Lunes, 08 de marzo de 2010

 DOMINGO 4 DE CUARESMA / C
14 de marzo de 2010

 

Hermanos y hermanas, que el Dios de la misericordia y de la paz esté con todos vosotros.

Hoy, en nuestro camino hacia la Pascua, el evangelio nos hará levantar los ojos hacia Dios, nuestro Padre. Escucharemos la parábola del hijo pródigo y, una vez más, recordaremos y celebraremos que Dios tiene sus brazos siempre abiertos, dispuestos a acoger a todos sus hijos.

Hoy es un día para alegrarnos. Porque sabemos que siempre podemos esperar el perdón y el amor de Dios. Y porque sabemos también que toda persona, por alejada que esté, está llamada a compartir ese mismo amor.

A. penitencial: Pongámonos en silencio delante de Dios. Reconozcamos que somos pecadores, que necesita­mos convertirnos. Y pidámosle su gracia salvadora. (Silencio más largo).

Confesemos juntos nuestros pecados: Yo confieso...

Que Dios nuestro Padre tenga misericordia de noso­tros, perdone nuestros pecados y nos lleve a la vida eterna.

Y ahora, desde nuestra debilidad, invoquemos a Aquel que nos ama y tiene piedad de nosotros: SEÑOR, TEN PIEDAD / CRISTO, TEN PIEDAD / SEÑOR, TEN PIEDAD.

1. lectura (Josué 5,90.10-12): Durante estos domingos de Cuaresma, en la primera lectura, leemos los momentos más importantes de la historia de Israel. Escuchemos hoy el momento gozoso de la llegada a la tierra prome­tida después de la larga travesía por el desierto.

2. lectura (2 Corintios 5,17-21): Escuchemos las palabras de san Pablo, que nos invita a vivir la vida nueva de Jesucristo.

Oración universal: Con plena confianza en el amor del Padre, presentémosle nuestras plegarias cantando: KYRIE, ELEISON. R/. KYRIE, ELEISON.

Por la Iglesia. Para que se renueve y crezca cada día más en la fidelidad al Evangelio. KYRIE, ELEISON.

Por los que recibirán el bautismo en la Vigilia Pascual. Para que la gracia de Jesús resucitado los llene toda su vida. KYRIE, ELEISON.

Por los trabajadores de la industria, la agricultura y el comercio; por los marineros y los pescadores; por los estudiantes y los profesionales. Para que todo el mundo pueda realizar su trabajo sin angustias y con espíritu de servicio. KYRIE, ELEISON.

Por los que sufren el hambre y la pobreza, aquí y en todo el mundo. Para que todos los hombres y mujeres de buena voluntad trabajemos decididamente para combatir esa terrible injusticia. KYRIE, ELEISON.

Por nosotros. Para que la Eucaristía que hoy celebramos fortalezca nuestra fe y dé nuevo impulso a nuestra conversión cuaresmal. KYRIE, ELEISON.

Protégenos, Señor, sálvanos y ten piedad. Tú, que vives y reinas por los siglos de los siglos.

Padrenuestro: Unidos a Jesucristo, oremos a Dios nuestro Padre con toda confianza. Necesitamos su perdón, necesitamos su fuerza ante el mal y el pecado. Por eso, nos atrevemos a decir:

Gesto de paz: En Cristo, que nos ha reconciliado con su cruz, daos fraternalmente la paz.


Publicado por verdenaranja @ 20:18  | Liturgia
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios