S?bado, 14 de noviembre de 2009

Desde la Vicaría General se nos envía el Rito de Admisión al Catecumenado de niños mayores de siete años sin bautizar.
“Como hemos asumido en los servicios diocesanos nuestra tarea de servir  y ayudar a que esto vaya siendo realidad en cada una de nuestras  parroquias, les enviamos, ahora, algunas sugerencias, siguiendo el RICA, para si algún niño o niña, tras un tiempo, al menos un curso,  lleva preparándose para recibir los sacramentos de Iniciación  Cristiana, durante este adviento pueda realizar este rito, que puede y  hasta debe ser adaptado a cada situación, de "admisión al catecumenado".
 

RITO DE ADMISIÓN AL CATECUMENADO

DE LOS NIÑOS (RICA Nº 314 o página 158) 

RITO DE ADMISIÓN 

Este rito debe celebrase ante una asamblea activa (si puede hacerle sentir vergüenza o miedo que no sea una asamblea muy numerosa: familiares, compañeros de grupo de catequesis, algunos miembros de la comunidad) a ser posible que estén los padres o tutores del niño, en caso de que no puedan que haya algunos fieles idóneos –catequistas- que presenten a los niños. 

El rito de la admisión celébrese en el templo o un lugar apto que permita la vivencia íntima de la admisión. Puede comenzarse en la puerta del templo y continuar luego la liturgia de la palabra en el interior. 

Monición previa (puede utilizarse esta o realizar alguna especial conforme a las circunstancias y a la realidad de los niños):

         Con inmensa alegría e ilusión os recibe esta familia llamada la iglesia en esta su casa. Hace ya mucho tiempo, Jesús mandó a los suyos que fueran por todos los rincones del mundo y que anunciaran su mensaje de amor y de esperanza a todos los hombres y mujeres. Pero no los dejó solos, les prometió que Él estaría siempre a su lado hasta el fin de la historia. Hoy 2 mil años después, Jesús sigue estando a nuestro lado, y les ha invitado a ustedes a venir a formar parte de su familia, a conocerlo cada vez más y mejor, a sentir el cariño que les tiene y a estar cada vez más cerca de Él, viviendo conforme a su mandamiento del amor.     

Diálogo con los niños (puede utilizarse este o algún otro que se crea conveniente) (Además se invita a los niños para que se acerquen al celebrante): 

CELEBRANTE:          (N), ¿qué quieres hacer?

NIÑO:                          Quiero hacerme cristiano

CELEBRANTE:          ¿Por qué quieres hacerte cristiano?

                                      (se puede dejar la respuesta espontánea a los niños)

NIÑO:                           Porque creo en Cristo/quiero bautizarme/quiero la fe/ etc.

CELEBRANTE:          Y la fe en Cristo, ¿qué te otorga?

NIÑO:                           La vida eterna 

Como ya creen en Cristo y quieren que les preparen para el Bautismo, con gran alegría les recibimos en la familia de los cristianos, en la que conocerán a Cristo cada día mejor. Y juntamente con nosotros se esfuercen en vivir como hijos de Dios, según nos enseñó Cristo: Amarás a Dios con todo tu corazón. Amaos unos a otros como yo os he amado.  

Diálogo con los padres y/o la asamblea: 

         CELEBRANTE:  (Nombre de los niños), vayan ahora a sus padres (padrinos, catequistas, tutores) para que les den su consentimiento (en caso de que los padres no estén presentes habría que tener con anterioridad su consentimiento), y pídanles que se acerquen con ustedes aquí. (se espera a que lleguen)

         Queridos padres, sus hijos piden que les preparemos para el Bautismo. ¿Les dan el consentimiento que ellos desean)

         PADRES: Sí, les damos nuestro consentimiento.

         CELEBRANTE: ¿Están dispuesto a ayudarles, en lo que depende de ustedes, a la preparación para el Bautismo?

         PADRES: Sí, estamos dispuestos. 

         CELEBRANTE: (Se dirige ahora a la asamblea) Como para proseguir el camino que hoy empiezan estos niños necesitan la ayuda y el auxilio de nuestra fe y de nuestra caridad, os pregunto también a vosotros, amigos y compañeros de los niños: ¿están dispuestos a colaborara par que lleguen gradualmente al Bautismo? 

         TODOS: Sí, estamos dispuestos.      

Signación (se pueden signar otras partes del cuerpo RICA nº 323): 

         ¡Ojalá se acuerden siempre de Cristo y le seáis fieles, pues les ha llamado a vosotros/ustedes (nombra a los niños) para que sean amigos suyos!

         Por esto yo os signo a vosotros con la cruz de Cristo, que es la señal de los cristianos. Este signo les moverá en adelante a acordaros de Cristo y de su amor. 

(se hará la señal de la cruz en la frente de cada niño sin decir nada) 

Si se cree oportuno se invita también a los padres y catequistas a que hagan la señal de la cruz sobre la frente de los niños: 

También ustedes, padres de estos niños y catequistas, puesto que sois de Cristo, signadlo con la señal de Cristo. 

Entrada en el Templo (se invita a que los niños estén con sus madres, padres o compañeros dentro del templo):        

         Ahora, pues, pueden ocupar un lugar entre los cristianos reunidos. Vengan, pues, para oír al Señor, que nos habla a nosotros, y para orar con nosotros. 

CANTO: Vienen con alegría; Que alegría cuando me dijeron; Juntos como hermanos o cualquier canto de alegría que se ensaye con los niños y que conozcan los que participan. 

LITURGIA DE LA PALABRA 

Lecturas y homilía (el celebrante puede elegir los más indicados, o utilizar las lecturas del día) Ofrecemos algunas posibilidades:

Mt 7, 24-29: la casa cimentada sobre roca

Mc 12, 28-31: el mandamiento principal

Lc 8, 4-9. 11-15: parábola del sembrador

Lc 19, 1-10: Zaqueo

Jn 13, 34-35: El mandamiento nuevo 

Entrega de los evangelios (Se puede aprovechar este momento para entregar los evangelios de manera que los niños vayan profundizando en el misterio de la Palabra de Dios)

         Monición: Padre Bueno, en distintas ocasiones y de muchas maneras hablaste antiguamente a los hombres, ahora tu palabra se ha hecho carne en tu hijo Jesucristo y nos has mostrado en Él, el inmenso amor que nos tienes. De ahí, que las personas que vivieron con Jesús, experimentaron su presencia y su mensaje como una alegre noticia. Haz que también nosotros acojamos esta buena noticia de Jesús, leyendo sus enseñanzas, profundizando en sus palabras y siguiendo su ejemplo. 

CELEBRANTE:       Que la Palabra de Dios guíe siempre tu vida

NIÑO/A:                Amén 

Súplicas 

CELEBRANTE:      Oremos por estos queridos niños, que son vuestro hijos o vuestros compañeros y amigos, y que ahora se acercan a Dios:

Lector:

Que aumentes más cada día su deseo de vivir con Jesús.

R./  Te lo pedimos, Señor. 

Lector:

Que viviendo en la Iglesia, encuentren en ella la felicidad:

R./  Te lo pedimos, Señor. 

Lector:

Que en la preparación del Bautismo, les concedas fortaleza y perseverancia:

R./  Te lo pedimos, Señor. 

Lector:

Que les libres con bondad de la tentación del temor y del desaliento:

R./  Te lo pedimos, Señor. 

Lector:

Que les des con largueza la alegría de recibir el Bautismo, la Confirmación y la Eucaristía:

R/  Te lo pedimos, Señor. 

El celebrante concluye con esta oración: 

Oh Señor, que has suscitado en estos niños

el deseo de hacerse perfectos cristianos,

haz que, caminando con perseverancia hacia ti,

vean cómo escuchas sus deseos y nuestras súplicas.

Por Jesucristo nuestro Señor. 

Todos:

Amén. 

         Al final se entona algún canto.

         Pero si se celebra la Eucaristía a continuación, se despide a los catecúmenos. 

 


Publicado por verdenaranja @ 23:05  | Liturgia
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios