S?bado, 05 de diciembre de 2009

Carta de los Obispos  nicaragüenses, reunidos en nuestra Asamblea ordinaria anual, dirigida a toda la población de la nación, con fecha el 18 de noviembre de 2009. 

Comunicado de la Conferencia Episcopal, haciendo un llamado a la reflexión y cambio de comportamiento a la luz del evangelio 
Miércoles, 18 de Noviembre de 2009 16:03 

A todos los nicaragüenses, hombres y mujeres de buena voluntad:

Nosotros, los Obispos de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, reunidos en  ocasión de nuestra Asamblea Ordinaria Anual, ante los momentos difíciles que actualmente vive nuestro pueblo nicaragüense, hacemos un llamado a la reflexión y al cambio de comportamiento a luz del evangelio.  

Es motivo de preocupación para todos:

1.    El creciente deterioro moral a nivel personal y social que se manifiesta entre otras cosas en el predominio de la fuerza sobre la razón, el irrespeto y la manipulación de las personas, la amenaza a derechos fundamentales como la libre expresión y movilización.

2.    La descomposición social que se manifiesta en el desprecio a la vida en todas sus fases, el irrespeto a las leyes, la inseguridad ciudadana, la creciente desconfianza entre las personas y el uso de lenguaje y de medios violentos para manifestar o imponer las propias ideas.  

Sin embargo, hay motivos de esperanza:  

1.    Es nuestra firme convicción que los seres humanos somos imagen y semejanza de Dios (Gn 1,26), llamados a reproducir la imagen de su Hijo Jesucristo (Rm 8,29), por lo que estamos capacitados para relacionarnos en un marco de serenidad, respeto y libertad.

2.    De  la muerte y resurrección de Jesucristo brota la certeza de que Dios “hace nuevas todas las cosas” (Ap 21,5), por lo que invitamos a todos a creer que es posible construir una nueva convivencia social fundada en la solidaridad, la paz, la justicia y el amor.  

Finalmente exhortamos: 

1.    Al Poder Ejecutivo y a las fuerzas políticas a que rechacen y condenen todo tipo de violencia, sobre todo la que tiene como objeto atemorizar y reprimir la libertad de expresión y movilidad de nuestro pueblo.

2.    A todos los nicaragüenses a manifestar sus propias ideas, haciendo prevalecer en todo momento los medios pacíficos, la capacidad de diálogo, el respeto a la legalidad y la búsqueda del bien común, no dejándose arrastrar ciegamente por manipulaciones de líderes irresponsables que incitan a la violencia.

3.    A todos nuestros sacerdotes, religiosos, religiosas  y fieles católicos a que, teniendo en cuenta los riesgos a los que está expuesta la paz en nuestro país,  intensifiquemos el espíritu de oración, organizando jornadas de adoración eucarísticas.

4.    A celebrar las próximas solemnidades de la Inmaculada Concepción de María y la Natividad de nuestro Señor con confianza.  

Dado en Managua en el Seminario Nacional Nuestra Señora de Fátima, en la memoria de la dedicación de la Basílica de San Pedro y San Pablo  a los 18 días de noviembre, del año 2009. 

+Mons. Leopoldo José Brenes Solórzan
Arzobispo Metropolitano de Managua  
Presidente de la CEN                                      

+ Mons. Juan Abelardo Mata Guevara
Obispo de Estelí
Vicepresidente de la CEN 

+Mons. Sócrates René Sándigo Jirón   
Obispo de Juigalpa    
Secretario General de la CEN      

+Mons. David Zywiec Sidor Ofm. Cap.
Obispo auxiliar del Vicariato Apostólico
de  Bluefields
Ecónomo General de la CEN 

+Mons. Bernardo Hombach Lutkeimeier
Obispo de Granada                 

 + Mons. Silvio José Baez OCD.      
Obispo Auxiliar de Managua                                       

  +Mons. Jorge Solórzano Pérez    
Obispo de Matagalpa                      

     +Mons. Bosco Vivas Robelo     
Obispo de León                                        

 +Mons. Pablo Schmitz Simon. Ofm Cap.
Obispo del Vicariato Apostólico de  Bluefields

 +Mons. Carlos Enrique Herrera  Gutiérrez  
Obispo de Jinotega                                                      


Publicado por verdenaranja @ 22:55  | Hablan los obispos
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios