Lunes, 28 de diciembre de 2009

SANTA MARÍA, MADRE DE DIOS
1 de Enero de 2010

 Hermanas y hermanos, que la paz de Dios esté con todos vosotros.

Bienvenidos en este inicio del año 2010. Nos reuni­mos hoy en esta iglesia, justo una semana después de celebrar el nacimiento del Hijo de Dios. Y hoy, en este día que coincide con el inicio del año, recordamos con un gozo especial a aquella que nos lo trajo al mundo: María, la mujer fiel, la mujer que supo responder como nadie a la llamada que Dios le hizo, y así se convirtió en la madre del sal­vador.

Con la alegría de la Navidad, unidos a María, y poniendo ante Dios nuestros más sinceros anhelos de paz para el mundo entero en este año que comienza, iniciemos nuestra celebración).

A. penitencial: En silencio, pidamos la paz y el amor del Señor.

Hijo de Dios, que, nacido de María, te hiciste nuestro hermano. SEÑOR, TEN PIEDAD.

Palabra eterna del Padre, por la que todo ha venido a la existencia. CRISTO, TEN PIEDAD.

Luz verdadera, que has venido al mundo para traernos la paz y la salvación. SEÑOR, TEN PIEDAD. 

Oración universal: Al empezar este año 2010, presente­mos al Padre nuestra oración y pidamos que derrame su amor sobre nosotros y sobre el mundo entero. Oremos diciendo: PADRE, ESCÚCHANOS.

1. Oremos por el papa Benedicto, por los obispos, sacer­dotes y diáconos, y por todos los cristianos y cristianas. Para que todos sepamos transmitir alegría y mostremos en nuestras vidas el rostro misericordioso de Dios. OREMOS:

2. Oremos por todos los pueblos de la tierra, y de un modo especial por los que sufren los horrores del hambre o de la guerra. Para que todo el mundo pueda vivir en paz y prosperidad. OREMOS:

3. Oremos por los que a lo largo de este año vivirán acon­tecimientos importantes para sus vidas. Por los niños que nacerán, las parejas que se casarán, los que se consagrarán a la vida sacerdotal o religiosa. Que Dios les bendiga y les acompañe siempre. OREMOS:

4. Oremos por los trabajadores del campo y del mar, por los que se ganan la vida en las fábricas y en los talleres, por los que están en las oficinas y en los centros de enseñanza. Para que su trabajo les permita una vida digna y tranquila. OREMOS:

5. Oremos también por los que no tienen empleo o han de trabajar en condiciones precarias y sin seguridad ante el futuro. Para que se terminen estas situaciones dolorosas e injustas. OREMOS:

6. Oremos finalmente por todos los hombres y mujeres, de cualquier lugar del mundo. Para que a todos llegue el amor, la paz y la vida que Dios nos da. OREMOS:

Escucha, Padre, nuestra oración, y llénanos con tu luz. Por Jesucristo, tu Hijo, el hijo de María, nuestro hermano, que vive y reina por los siglos...

Padrenuestro: El Hijo de Dios se hizo hombre para hacer de nosotros hijos e hijas de Dios. Por eso ahora, siguiendo su enseñanza, nos atrevemos a decir:


CPL


Publicado por verdenaranja @ 19:09  | Liturgia
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios