Martes, 20 de octubre de 2009

Carta de monseñor Santiago Olivera, obispo de Cruz del Eje con motivo de la Jornada Diocesana de lanzamiento de Aparecida. (AICA)
(1 de octubre de 2009)


Jornada Diocesana
de lanzamiento de Aparecida
 

Queridos Amigos:

Hace un poco más de un año que estoy entre ustedes y al acercarme por esta primera carta, quiero expresarles en primer lugar mi gratitud. Gracias por la apertura, gracias por la calidez, gracias por sus testimonios, gracias por la riqueza de esta Iglesia Diocesana que fueron haciendo en todos estos años, con la asistencia y ayuda del Espíritu Santo, los obispos Enrique Pechuán Marín y Omar Colomé, y tantos sacerdotes, vivos y difuntos, religiosas y religiosos, laicos y laicas que han hecho de Cruz del Eje, una Iglesia fraterna y solidaria. Soy conciente que esta tierra tiene la particular gracia de haber tenido entre otros al querido sacerdote P. José Gabriel del Rosario Brochero, quien es nuestro referente y compañero de camino.

A algunos de ustedes ya tuve la gracia de verlos, nos fuimos y nos vamos conociendo, nos vamos encontrando, voy recordando nombres y lugares.

Fui conociendo en este año donde viven y donde se encuentran a celebrar su fe.

He podido con algunos de ustedes y con algunas comunidades compartir la oración, la fiesta, el mate, los criollos y los dulces, las empanadas, el asado…la vida. Pero hay mucho que compartir todavía. Me anima y me ilusiona.

Surgió la idea de escribirles esta carta para convocarlos a un encuentro de oración para que juntos demos gracias a Dios por un acontecimiento del Espíritu Santo que sucedió en el 2007 en Brasil. La Iglesia de América Latina, reunida en el Santuario de la Virgen en Aparecida ha vivido un tiempo muy particular del Espíritu renovando en todos el deseo de ser auténticos misioneros de Jesús, servidores para los hermanos, pero desde la realidad de ser discípulos, seguidores del Señor. El mismo lo realizaremos en el Santuario Diocesano de Nuestra Señora del Tránsito, en Cura Brochero, el sábado 17 de octubre desde las 10 hs hasta las 17 hs. nadie queda excluido, todos estamos invitados a participar, aún los que no puedan unirse físicamente lo pueden hacer con la oración, y otros también con el ofrecimiento de sus dolores, enfermedades, dificultades. Todos podemos estar presentes aún en la distancia. Porque no es fácil andar mucho. A veces nos falta la salud, el tiempo o el dinero. Pero todos, como les decía podemos estar presente. La fe nos ilumina sobre la fuerza del espíritu. Queremos juntarnos y queremos rezar para que ese mismo Espíritu que animó a los Obispos en Brasil nos anime a nosotros y queremos que ese mismo Espíritu nos entusiasme para así anunciar a nuestros hermanos a Jesús, El es el Camino, la Verdad y El es la Vida verdadera. Desde la propia experiencia de sabernos amados por Dios y que Jesús nos ha hecho bien en su paso por nuestras vidas nos convertiremos en misioneros. Todos estamos llamados a “recomenzar desde Cristo”, desde la experiencia del encuentro con Cristo es que anunciamos a nuestros hermanos al Señor, lo anunciamos en nuestras familias, amigos, vecinos, comunidades.

Pero aprovecho la invitación para recordarles y quizá para contarles a algunos de ustedes que la Iglesia que peregrina en Cruz del Eje, desde hace muchos años está consolidando un plan de pastoral que ha ayudado a experimentar la Iglesia como la propia casa y a sentir y vivir la unidad y la pertenencia. Por ello queremos contemplar el camino recorrido, celebrando y descubriendo como pueblo de Dios los pasos que tenemos que seguir dando.

En La Diócesis hemos profundizado en estos últimos años en la Palabra, ella ha ocupado y ocupa un lugar importante en nuestras vidas. Hemos descubierto nuevamente que el primer espacio de encuentro con Jesucristo se da en el conocimiento profundo y vivencial de la Palabra de Dios

Quiera Dios que la Palabra siga siendo para cada uno lámpara y luz para nuestro camino. La lectura orante de la Palabra nos ayudará a crecer en la oración, trato íntimo con el Señor. Y desde este trato íntimo seremos impulsados a anunciar la Buena Nueva, de lo contario: ¿cómo vamos a anunciar un mensaje cuyo contenido y espíritu no conocemos a fondo? Debemos fundamentar nuestro compromiso misionero y toda nuestra vida en la roca de la Palabra de Dios, nos lo recordaba el Papa Benedicto XVI al comienzo del encuentro de los Obispos en el Santuario de Ntra Sra de Aparecida. (DI 3)

En la Misa y en las celebraciones podremos seguir dando pasos privilegiados en el conocimiento del Señor, pero también en las pequeñas comunidades. Sería muy bueno que busquemos fortalecer o comenzar en aquellos lugares donde todavía no se ha comenzado con los grupos fraternos, es allí donde podemos experimentar mejor la pertenencia cordial a la Iglesia de modo personal y familiar.

Espero poder volver a escribirles para la Navidad. Con la esperanza de verlos y la seguridad de la oración unos por otros, les mando una muy fraternal bendición.

“Conocer a Jesucristo por la fe es nuestro gozo; seguirlo es una gracia, transmitir este tesoro a los demás es un encargo que el Señor, al llamarnos y elegirnos, nos ha confiado.” (DA 18)

Mons. Santiago Olivera, obispo de Cruz del Eje


Publicado por verdenaranja @ 22:32  | Hablan los obispos
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios