Martes, 04 de mayo de 2010

DOMINGO 6 DE PASCUA / c   
9 de mayo de 2010

Hoy, en muchos lugares, se celebra el Día del Enfermo. La oración universal que proponemos en esta hoja los tiene especialmente en cuenta; en cada lugar se verá si además hay que hablar del tema en la introducción a la celebración o en la homilía.

La gracia y la paz de Jesucristo resucitado estén con todos vosotros.

Desde la noche de Pascua, hace ya cinco semanas, el cirio pascual nos acompaña en nuestras celebra­ciones. Es la luz de Jesucristo. Él está en medio de nosotros, él nos guía y nos ilumina, él nos da su paz, él nos llena con su Espíritu.Y nosotros, con fe y espe­ranza, queremos caminar a su lado, queremos que él guíe nuestras vidas. Por eso estamos aquí, por eso nos reunimos a su alrededor formando comunidad.

Aspersión: Renovemos ahora, con la aspersión del agua, la fe de nuestro bautismo, la fe que nos hace vivir como seguidores de Jesús.

Que Dios todopoderoso nos purifique del pecado y, por la celebración de esta Eucaristía, nos haga dignos de participar del banquete de su Reino. Amén.

1. lectura (Hechos 15,1-2.22-29): Escucharemos ahora, en esta primera lectura, el momento en que los respon­sables de la Iglesia, reunidos en Jerusalén, acuerdan de manera definitiva que los paganos pueden ser admitidos en la comunidad sin obligarles a convertirse previamente a la religión judía. Ahora esto nos parece lo más natural, pero en aquel momento fue un paso que exigió mucho coraje y valentía. Un paso que realizaron guiados por el Espíritu de Dios.

2. lectura (Apocalipsis 21,10-14.22-23): El libro del Apocalip­sis, con su lenguaje lleno de imágenes, nos habla de la ciudad definitiva, la ciudad de la vida para siempre.

Oración universal: A Jesús resucitado, vida y esperanza de la humanidad entera, orémosle diciendo: JESÚS RESUCITADO, ESCÚCHANOS.

Para que el Espíritu de Dios renueve a la Iglesia, y haga de ella un testimonio vivo de amor y de esperanza. OREMOS:

Para que los sacerdotes sepan transmitir siempre con­fianza y alegría a todo el pueblo cristiano. OREMOS:

Para que los enfermos vivan su dolor con fe, con for­taleza, con esperanza. OREMOS:

Para que los que han perdido las fuerzas a causa de la vejez sepan afrontar esta etapa de su vida llenos de la paz de Dios. OREMOS:

Para que todos los que cuidan de los enfermos o ancia­nos lo hagan con dedicación y afecto. OREMOS:

Para que la Eucaristía que hoy celebramos nos llene de la alegría de la Pascua. OREMOS:

Escucha, Señor resucitado, nuestra oración, tú que eres nuestro camino, y vives y reinas ...

Gesto de paz: En el Espíritu de Jesucristo resucitado, daos fraternalmente la paz.

CPL


Publicado por verdenaranja @ 16:27  | Liturgia
 | Enviar