Mi?rcoles, 15 de julio de 2009

Información extraida de Nota de Prensa con motivo de la Bajada de la Virgen de los Reyes en la web del obispado de Tenerife.

PARA ENTENDER MEJOR LA BAJADA DE LA VIRGEN

Por si les resulta de interés les enviamos algunas cuestiones que pueden permitirles conocer mejor la terminología de esta cuatrienal Bajada. Los mismos los extraemos, fundamentalmente, de las Hojas Informativas y de una publicación de Venancio Acosta, miembro de La Fundación Virgen de Los Reyes.

El CORSO

Es el sillón de Viaje en el que se realiza el traslado de la imagen durante la Bajada. El mismo está coronado por un mástil que porta la Bandera Blanca con el anagrama de la Virgen. Una Bandera similar es izada el uno de enero de cada año de Bajada en las parroquias e instituciones de la isla, y también podemos verla en numerosos vehículos o viviendas de la isla o de fuera de ella en donde hay un herreño o devoto de la Virgen de Los Reyes.

LAS LOAS

Son manifestaciones poéticas emanadas de los más hondos sentimientos de los herreños, que van dirigidas a la Virgen y tienen lugar durante las paradas de la Imagen.

Especialmente emotivas son las loas que numerosos romeros dirigen a la Virgen en la Cruz de Los Reyes, el día de La Bajada, y también al finalizar la procesión el día de la Fiesta Real en la Villa capital.

LAS RAYAS

Se conoce con el nombre de “Raya” cada uno de los trozos del camino en que se divide el trayecto que ha de recorrer la Imagen de la Virgen de Los Reyes durante su recorrido procesional, tanto el día de la Bajada como durante su traslado por los diferentes pueblos de la Isla. Resulta bastante simbólico el acto de entrega de un pueblo a otro en los límites del territorio de la Raya. Frecuentemente se le da el nombre de Raya a los puntos de encuentro y cesión de la Imagen entre dos pueblos, de un lado el que entrega la imagen y de otro el que la recibe.

LOS MAYORDOMOS

La figura del mayordomo constituye una pieza clave para el desarrollo de todas las actividades relacionadas con la Virgen de los Reyes. Son los encargados de mantener el orden y la decencia en el templo, mantienen el cuidado de diversos enseres relacionados con la Virgen, velan por el respeto hacia la imagen en las procesiones, etc. Existen tres mayordomos y los veremos siempre junto a la imagen de la patrona

MÚSICA

Los toques y variedades son: el Santo Domingo, o Baile de la Virgen, El Redondo, EL Canqueo, La Contradanza (sencilla y redoblada), la Juyona, EL Tajaraste y el Paso Cumbre.

BAILARINES

La referencia más antigua que poseemos referente a los bailarines durante la Bajada de la Virgen es de Juan Antonio de Urtusaústegui, cuando describió la Bajada de 1785. La organización de cada grupo de bailarines responde, parece ser, a la de un rebaño de cabras, distinguiéndose una pareja que encabeza y dirige el grupo o guíos (los bailarines más expertos) y le acompaña una pareja de contraguías que le sigue y sustituye cuando es necesario. La última pareja recibe el nombre de cola, a la que precede la contracola.

Cada bailarín lleva en sus manos las chácaras, que suenan al son de los toques de los pitos y el tambor. Cada grupo de bailarines dispone, además del cuerpo de baile, de un cuerpo de tocadores. También les acompañan los pastores, que se encargan de despejar el camino que ha de seguir la procesión (llevan un palo o asta característica de los antiguos pastores herreños). Asimismo, el abanderado es un elemento importante del grupo: lleva un asta con la bandera española en la que se encuentra inscrito el nombre del pueblo al que representa. Se sitúa entre los dos guíos. Su vestimenta, muy vistosa, presenta peculiaridades según los pueblos. Un elemento diferenciador son los gorros, de los que cuelgan numerosas cintas de colores, plumas y prendas que contribuyen a dar vistosidad a los bailarines.

PASTORES

Los pastores actuales son diversos grupos de voluntarios de cada pueblo, los cuales están bajo la supervisión del coordinador de cada localidad y el respectivo Ayuntamiento, a fin de garantizar el correcto desarrollo de la procesión por el Camino de la Virgen. En cada localidad se dispone de un grupo estimado. La presencia de los pastores tiene como objetivo fundamental, mantener despejada la cabecera en todo momento del Camino para que la Comitiva se desplace sin problemas, facilitando el avance de la imagen de la Virgen, así como el desarrollo del baile. La vestimenta característica del pastor coincide con la indumentaria que antaño llevaban los pastores herreños, la cual consta de: Una montera en forma de pico y de color oscuro, una camisa blanca y un chaleco sin mangas y un pantalón, ambos de color también oscuro. Además, el pastor porta una talega donde suele llevar algo de comida, agua o vino para los bailarines. Asimismo, no pasa desapercibido el palo, asta o astía que le sirve de ayuda para despejar el camino a los bailarines que van delante de La Virgen.

LAS CAMARERAS

El cometido fundamental de las tres camareras es el de atender lo concerniente a las prendas y vestidos de la Sagrada Imagen. Para ello, previamente, hacen un inventario de todos los haberes de cuya supervisión se encarga el tesorero. Además, las camareras mantienen en orden todos los mantos, trajes y demás ropa de la Imagen y tienen dispuestas las joyas que ha de lucir la Imagen en cada momento, las cuales permanecen, mientras no están siendo utilizadas, donde decida la Fundación.


Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios