Lunes, 28 de diciembre de 2009

DOMINGO SEGUNDO DE NAVIDAD
3 de Enero de 2010

 

La paz y el amor de Dios, nuestro Padre, que se ha mani­festado en Cristo, nacido para nuestra salvación, esté con todos vosotros.

Hemos empezado un nuevo año, y aquí estamos otra vez, reunidos para celebrar la Eucaristía del domingo. En medio de la alegría y quizá también el agobio de estas fiestas, hoy es un día pacífico, que nos invita a meditar con sencillez el misterio del niño de Belén.

- El Hijo de Dios, el Dios hecho hombre, ha venido a vivir nuestra misma vida. Su palabra, su amor fiel hasta la muerte, es luz para todos. Seguirle a él, intentar vivir como él, es el camino de la felicidad.

A. penitencial: En silencio, oremos al Señor.

Hijo de Dios, que, nacido de María, te hiciste nuestro hermano. SEÑOR, TEN PIEDAD.
Palabra eterna del Padre, por la que todo ha venido a la existencia. CRISTO, TEN PIEDAD.
Luz verdadera, que has venido al mundo para traernos la paz y la salvación. SEÑOR, TEN PIEDAD:

1. lectura (Eclesiástico 24,1-2.8-12): La primera lectura de este domingo es un escrito de un sabio del AntiguoTes­tamento. La lectura imagina a la sabiduría de Dios como si fuese una persona, que explica sus obras de salvación en medio del pueblo elegido. Nosotros, los cristianos, vemos en esta Sabiduría un anuncio deJesucristo, que nos ha mostrado la vida y el amor de Dios.

2. lectura (Efesios 1,3-6.15-18): La segunda lectura es una gozosa acción de gracias por todo lo que hemos reci­bido de Jesucristo. Escuchémosla con alegría.

Antes del aleluya (ey.:Juan 1,1-8): Preparémonos ahora para la proclamación del evangelio. Escucharemos un texto muy conocido, que nos invita a contemplar a Jesús, que es la Palabra hecha carne, la luz y la vida para todos. Recibámoslo con el canto del aleluya.

Oración universal: Jesús es nuestro camino hacia el Padre. Aquel niño de Belén nos abrirá, con su vida y su muerte, las puertas de la esperanza. Por eso ahora, con la esperanza que Jesús nos da, oremos a nuestro Dios diciendo: ESCÚCHANOS, PADRE.

1. Por los cristianos y cristianas de todo el mundo. Para que con nuestra vida y nuestra palabra, demos buen testimonio del evangelio de Jesucristo. OREMOS:

2. Por todas las naciones de la tierra. Para que en todas arraigue la justicia y la concordia, y todo el mundo pueda tener lo necesario para vivir. OREMOS:

3. Por los que viven el dolor de la muerte de algún ser querido. Para que encuentren fortaleza y compañía para salir adelante. OREMOS:

4. Por nosotros. Para que estas fiestas de Navidad nos ayuden a tener un espíritu más abierto y generoso. OREMOS:

Escucha, Padre, nuestras plegarias.Te lo pedimos por Jesucristo, tu Hijo, nuestro hermano, que vive y reina por los siglos de los siglos.

Padrenuestro: Hemos esuchado en el evangelio: "A cuan­tos le recibieron les da poder para ser hijos de Dios, si creen en su nombre". Nosotros le hemos recibido, nosotros creemos en su nombre. Por eso somos hijos e hijas de Dios, y nos dirigimos a él diciéndole:

CPL


Publicado por verdenaranja @ 19:19  | Liturgia
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios