Lunes, 21 de septiembre de 2009

DOMINGO 26  DEL TIEMPO ORDINARIO – B
27 de Septiembre de 2009

 La gracia y la paz de parte de Dios, nuestro Padre, y de Jesucristo, el Señor, estén con todos vosotros.

Sed bienvenidos, hermanas y hermanos. Jesús nos convoca una semana más, y esta nuestra celebración debe servir para alimentar nuestra fe, para iluminar y fortalecer nuestra vida para que se corresponda real­mente con el Evangelio, para que vivamos de verdad y con coherencia la fe que profesamos.
Que la Palabra que escucharemos, el pan y el vino que recibiremos, todo lo que en este rato rezaremos y compartiremos, nos ayude. Dispongámonos a cele­brar con intensidad la Eucaristía de este domingo.

A. penitencial: Comencemos nuestra celebración ponién­donos en silencio ante Dios y pidiendo perdón por tantas veces en que no actuamos con la coherencia que nos pediría nuestra fe.

Tú, que conoces nuestra debilidad. SEÑOR,TEN PIEDAD.
Tú, que te compadeces de los que se arrepienten. CRISTO, TEN PIEDAD.
Tú, que no quieres la muerte del pecador. SEÑOR, TEN PIEDAD.

Dios misericordioso tenga piedad de nosotros, perdone nuestros pecados y nos lleve a la vida eterna.

1. lectura (Números 11,25-29): Escucharemos hoy en esta primera lectura un episodio que le pasó al pueblo de Israel durante su éxodo por el desierto. Una escena que nos ayuda a comprender que el Espíritu y la fuerza de Dios pueden presentarse en todos y en todas partes, y no sólo en aquellas personas y lugares que nosotros podríamos prever.

2.lectura (Santiago 5, 1-6):Acaba mos hoy la lectura de la carta de Santiago que hemos escuchado durante los últimos domingos en esta segunda lectura; un texto que habla claro y directo, ya menudo con palabras duras. Por ejem­plo, las que escucharemos ahora dirigidas a los ricos; ciertamente, un mensaje interpelador y exigente.

Oración universal: Presentemos ahora con confianza nuestras plegarias al Padre, diciendo: ESCÚCHANOS, PADRE.

Por la Iglesia, por todos los cristianos. Que vivamos con coherencia nuestra fe, y así demos un testimonio creíble la gente que nos rodea. OREMOS:

Por los ricos. Que no se dejen deslumbrar por el valor material de las cosas, que las sepan poner al servicio del bien común y de los más necesitados. OREMOS:

Por todos aquellos que hacen el bien y que, desde cual­quier instancia o ideología, ayudan a hacer un mundo más justo y solidario para todos. OREMOS:

Por el nuevo curso que estamos comenzando. Que el Señor oriente e ilumine todas las actividades, grupos y servicios que llevaremos a cabo en nuestra parroquia. OREMOS:

Por todos nosotros. Que la Eucaristía que celebramos nos ayude a vivir más y mejor nuestro seguimiento de Jesús. OREMOS:

Escucha, Padre, nuestras oraciones, y derrama tu Espíritu sobre el mundo entero. Por Jesucristo...

Padrenuestro: Como Jesús nos ha enseñado, ahora, antes de participar de la mesa de la Eucaristía, oremos a Dios, nuestro Padre, con toda confianza:

CPL


Publicado por verdenaranja @ 18:05  | Liturgia
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios