Domingo, 09 de mayo de 2010

ASCENSIÓN DEL SEÑOR
16  de Mayo de 2010
 

La gracia y la paz de Jesucristo resucitado, glorificado con Dios para siempre, estén con todos vosotros. 

Hoy contemplamos a Jesús subiendo glorioso al cielo. Él, hombre como nosotros, que ha vivido nuestra misma vida, que ha amado como nadie amó jamás, entra para siempre en la gloria de Dios. Hoy, en esta fiesta de la Ascensión, mirando hacia arriba, mirando hacia el cielo, celebramos que todos nosotros, toda la Iglesia, toda la humanidad, estamos llamados a vivir la vida más plena, la vida de Dios que Jesús ya vive ahora.
Nuestra condición humana es muy débil, muy llena de dolor, muy marcada por el pecado. Pero hoy, con-templando a Jesús, podemos sentir la alegría de que esta condición nuestra tan débil ha entrado, con él, en la vida de Dios. Por eso hoy debemos reafirmar nuestra fe en Jesús, y nuestra decidida voluntad de seguirle).

Aspersión: Recordemos y renovemos ahora, con la asper­sión del agua, aquel momento en el que fuimos incor­porados a la comunidad de los creyentes. (Aspersión por toda la iglesia, con un canto bautismal o pascual).

Que Dios misericordioso nos purifique del pecado y, por la celebración de esta Eucaristía, nos haga dignos de participar del banquete de su Reino. Amén.

Oración universal: A Jesús resucitado, vida y esperanza de la humanidad entera, orémosle diciendo: JESÚS RESUCITADO, ESCÚCHANOS.

Por toda la Iglesia, extendida de Oriente a Occidente. Que viva siempre llena del gozo del Espíritu Santo y sepa transmitirlo al mundo. OREMOS:

Por los jóvenes de nuestras parroquias y comunidades cristianas. Que vivan muy profundamente la fe y la fidelidad al Evangelio. OREMOS:

Por los agricultores y campesinos. Que puedan vivir de su trabajo y vean reconocido su esfuerzo. OREMOS:

Por los periodistas y por todos los que trabajan en los medios de comunicación. Que se esfuercen siempre al servicio de la verdad y de la concordia. OREMOS:

Por todos nosotros. Que estas fiestas de Pascua fortalez­can y renueven nuestra vida cristiana. OREMOS:

Escucha, Jesús resucitado, nuestra oración, y envíanos tu Espíritu para que nos acompañe siempre, a nosotros, a toda la Iglesia, y a toda la humanidad.Tú que, glori­ficado a la derecha de Dios, vives y reinas por...

Padrenuestro: Llenos de la alegría de la Pascua, siguiendo la enseñanza de nuestro Guía y PastorJesucristo, nos atrevemos a decir:

Gesto de paz: En el Espíritu de Jesucristo resucitado, daos fraternalmente la paz.


CPL


Publicado por verdenaranja @ 23:10  | Liturgia
 | Enviar