Lunes, 22 de febrero de 2010

Guión de Hora Santa Vocacional en el Año Sacerdotal, distribuida por la Delegación de Vocaciones de la Diócesis de Tenerife y celebrada en la tarde del 21 de Febrero de 2010 en la iglesia de Santa María de los Ángeles de Garachico, Tenerife, con motivo de la "Peregrinación Vocacional 2010".


HORA SANTA VOCACIONAL *EN EL AÑO SACERDOTAL*

"La mies es mucha y los trabajadores son pocos" 

Introducción:

La más fascinante aventura que puede tener una persona es "encontrar" a Jesús de Nazaret.
Este encuentro no es para unos privilegiados. Jesús puede ser encontrado por todos ya que El es el hermano de todos. Su voz hace eco en el corazón de cada ser humano.
Necesitamos escuchar cuidadosamente. Debemos dar la bienvenida a la Palabra, guardarla y hacerla producir fruto como hace la tierra con la semilla. Pues así es como la vida vuelve a crearse. Nuestra vida se renueva por el poder creativo de la palabra y cambia por la presencia de Cristo.
El Señor habla. Nos llama y nos pide que le sigamos. Su invitación es tan comprometedora como una proposición de amor; porque las invitaciones de Jesús son siempre maravillosas, propuestas radicales dirigidas a nuestro corazón.
¿A qué nos llama Jesús? Ante todo, nos llama a servir a nuestros hermanos y hermanas; a convertimos en servidores de todos, exactamente como El lo hizo. Se necesita generosidad y mucho ánimo para responder a la invitación del Maestro. Por esta razón, El habla primero y especialmente a la juventud ya que ellos saben por su misma naturaleza ser generosos y animosos. Saben cómo hacer de sus vidas una entrega a sus hermanos y hermanas.
Pidamos que el Señor vea con amor a muchos de nuestros jóvenes y que ellos y ellas estén listos para aceptar en su corazón la invitación del Maestro. 

CANTO EUCARÍSTICO

 ORACIÓN:

Señor, danos corazones atentos y generosos. Ayúdanos a cuestionamos y a examinar cada decisión que hacemos en nuestra vida con el fin de servirte mejor. Ayúdanos a preciar la generosidad de los que se entregan y llevan su cruz de cada día siguiendo tus pasos con alegría. Al ver en el fondo de nuestros corazones, concédenos, Señor, el valor de ser sinceros y la capacidad para escuchar cada una de tus indicaciones. Amén. 

LECTURA DEL SANTO EVANGELIO Mt. 9, 35-38 

Jesús recorría todas las ciudades y los pueblos enseñando en sus sinagogas, proclamando la Buena nueva del Reino y sanado toda enfermedad y toda dolencia. Y al ver a la muchedumbre sintió compasión de ella, porque estaban decaídos y desanimados como ovejas que no tienen pastor. Y dijo a sus discípulos: "La mies es mucha y los obreros pocos. Rueguen pues, al Dueño de la mies que envíe obreros a su mies".
Palabra del Señor. 

MOMENTO DE SILENCIO Y REFLEXIÓN

¡AQUÍ ESTOY SEÑOR, ENVÍAME!

Dios nos llama todos los días de diversos modos. Nunca deberíamos tener miedo de responderle, porque Dios es fiel y cumplirá todo lo que ha prometido. El prometió estar con nosotros todos los días hasta el fin del mundo, y cumple su promesa, estando con nosotros en su Palabra, en el Pan de Vida, la Eucaristía, y en los demás Sacramentos. Oremos a Jesús en el Santísimo Sacramento para que seamos capaces de escuchar su Palabra con realismo. Abramos nuestro corazón a las inspiraciones del Espíritu Santo. 

SÚPLICA A JESÚS SACRAMENTADO: 

Divino Maestro y Salvador, adoramos tu amorosa presencia Eucarística entre nosotros. Tú, Señor del universo, estás ante nosotros escuchando nuestra oración y tratando de encontrar en nuestros corazones un sagrario permanente y una custodia viviente de tu amor.
Queremos experimentar tu compasión por la muchedumbre abandonada que parece oveja sin pastor.
Levantamos nuestra oración a ti por tus santos obispos, celosos sacerdotes, religiosos comprometidos, laicos generosos, padres ejemplares, todos empeñados en la construcción de tu Reino.
Escucha nuestra súplica, Señor Jesús. El mundo entero y tu pueblo fiel necesitan de tu gracia _Amén. 

CANTO VOCACIONAL 

SALMO DEL AMIGO VERDADERO:

Señor Jesús, eres Amigo verdadero, como el buen pastor que conoce una a una sus ovejas y las llamas por su nombre.
Eres fiel en tu amistad para conmigo y nada me falta.
Nada me falta, porque tú llenas los deseos de mi corazón; nada me falta, porque tú estás a mi lado aunque todos me abandonen; nada me falta, porque has dado la vida por mí en lo alto de la cruz; nada me falta, porque tu perdón y gracia me acompañan siempre.
Me regalas con tus dones, me alimentas con tu Pan de Vida; me recreas en el gozo y paz de tu Espíritu. 
Tú eres, Señor Jesús, el Pastor bueno,
Que guías hacia el aprisco tu rebaño;
Tú eres, Señor Jesús, Amigo verdadero, Que ya nunca nos llamarás siervos.
Tú eres Amigo que me has dado a conocer los secretos del corazón del Padre;
Eres Amigo que has salvado mi vida dejándote colgar del madero. Enséñame, Señor Jesús, a dar mi vida por los que necesitan seguir viviendo; Enséñame, Señor Jesús, a permanecer fiel al lado del hermano que está solo.
Tú eres la puerta que abre camino hacia el corazón del Padre: guíame, Amigo, y condúceme hacia las aguas tranquilas de su Reino. Amén. 

MOMENTO DE SILENCIO Y ADORACIÓN

CANTO VOCACIONAL 

Seguramente muchos de nosotros nos sentimos agradecidos hacia algún sacerdote, religioso o religiosa, misionero o catequista, que han desempeñado un papel importante en nuestras vidas. Pensemos en nuestro Bautismo, nuestra Primera Comunión, nuestra primera Confesión, y otros momentos significativos que sólo nosotros conocemos, recuerdos que están vivamente impresos en nuestros corazones. Demos gracias a Jesús presente en la Eucaristía y alabémoslo por el gran amor que nos ha mostrado y

continúa mostrando a toda la humanidad a través de sus sacerdotes, especialmente en este año sacerdotal, pidámosle para que a todos sus ungidos los renueve en su ministerio, les haga entusiasta servidores de su Reino, fieles a sus compromisos sacerdotales, santos, porque El, que los ha llamado es santo. 

PRECES VOCACIONALES: 

GUÍA: Oh Jesús, Sumo y Eterno Sacerdote, preserva a todos tus sacerdotes bajo la protección de tu amoroso corazón para que ningún mal los hiera.

*TODOS: Consérvalos castos en su consagración para entregarnos el Cuerpo y la Sangre Eucarísticos. 

GUÍA: Consérvalos libres de los apegos terrenos porque han sido marcados con el sublime carácter de tu Sacerdocio.

*TODOS: Hazlos crecer en amor y en tu amor presérvalos de las influencias mundanas. 

GUÍA: Dales, no solo el poder de trasformar el Pan y el Vino en tu Cuerpo y Sangre, sino también el poder de cambiar los corazones de tus hijos. *TODOS: Bendice sus esfuerzos, y haz fructífero su trabajo y concédeles un día la recompensa eterna. 

GUÍA:,Corazón Eucarístico de Jesús, modelo de corazón Sacerdotal. *TODOS: Multiplica y preserva las vocaciones sacerdotales en el mundo. 

GUÍA: Oh Maria, haz que tus Sacerdotes y consagrados se asemejen a ti, imitando tus virtudes.

*TODOS: Intercede por los Diáconos, seminaristas, religiosos, misioneros y laicos comprometidos, para que lleven la Buena Nueva de tu Hijo al mundo.   

PETICIONES VOLUNTARIAS...

PADRE NUESTRO, AVE MARÍA Y GLORIA
 

CANTO FINAL


Publicado por verdenaranja @ 11:02  | Pastoral Vocacional
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios