Jueves, 14 de enero de 2010

DOMINGO 2 DEL TIEMPO ORDINARIO / C
17 de enero de 2010



Hermanos y hermanas, el Señor esté con vosotros.

Durante cinco domingos, hasta el inicio de la Cuaresma, recordaremos los primeros pasos de la predicación de Jesús de Nazaret. Sus hechos y palabras que deben guiar y fecundar nuestra vida de cada día.
Anhelamos que así sea. Con la firme confianza en que su Espíritu está en nosotros para darnos el ánimo y la fuerza que siempre necesitamos.

A. penitencial: Por ello, al iniciar nuestra celebración, pedimos saber abrirnos a la Palabra salvadora de Jesucristo. Reconocemos lo que hay de pecado en nosotros y pedimos que el Espíritu de Dios renueve nuestra vida (silencio).

- Tú, estrella luminosa para toda la humanidad. SEÑOR, TEN PIEDAD.
- Tú, fuente de inmensa alegría. CRISTO, TEN PIEDAD.
- Tú, camino de verdad y de vida. SEÑOR, TEN PIEDAD.
-
Dios, nuestro Padre, que envió a su Hijo para manifestar su amor a todos, tenga misericordia de nosotros, perdone nuestros pecados y nos lleve a la vida eterna.

1. lectura (Isaías 62,1-5): En el evangelio se nos evocará el primer signo o milagro de Jesús: precisamente para que no faltara la alegría en una boda. Y también en esta primera lectura se nos habla del amor de un marido por su esposa. Un marido que es Dios y una esposa que es su pueblo.
Salmo (95): Cantemos ahora, con las palabras del salmo, el gran amor que Dios tiene para con nosotros y para con toda la humanidad.

2. lectura (1 Corintios 12,4-11): Durante siete domingos leeremos como segunda lectura fragmentos de una carta de san Pablo a la comunidad cristiana de la ciudad griega de Corinto. Es uno de los textos más antiguos del Nuevo Testamento, que nos pone en contacto con la vida (las cualidades y los defectos) de aquellos primeros cristianos.

Oración universal: Presentemos nuestras preces al Padre. El nos ama, y quiere que todos los hombres y mujeres de la tierra puedan vivir en su amor. Oremos diciendo: ESCÚCHANOS, PADRE

1. Para que los cristianos seamos ejemplo de servicio, de generosidad, de lucha por la justicia, de amor a los pobres. OREMOS:

2. Para que las Iglesias cristianas alcancemos la unidad bajo la guía de nuestro único pastor, Jesucristo. OREMOS:

3. Para que crezcan en nuestras comunidades las vocaciones sacerdotales y religiosas. OREMOS:

4. Para que nuestros gobernantes y políticos busquen el bien de todos los ciudadanos, y especialmente e de los que tienen menos posibilidades. OREMOS:

5. Para que se acabe la fabricación y el comercio dE armas. OREMOS:

6. Para que todos los que participamos de esta Eucaristía vivamos la alegría de seguir a Jesucristo. OREMOS:

Escucha, Padre, nuestra oración, y derrama sobre nosotros los dones de tu gracia. Por... 
Publicado por verdenaranja @ 22:57  | Liturgia
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios