Mi?rcoles, 29 de julio de 2009

DOMINGO 19 DEL TIEMPO ORINARIO – B
9 de Agosto de 2009

 

La paz y el amor de Dios, nuestro Padre, y de Jesucristo, el Señor, estén con todos vosotros.

Hoy, y en los demás domingos que quedan de este mes de agosto, el evangelio nos invitará a acercar­nos a Jesús que nos habla y nos invita a creer en él. En Cafarnaún, Jesús se dirige a toda aquella gente que lo conocía desde hacía ya tiempo, y que no pueden aceptar que les diga que él viene a dar vida, que creer en él es un camino de vida para siempre.

Nosotros, ahora, reunidos aquí en la Eucaristía, somos invitados a reafirmar una vez más nuestra fe, nuestra esperanza, nuestra alegría de seguir a Jesús. Porque en él, Dios ha venido a compartir nuestra condición humana.

A. penitencial: En silencio, preparémonos para celebrar la Eucaristía. (Silencio).

Tú, hombre como nosotros. SEÑOR, TEN PIEDAD.
Tú, pan vivo bajado del cielo. CRISTO, TEN PIEDAD.
Tú, nuestra vida y nuestra salvación. SEÑOR, TEN PIEDAD. 

1. lectura (1 Reyes 19,4-8): Dios es nuestra fuerza, nuestro alimento para caminar, nuestra vida. Cuando el profeta Elías, cansado de tanto huir de la persecución, pierde las esperanzas y desea la muerte, Dios está allí, junto a él, para alimentarlo y animarlo a seguir adelante. Escu­chémoslo en esta primera lectura.

Salmo (33): Cantemos ahora a nuestro Dios. Alabémosle porque él nos guía con su gracia y con su luz.

2. lectura (Efesios 4,30-5,2): Hoy san Pablo nos invita a actuar con la bondad y el espíritu de paz con el que Dios actúa. 

Oración universal: Oremos a Dios nuestro Padre, por nosotros y por los hombres y mujeres del mundo entero. Oremos diciendo: ESCÚCHANOS, PADRE.

Por todos los cristianos. Para que demos siempre un buen testimonio de nuestra fe con nuestra manera de vivir. OREMOS:

Por los padres y las madres. Para que sepan educara sus hijos en el amor, la confianza, el esfuerzo, la fe. OREMOS:

Por los que han tenido que dejar su tierra y su familia buscando una vida más digna. Para que encuentren en nosotros la ayuda que necesitan. OREMOS:

Por los que nos hemos reunido en esta iglesia para ce­lebrar el domingo, el día del Señor. Para que salgamos de aquí llenos del gozo y la esperanza que Jesús nos da.

Padrenuestro:ComoJesucristo nos ha enseñado, y guiados por su mismo Espíritu, nos atrevemos a decir:

Invitación a la comunión: "Yo soy el pan vivo que ha bajado del cielo, dice el Señor. El que coma de este pan vivirá para siempre". Dichosos los invitados a la cena del Señor.

CPL


Publicado por verdenaranja @ 17:14  | Liturgia
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios