Martes, 01 de diciembre de 2009

 Desde el Área de Pastoral Social nos ofrecen el subisidio litúrgico para el segundo domingo de Adviento 2009 - C.
6 de Diciembre de 2009

MONICION DE entrada.

Hermanos y hermanas: Con gozo nos hemos reunido a celebrar la Eucaristía en este 2º domingo de Adviento. Para Celebrar la Eucaristía como una experiencia que renueva y fortalece nuestra fe, es necesario que escuchemos, desde nuestro interior, con atención y alegría la buena noticia de Jesús.

Durante la semana, hemos visto la televisión, hemos escuchado la radio y hemos leído la prensa. Vivimos aturdidos por toda clase de mensajes, voces, ruidos, noticias, información y publicidad. Necesitamos, con urgencia, escuchar otra voz diferente que nos libere por dentro.

Una voz poderosa, la de Juan el Bautista, nos alerta sobre la necesidad de preparar el camino al Señor. Cuando Juan nos hace esta llamada se refiere a las actitudes que debemos cultivar para recibirle. El Mesías es nuestro Salvador que quiere venir a nosotros y a nuestra tierra, pero nosotros, a veces, no favorecemos su venida porque nos sentimos suficientes y queremos arreglarlo todo con nuestras fuerzas.

Nos ponemos de pie, para recibir al Sacerdote, mientras cantamos….Preparad el camino al Señor y escuchad…

(Después del saludo del celebrante, encendemos las 2º vela de la corona de Adviento)

Mientras se enciende la vela, el sacerdote dice  y todos repetimos:

Señor, haz que abramos nuestro corazón
para que Tú mantengas encendida nuestra esperanza,
y la voluntad de construir un mundo en paz y justicia.

ACTO PENITENCIAL

MONICIÓN A LA PRIMERA LECTURA

El profeta Baruc anuncia un acontecimiento cósmico. Alguien se acerca victorioso. No es sólo un líder, es todo un pueblo el que se pone en marcha hacia una ciudad. Se trata del retorno de un pueblo desterrado, pero tocado por el amor misericordioso de Dios. Escuchemos.

MONICIÓN A LA SEGUNDA LECTURA  

Pablo, el apóstol de los gentiles,  se apoya en la oración para su trabajo. En el pasaje que vamos a escuchar tiene en cuenta a los cristianos de Filipo, y da gracias a Dios por la colaboración de ellos en los trabajos del Evangelio.   Escuchemos la lectura y dejémonos iluminar por ella.

MONICIÓN AL EVANGELIO 

La salvación no viene de la mano de los poderosos, sino de la mano de los pobres y pequeños, de los que están abiertos a la Palabra de Dios.  Lo que anunciaron los profetas se cumplió en una fecha y en un lugar determinado.
Juan, el precursor, en el Evangelio que vamos a escuchar nos invita a la conversión.  Hoy nos hace una llamada especial a vivir en paz y a trabajar por la paz. Escuchemos dispuestos a dejarnos convertir. 

CUESTIONES  PARA  LA  REFLEXIÓN EN LOS MOMENTOS DE SILENCIO ORACIONAL  DESPUÉS DE LA HOMILÍA

¿Qué caminos torcidos hay en mi vida?... 
 ¿Qué es lo que el Señor quiere que yo enderece en mi vida personal? 
 PARA COLABORAR A QUE SE ENDERECEN los caminos de la violencia, el desencuentro, las luchas: ¿Qué pasos voy a dar?

ORACIÓN DE LOS  FIELES

Como comunidad que espera cada día la llegada de Cristo y de su Reino, oremos al Padre, respondiendo a cada petición:  Venga a nosotros tu Reino.

Que crezca la justicia, la paz, la verdad y el amor entre las personas y los pueblos, y que  nosotros colaboremos en ello. Oremos…

Que, como Juan, seamos capaces de denunciar las manifestaciones de violencia e injusticia que oprimen a tantos pueblos y personas. Oremos…

Que las autoridades, en cuyas manos está poner los medios para frenar el cambio climático que está empobreciendro más a los pueblos ya pobres, sean responsables con sus decisiones políticas.  Oremos...

Que sepamos reconciliarnos con nosotros mismos y trabajemos por crear un ambiente de paz en  todas nuestras relaciones. Oremos. 

Que sepamos consolar a los que lloran y dar esperanza a los hombres y mujeres que viven en tristeza. Oremos…

 Que la Iglesia Universal y nuestra Iglesia local sea cada vez mejor signo creíble  e icono del Reino de Dios entre nosotros. Oremos.

Que estemos siempre atentos y a la escucha de la Palabra de Dios que viene siempre a nosotros. Oremos.

Que nuestra comunidad parroquial y cada uno de nosotros, estemos en postura de conversión continua, superando nuestra apatía, dejadez, egoísmo y autosuficiencia. Oremos… 

PRESENTACIÓN DE OFRENDAS –  Lenguaje de los signos

Encíclica Caritas in Veritate

Presentamos en el altar la última  Encíclica  de Benedicto XVI que contiene un programa de conversión en este momento histórico para los que estamos llamados a  vivir en coherencia con los valores del Reino: justicia, paz, verdad, amor. 

Megáfono:

Presentamos este megáfono que es un instrumento que aumenta la potencia de la voz para que sea escuchada.  Queremos agudizar nuestro oído para escuchar la llamada que el Señor nos hace hoy a convertirnos y a anunciar la paz que Jesús nos trae.   

Colecta

Presentamos la colecta de hoy destinada a Cáritas. Este dinero es fruto de nuestro compartir con los hermanos más necesitados.  Queremos vivir con austeridad estas Navidades, compartiendo más con las personas y familias más necesitadas.  

Pan y  vino

Presentamos el pan y vino que se transformará en el Cuerpo y Sangre de Jesús y nuestro alimento para el camino. 

ACCIÓN DE GRACIAS, DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Tu Palabra  nos ha iluminado, nos ha abierto  los ojos  para descubrir nuestros egoísmos, nuestras cobardías, nuestra apatía, nuestras envidias e insolidaridad… 
Padre, Tú permaneces fiel, estás cerca, eres misericordioso y, en tu Hijo,  nos ofreces la verdadera salvación.
Por ello, te damos las GRACIAS, PADRE BUENO Y MISERICORDIOSO. 

Señor Jesús,  Tú estás cerca y vienes a nuestra historia de cada día, dispuesto a hacerte uno de nosotros y a mostrarnos con tu estilo de vida, cómo podemos ir acogiendo tu Reino de Paz, justicia y amor.
Te damos la gracias, por ello,  Jesús 

Espíritu Santo, Tú nos acompañas y nos das fuerza para levantarnos, cuando caemos, es decir para convertirnos.
Te damos las gracias, Espíritu de Jesús.

 


Publicado por verdenaranja @ 23:02  | Liturgia
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios