Martes, 01 de junio de 2010

Carta convocatoria y de adhesión del cardenal Jorge Mario Bergoglio SJ, presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, al 3er. Encuentro Nacional de Grupos Misioneros (Buenos Aires, 3 de marzo de 2010). (AICA)

CARTA A LAS OBRAS MISIONALES PONTIFICAS 

Al Pbro. Osvaldo P. Leone
Director Nacional
Obras Misionales Pontificias
y a los Grupos Misioneros de la Argentina 

Queridos P. Osvaldo y miembros de los Grupos Misioneros de todo el país:

Estando ya más cercanos a la realización del 3er Encuentro Nacional de Grupos Misioneros, quiero manifestarles mi alegría por esta feliz iniciativa que han tenido las Obras Misionales Pontificias y que seguramente Dios bendecirá con un renovado impulso misionero en cada uno de los participantes.

La fecha del Encuentro esta enmarcada en el Mes de las Misiones y más precisamente en el «Domingo Mundial de las Misiones» que será ese fin de semana, del 9,10 y 11 de octubre. Creo que es una decisión acertada, ya que tenemos la convicción de que es una ocasión muy oportuna para convocar a quienes son un fuerte signo del Espíritu en la gesta evangelizadora de nuestra patria.

Será un acontecimiento muy importante para toda nuestra Iglesia Argentina. Esta querida Iglesia en la que los grupos misioneros están siempre llamados a ser esa "sal y esa luz" de la que nos habla el Evangelio en Mt 5, 13-16. Hoy cuando Aparecida nos ha animado a entrar en un estado permanente de misión, y porque todos sabemos que "El hombre contemporáneo cree más a los testigos que a los maestros; cree más en la experiencia que en la doctrina, en la vida y los hechos que en las teorías" (Rmi 42), más que nunca, es importante ser sal y ser luz.

Pienso en cada uno de los jóvenes que integran los grupos misioneros y los animo a no tener miedo a soñar, a tener ideales grandes, a ser testigos de Jesús muerto y resucitado por amor, a ser constructores de esperanza, seguros de que Jesús no defrauda y les dice acá estoy, soy la «Vida en abundancia» Gn 10, 10).

Le doy gracias al Padre Dios que los ha llamado, sembrando en cada uno ese corazón inquieto para que otros puedan encontrarse y conocer la persona de Jesús a través de sus rostros felices, ya que «la alegría del discípulo no es un sentimiento de bienestar egoísta sino una certeza que brota de la fe, que serena el corazón y capacita para anunciar la buena noticia del amor de Dios» (DA 29).

Tengan por seguro que cada uno de sus obispos los acompañaremos a lo largo de todo el año en la preparación para este 3er Encuentro de Grupos Misioneros. Una vez más, atravesando distintas ciudades para llegar a la Diócesis de San Miguel donde tendrán el Encuentro, demostraran que vale la pena jugarse por Jesús muerto y resucitado por amor a cada uno de nosotros, ¡Que vale la pena ser sus discípulos misioneros!

Les agradezco como padre y pastor el servicio a la misión que realizan las Obras Misionales Pontificias y también a ustedes queridos miembros de los grupos misioneros. Ruego por todos a nuestra Madre de Luján para que el 3er. Encuentro Nacional de Grupos Misioneros afiance en cada participante su identidad como discípulo misionero de Jesús, en su propia comunidad, en la misión en otras diócesis y también más allá de las fronteras.

Les aseguro mi cercanía en la oración y les pido humildemente que recen también por mí. 

Cardenal Jorge Mario Bergoglio, Presidente de la Conferencia Episcopal Argentina


Publicado por verdenaranja @ 22:36  | Hablan los obispos
 | Enviar