Mi?rcoles, 26 de mayo de 2010

Carta a los sacerdotes de la Delegación Diocesana para el Clero de la diócesis de Tenerife. 

CLAUSURA AÑO SACERDOTAL
Delegación Diocesana para el Clero
(carta a los sacerdotes)

 

Estimado compañero sacerdote:  

Concluimos este Año Sacerdotal, nacido en el corazón de Benedicto XVI, como deseo de que todos y cada uno de nosotros, los Presbíteros, ahondemos en la belleza y necesidad del sacerdocio, y al mismo tiempo, la Iglesia entera valore este regalo de Dios Amor a todos los hombres y mujeres del mundo entero.

Concluimos y no concluimos este Año Sacerdotal. Seguro que Jesús, el Buen Pastor habrá dejado en cada uno de nosotros una huella que nos guíe a vivir más plenamente en nuestra vida, el lema del Año Sacerdotal: Fidelidad de Cristo, fidelidad del Sacerdote.

En esta línea la Delegación para el Clero quiere recordar la Carta a los Sacerdotes de Juan Pablo II, con ocasión del Jueves Santo del 2005. Mensaje escrito en la clínica, en los días anteriores a su muerte, y en el Año de la Eucaristía.

Las palabras de la consagración que en cada Eucaristía pronunciamos son fuente de nuestra espiritualidad sacerdotal. "las palabras de la institución de la Eucaristía no deben ser para nosotros únicamente una fórmula consagratoria sino también  una formula de vida", nos dice Juan Pablo II.

Unidos a todos fraternalmente, pedimos que los frutos propuestos para este año por Benedicto XVI no se pierdan.

Delegación Diocesana para el Clero

Carta de Juan Pablo II a los Sacerdotes


 | Enviar