Martes, 25 de agosto de 2009

DOMINGO 22 DEL TIEMPO ORDINARIO – B
30 de Agosto de 2009

 

Que el Señor, que nuevamente nos reúne este domingo y nos llena de alegría y de paz, esté con todos voso­tros.

En todo el mundo, gente como nosotros, cristianos y cristianas igual que nosotros, se reúne hoy para celebrar la Eucaristía. Gente muydiferente, con formas de actuar muy distintas de las nuestras. Hoy podríamos comenzar nuestra celebración teniendo presente esta gran diversidad que nos enriquece a todos.

Nosotros venimos aquí con nuestras vidas, nuestras ilusiones y nuestras penas. Y, en lugares muy lejanos de aquí, otra gente también se dispone a celebrar la Eucaristía, con vidas diferentes, con ilusiones y penas distintas. En comunión, en profunda comunión con toda la Iglesia, comencemos el encuentro de este domingo.

A. penitencial: En silencio, pongámonos ante Dios y pidámosle perdón y gracia. (Silencio)

Tú, que has sido enviado a sanar los corazones afligidos: SEÑOR, TEN PIEDAD.
Tú, que has venido a llamar a los pecadores: CRISTO, TEN PIEDAD.
Tú, que estás sentado a la derecha del Padre para inter­ceder por nosotros: SEÑOR,TEN PIEDAD.

1. lectura (Deuteronomio 4,1-2.6-8): Al final del camino por el desierto, a punto el pueblo de entrar en la Tierra Prometida, Moisés les recuerda la alianza que Dios ha hecho con ellos y les invita a serle fieles. Porque este es el camino de la vida.

 
2. lectura (Santiago 1,17-18.21 b-22.27): Hoy comenzamos a leer, en la segunda lectura, una carta que nos habla de nuestra vida concreta. Una carta que nos habla de cómo tenemos que actuar.

Antes del evangelio (Marcos 7,1-8a.14-15.21-23): Después de haber leído el evangelio de Juan durante algunos domin­gos, hoy retomamos la lectura del de Marcos. Escuche­mos cómo Jesús reprende a los fariseos y maestros de la Ley porque no actúan según los criterios de Dios.

Plegaria universal: Presentemos al Padre nuestras peti­ciones. Oremos diciendo: ESCÚCHANOS, PADRE.

Oremos por nuestro obispo       ; oremos por los sacerdotes y diáconos y por todos los que tienen alguna responsabilidad en la comunidad cristiana. OREMOS.

Oremos por los enfermos y por los que los cuidan, tanto en casa como en los hospitales. OREMOS.

Oremos por las entidades que trabajan al servicio de una mejor vida colectiva, como las asociaciones de vecinos, los grupos de música o de teatro, los centros infantiles o juveniles. OREMOS:

Oremos por los turistas que este año han visitado nues­tro país; oremos por la gente que hemos conocido o reencontrado este verano. OREMOS.

Oremos por nosotros, y por toda nuestra comunidad parroquial. OREMOS:

Escucha, Padre, nuestras plegarias, Tú que eres la fuente de todo bien. Te lo pedimos unidos a tu Hijo, Jesucristo, nuestro Señor.

Padrenuestro: Como Jesús nos ha enseñado, ahora, antes de comulgar, nos atrevemos a decir:

CPL


Publicado por verdenaranja @ 20:48  | Liturgia
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios