S?bado, 30 de enero de 2010

Mensaje de monseñor Rubén Oscar Frassia, obispo de Avellaneda-Lanús para la Navidad 2009. (AICA) 

“EL SEÑOR NACE, VAYAMOS A ADORARLO” 

Podemos decir que si un pueblo no adora, no ha llegado a la plenitud del conocimiento. Ante los avatares de la vida, las agitaciones, los conflictos que pululan por doquier, las incertidumbres políticas, sociales, familiares y personales, las heridas provocadas en el sujeto persona que somos cada uno de nosotros,  la aridez y la sequía espiritual, a pesar de la “lluvia” pretenden herir gravemente el interior de cada uno de nosotros. Nos podríamos situar como en la soledad  del “desierto”.

Hoy más que nunca debemos concentrar nuestra atención en este Niño que nos vuelve a traer la luz, y el sentido de toda nuestra vida. Nace el Niño Dios, surge de nuevo la esperanza.

Esta visita debe ser acogida por cada uno de nosotros. Pero más allá de lo moral, toca profundamente nuestra existencia, la vida humana. Dios se hace hombre, para que el hombre llegue a Dios. Esto es lo más original del misterio cristiano. Su presencia define, su cercanía ilumina, su amor da sentido a toda nuestra vida. En esta Noche Buena se nos da de nuevo la esperanza.

Adoremos el misterio, contemplemos a este Niño, vivamos con alegría su amor. Con Él es posible vivirlo, recibirlo y entregarlo a los demás. Todos somos llamados. Nadie está excluido ni descartado. El pecado, la mentira, la corrupción, la injusticia, el odio, el resentimiento, la venganza, la destrucción, son vencidas. Es la Noche Buena, porque es la Noche del Amor que nace, del Amor que llama, del Amor que exige.

Le deseo a cada uno de Uds., que esta Nochebuena y hermosa Navidad, podamos vivirla en familia, pensando que si viene Dios, nadie puede quedar solo. Abramos nuestro corazón y nuestra casa, para recibir a algún hermano o hermana que esta solo, para que nuestra fe sea más creíble y juntos podamos vivir como HERMANOS. Y que como los pastores, vayamos  a ver a Jesús, adorar a Jesús y anunciar a Jesús

Feliz Nochebuena, Feliz Navidad.

Los bendigo como Padre y Pastor.  

Mons. Rubén Oscar Frassia, obispo de Avellaneda-Lanús 


Publicado por verdenaranja @ 22:48  | Hablan los obispos
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios