Mi?rcoles, 21 de abril de 2010

DOMINGO 4 DE PASCUA / C  
25 de abril de 2010


La gracia, el amor y la paz de Jesús resucitado estén con todos vosotros.

Jesús resucitado nos convoca de nuevo aquí, como comunidad, en torno a su mesa. Él está presente en medio de nosotros. Él va delante de nosotros como el pastor que guía a su rebaño. Él nos muestra el camino, él nos enseña a vivir, él nos ama a cada uno personal­mente.Y él, con una entrega total, da la vida para que nosotros tengamos vida.

Por todo esto, con alegría, empezamos esta Eucaristía de Pascua. Con ganas de vivir cada día más unidos a Jesús.

Aspersión: Renovemos ahora nuestro compromiso bautismal. Para que la novedad de la Pascua llene totalmente nuestra vida.

Aspersión por toda la iglesia con un canto bautismal o con nuevas estrofas del canto de entrada (Misal, pág. 1096)

Que Dios todopoderoso nos purifique del pecado y, por la celebración de esta Eucaristía, nos haga dignos de participar del banquete de su Reino. Amén.

Antes de las lecturas: Hoy, en este domingo, la primera lectura, y el salmo, y la segunda lectura, nos invitan a alegrarnos porque la Buena Noticia de Jesús rompe todas las fronteras y alcanza a todos los pueblos. Escuchemos atentamente esta proclamación gozosa, y aclamamemos la salvación de Dios.

Credo breve, cantado

Oración universal: A Jesús resucitado, nuestro pastor y nuestro guia, orémosle diciendo: JESÚS RESUCITADO, ESCÚCHANOS.

Para que la Iglesia sea siempre luz de esperanza y de amor para los pobres y los débiles. OREMOS:

Para que aumenten entre nosotros las vocaciones sa­cerdotales y religiosas. OREMOS:

Para que todos los que se sienten llamados a la vida sa­cerdotal o religiosa respondan con generosidad y con un espíritu de servicio como el de Jesús. OREMOS:

Para que nuestros gobernantes trabajen con toda su voluntad para que los que se están quedando sin trabajo encuentren salidas dignas a su situación. OREMOS:

Para que los enfermos recobren la salud. OREMOS:

Para que estas fiestas de Pascua nos reafirmen en la fe y en la esperanza. OREMOS:

Escucha, Jesús resucitado, nuestra oración, y derrama sobre nosotros tu Espíritu Santo.Tú, que vives y reinas por los siglos de los siglos.

Padrenuestro: Unidos a nuestro buen pastor, Jesús resu­citado, nos atrevemos a decir:

Gesto de paz: En el Espíritu de Jesucristo resucitado, daos fraternalmente la paz.

Despedida: Anunciad a todos la alegría del Señor resu‑
citado. Hermanas y hermanos, podéis ir en paz.


CPL


Publicado por verdenaranja @ 17:10  | Liturgia
 | Enviar