepulcro.

3. Jesús ora por sus amigos para que sean fieles en el mundo que lo rechazó a El.

·         Intercede para que el Padre cuide de ellos como prolongación suya, para que los guarde del mal; para que resistan con alegría el odio del mundo y para que sean santificados en la verdad de la fe.

·         Ruega por los creyentes de todos los tiempos.

4. Se santifica a si mismo (se sacrifica): entrega su vida por amor a los hombres.

·         Para que sean perfectamente uno con Él y entre sí.

·         El testimonio de unidad en la fe y el amor garantiza la predicación futura.

LA ORACIÓN DEL PRESBÍTERO:

1. La oración sacerdotal de Jesús es modelo de la oración apostólica del presbítero:

·         Ante el Padre como hijo en el Hijo

·         Con sus mismos sentimientos: amor de pastor por todos (creyentes y no creyentes, por el pueblo encomendado y por todo el mundo)

·         Con sus mismas intenciones: ofrecerse existencialmente "para que sean uno"

2. El ministerio de la oración (la misión del presbítero no es sólo la evangelización, la celebración y el gobierno de la comunidad):

·         Función intercesora y pastoral: a ejemplo de Cristo y los apóstoles que se dedican asiduamente a la oración (Hch 6,4), haciendo de su oración una ofrenda de alabanza y acción de gracias a Dios Padre.

·         Misión encomendada por la Iglesia: en nombre de la Iglesia, por la Iglesia, con la Iglesia y en la Iglesia.

·         La oración apostólica es una misión sacramental (Bautismo y Orden):

a)   Busca la alabanza de Dios y la intercesión por el mundo.

b)   Es un medio de santificación personal y de servicio a los demás.

c)   Encarnada, con corazón de pastor que arde en caridad (que quiere al pueblo encomendado), en la realidad pastoral y social en la que vive y a la que sirve: rostros, casos, casas y cosas. La oración pertenece y. es parte de su ministerio pastoral.

 

·         Se manifiesta en la Eucaristía y en la Liturgia de las Horas:

a)   En la Eucaristía, junto con la asamblea que celebra, el presbítero se inserta en el misterio pascual de Cristo.

b)   En la Liturgia de las Horas, el misterio pascual se prolonga en forma de plegaria en el ritmo temporal de la jornada. Laudes (se conmemora la resurrección del Señor), Vísperas (evoca la entrega de Jesús en la cruz y la nuestra).

c)   En la Liturgia de las Horas incumbe a toda la Iglesia pero de manera especial a quien la representa (no es una oración privada, opcional y no debe ser realizada como simple obligación).

d)   Cristo sigue orando por la voz de la Iglesia y se expresa en la Liturgia como signo sacramental.

e)   El presbítero ora no sólo como miembro de la Iglesia sino in persona Christi Capitis y también in nomine Ecclesiae (se asegura que la comunidad ore por ellos y que la oración de Cristo continúe sin interrupción).

f)    Tiene una dimensión personal y una dimensión pública (no es algo privado).

 

·         El presbítero, como pastor del pueblo de Dios debe:

a)   Presidir (pre-ese) la oración litúrgica unido a su comunidad.

b)   Ser maestro de oración para sus fieles que tienen derecho a decirle "enséñanos a orar".

PISTAS PARA LA REFLEXIÓN:

1° ¿He descubierto que la oración es parte del ministerio asumido en la ordenación y, por lo tanto, un servicio a favor de la iglesia y el mundo?

2° ¿Dedico tiempo a la oración personal de forma regular a lo largo del día?, ¿Soy fiel al compromiso de celebrar la Liturgia de las Horas?

3° ¿La oración que realizo esta impregnada de la realidad vivencial cotidiana: acontecimientos, personas, problemas, rostros, cosas, casos, casas,..?

4° ¿Doy importancia a los retiros, ejercicios, dirección espiritual, lectura espiritual? 5° ¿Animo la oración comunitaria y educo en la oración a nivel personal y comunitario?


Publicado por verdenaranja @ 17:56  | Espiritualidad
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios