Martes, 05 de enero de 2010

BAUTISMO DEL SEÑOR – C
10 de Enero de 2010

La gracia y la paz de nuestro Señor Jesucristo esté con todos vosotros.

El miércoles, en la fiesta de la Epifanía, contem­plábamos al niño Jesús que es luz para todos los pueblos de la tierra. Aquella tierna historia de los magos llegados de Oriente nos quiere enseñar que la salvación de Jesús es para todos, sin ninguna exclusión.

Hoy, en la fiesta del Bautismo del Señor, vemos cómo aquella historia comienza a hacerse realidad. Jesús ya no es un niño. Jesús es ya una persona adulta que va al río Jordán, donde Juan bautizaba, y, mientras reza, ve cómo el Espíritu desciende sobre él y el Padre lo proclama como su Hijo amado. Hoy, Jesús comienza su misión. Y nosotros somos invitados a creer en él y a seguirle).

A. penitencial: En silencio, preparémonos para celebrar la Eucaristía.

— Tú, estrella luminosa para toda la humanidad. SEÑOR,TEN PIEDAD.
Tú, fuente de inmensa alegría. CRISTO, TEN PIEDAD.
Tú, camino de verdad y de vida. SEÑOR,TEN PIEDAD.

Antes de las lecturas: Escuchemos ahora las lecturas de la Palabra de Dios. Escuchemos cómo Dios se ha acer­cado a nosotros, cómo se nos ha manifestado lleno de amor. En Jesús hemos conocido este amor de Dios, que acompaña nuestras vidas y nos llama a caminar por su mismo camino.

Oración universal: Unidos en la misma fe, presentemos al Padre nuestras plegarias diciendo: ESCÚCHANOS, PADRE.

Por la Iglesia, por todos los que creemos en Jesús y queremos seguirle. OREMOS:

Por los sacerdotes, llamados a dedicar su vida entera a anunciar el Evangelio de Jesucristo. OREMOS:

Por los que dudan de su fe, por los que están desanima­dos en su camino cristiano. OREMOS:

Por todas las personas de buena voluntad que trabajan y luchan por la justicia y por la paz. OREMOS:

Por los que en este domingo nos hemos reunido aquí para celebrar la Eucaristía y compartir la mesa de Jesús. OREMOS:         

Escucha, Padre, nuestra oración, y ayúdanos a dar un buen testimonio de nuestra fe con toda nuestra vida. Por Jesucristo, nuestro Señor.

Padrenuestro: Por el bautismo somos hijos e hijas de Dios. Dirijámonos a él con toda confianza diciendo:


Publicado por verdenaranja @ 14:05  | Liturgia
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios