S?bado, 02 de enero de 2010

Ho Chi Minh City (Agencia Fides) – El Papa y el Presidente de Vietnam son como “dos padres de familia en una aldea”, que se encuentran para “asegurar a la población la concordia, la paz, la verdad y el amor”. La aldea global de hoy es el mundo. Usando esta original metáfora, el Cardenal Jean-Baptiste Pham Minh Man, Arzobispo de Ho Chi Minh City, en una entrevista a la Agencia Fides, describe sus impresiones y sus esperanzas en la vigilia del encuentro entre Benedicto XVI y el Presidente Nguyen Minh-Triet, prevista para hoy, 11 de diciembre, en Vaticano.

¿Cuáles son sus impresiones acerca del inminente encentro entre el Papa y el Presidente de Vietnam?

En tiempos de globalización el mundo se ha empequeñecido, transformándose en una aldea en la que las naciones son como familias que viven unas para las otras y dependen unas de las otras. Y, en segundo lugar, la tradición cultural de Vietnam, las familias, en sus relaciones mutuas, asumen un comportamiento inspirado en los sentimientos propios de una aldea. Con esta metáfora quiero subrayar que el Vaticano y Vietnam parecen tener la voluntad de construir relaciones de este tipo. Espero que la situación actual y el encuentro entre el Papa y el Presidente, que en perspectiva comporta ventajas para ambas partes, haga nacer relaciones de esta índole.

¿Cómo juzga las relaciones actuales entre el Vaticano y Vietnam o aquellas futuras?

Pienso que todo tipo de relación puede tener también puntos de desacuerdo. Pero deseo que, a través del diálogo, en el respeto recíproco y en la búsqueda de la verdad, paso a paso, las dos partes se comprendan mejor y, juntas, superen los puntos de desacuerdo, en un espíritu de “concordia de la aldea”. Como Iglesia en Vietnam, buscamos hacer nuestra parte en este camino: por ejemplo, luego de un largo trabajo de traducción a la lengua vietnamita, el 4 de diciembre pasado hemos difundido en todo el país y entre las autoridades civiles la Encíclica del Papa Benedicto XVI Caritas in Veritate. Es un gesto que esperamos pueda contribuir a mejorar la comprensión de lo que es la Iglesia y del espíritu con el que ella actúa.

¿Cómo vive la comunidad católica en Vietnam este encuentro histórico?

La comunidad católica en Vietnam, desde un punto de vista general, espera que los “jefes de las dos familias de la aldea global” simpaticen una con la otra y juntas creen un clima de concordia para todas las familias de la aldea, uniendo sus fuerzas para asegurar un desarrollo integral a toda la comunidad. Todos deseamos que la “aldea” se transforme en una nueva comunidad humana en donde reinen la verdad, el amor, la justicia y la paz. (PA) (Agencia Fides 11/12/2009; líneas 36, palabras 479)


Publicado por verdenaranja @ 16:34  | Entrevistas
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios