Viernes, 04 de junio de 2010

Hora Santa para la clausura del Año Sacerdotal, ofrecida por el Servicio de las Delegaciones Diocesanas de Liturgia y de Pastoral Vocacional-Diócesis Nivariense-Junio 2010l. 

Clausura del “AÑO SACERDOTOTAL”
“Siete testigos del Corazón Sacerdotal de Jesús”
 

NOTAS-ORIENTATIVAS 

1.-Objetivo: 

a) Convocar a la comunidad para orar por la santificación y ministerio de los sacerdotes.
b) Acercar a la comunidad testimonios de ayer y hoy de santidad sacerdotal y compromiso orante por los sacerdotes. 

2.-Materiales 

-Guión para la Hora Santa
-Guión para los fieles que se puede realizar seleccionando las partes que más convengan.
-Powerpoints oración por los Sacerdotes del Cardenal Pironio que se encuentra en la página web del Obispado.

3.-Preparar

- Lo necesario para le Exposición del Santísimo
- Lo necesario para la proyección en caso que se haga
- 7 velas, o faroles para colocar junto al Santísimo.
Uno de ellas/os diferente que representa a la Virgen María.

- Guión para los fieles si se cree conveniente
- Varios lectores que proclamen bien.
- Cantos que sean apropiados. 

4.-Orientaciones para el desarrollo: 

Para encender las velas o faroles, o llevarlas junto al Santísimo: buscar 7 personas distintas si las hubiera: un niño, un joven, un/a consagrada, un mayor…la vela que representa a la Virgen se colocará al pie de la Custodia, en el centro. Las demás a los lados.  

Monición ambiental: 

Hermanos y hermanas: Nos disponemos a Clausurar el Año Sacerdotal convocado por el papa Benedicto XVI. Nos hemos reunido para dar gracias a Dios por el don del ministerio ordenado, por el don del sacerdocio que prolonga en el tiempo al Buen Pastor Jesucristo, que sigue guiando, alimentando, cuidando a su Iglesia. Que mejor que reunirnos junto a Jesús Eucaristía. ¡Ahí está el Corazón Sacerdotal de Jesús!, que continuamente se sigue ofreciendo y amándonos a todos.

Contamos con innumerables luces, testigos de santidad sacerdotal y testigos de oración y ofrenda de vida por los ministros ordenados. El siervo de Dios, Juan Pablo II, ha instituido la Jornada Mundial de Oración por la Santificación de los Sacerdotes precisamente en la solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús. Que el Señor siga sosteniendo la entrega de nuestros sacerdotes como fue la entrega en santidad del Santo Cura de Ars, San Juan María Vianney, modelo para todos los sacerdotes del mundo, de San Juan de Ávila, patrono del clero español, del joven sacerdote Beato Bernardo de Hoyos, primer apóstol de Corazón de Jesús en España, y de tantos sacerdotes anónimos que viven su entrega generosa cada día. Que Santa Teresita de Lisieux, que ofreció su vida por los sacerdotes y sobre todo la Virgen María, Madre Sacerdotal guarde a nuestros sacerdotes junto al Corazón de Cristo, al cual, ahora sobre el Altar, nos disponemos a adorar. 

Canto de adoración 

Oración 

Señor Jesús, presente en el Santísimo Sacramento, que quisiste perpetuarte entre nosotros por medio de tus Sacerdotes, haz que sus palabras sean sólo las tuyas, que sus gestos sean los tuyos, que su vida sea fiel reflejo de la tuya.
Que ellos sean los hombres que hablen a Dios de los hombres y hablen a los hombres de Dios.
Que no tengan miedo al servicio, sirviendo a la Iglesia como Ella quiere ser servida.
Que sean hombres, testigos del eterno en nuestro tiempo, caminando por las sendas de la historia con tu mismo paso y haciendo el bien a todos.
Que sean fieles a sus compromisos, celosos de su vocación y de su entrega, claros espejos de la propia identidad y que vivan con la alegría del don recibido.

Te lo pedimos por tu Madre Santa María: Ella que estuvo presente en tu vida estará siempre presente en la vida de tus sacerdotes. Amen 

PRIMER TESTIGO: Santo Cura de Ars 

a)    Reseña biográfica Lector 1:

b)    San Juan Maria Vianney, el Santo Cura de Ars, nació en Lyon, Francia, en 1786. Descubrió pronto su vocación para el sacerdocio, pero fue excluido del seminario varias veces por su falta de aptitud para los estudios. Su párroco le ayudó y con cerca de treinta años fue ordenado y destinado a la parroquia de Ars donde permaneció 42 años. La transformo con su bondad, su celo pastoral y santidad de vida. Miles y miles de personas de toda condición y de toda Francia acudían hasta él para buscar consejo o reconciliarse con Dios. Murió el 4 de agosto de 1859, el papa Benedicto XVI lo ha declarado patrono de todos los sacerdotes el mundo. 

Lector 1º: Encendemos la luz de Santo Cura de Ars 

c)     Frases del testigo: 

Lector 1: San Juan María Vianney nos dice: “El sacerdocio es el amor del Corazón de Jesús. Cuando veas al sacerdote, piensa en Nuestro Señor.”

Lector 2º:

“Cuando se quiere destruir la religión, se comienza por atacar al sacerdote, porque allá donde no hay sacerdote, no hay sacrificio, y donde no hay sacrificio, no hay religión”. 

Lector 2º:

“El sacerdote no es sacerdote para sí mismo. Él no se da la absolución. No se administra los sacramentos. No es para sí mismo, lo es para vosotros”. 

Lector 2º:

"Fuera del Buen Dios, nada es sólido, ¡nada!, ¡nada! La vida, pasa; la fortuna, se viene abajo; la salud, se destruye; la reputación , es atacada. Vamos como el viento. Todo va rápido, todo se precipita”. 

c) Silencio orante 

d) Canto 

SEGUNDO TESTIGO: San Juan de Ávila 

a) Reseña biográfica-Lector 1:

San Juan de Ávila es una de las figuras más importante del clero español. Cuando mueren sus padres se ordena sacerdote y raparte todos sus bienes a los pobres. Quiere ir de misionero a America, pero su Obispo le dice que su “America está en Andalucía”. Se convierte el gran Apóstol de Andalucía recorriendo la región, predicando a Cristo, hasta que se retira a Montilla y se dedica al acompañamiento espiritual. Muchos santos acuden a buscar su consejo, su sabiduría. Sus escritos influyen en la creación de los seminarios promovido por el Concilio de Trento, en la renovación de la santidad de los sacerdotes. El papa Pío XII lo declara patrono de los sacerdotes de España. 

Lector 2: encendemos la luz de San Juan de Ávila 

b) Frases del testigo 

Lector 1. San Juan de Ávila nos dice:

"¡Cuánto se enternece el corazón de un buen sacerdote cuando, teniendo al Hijo de Dios en sus manos, considera en cuán indignas manos está, comparándose con las manos de Nuestra Señora!” 

Lector 2:

“¿Donde más alto se puede subir que amar a Jesucristo, que me amó y me lavó con su sangre?” 

c) Breve silencio orante

d) Canto 

TERCER TESTIGO: Beato Bernardo Francisco de Hoyos 

a) Reseña biográfica: Lector 1:

Desde niño siente la llamada a ser sacerdote. A los 15 años Bernardo Francisco de Hoyos ingresó en la Compañía de Jesús.

Siendo estudiante en el Colegio de San Ambrosio en Valladolid recibió del Señor la “misión” de extender por España el culto y la devoción al Corazón de Jesús, totalmente desconocido hasta entonces. A pesar de su pobre  salud, de ser un simple novicio, desde ese momento, 4 de mayo de 1733, se entregará por completo a esta tarea. Publica “Tesoro escondido” el primer libro en España sobre el Corazón de Jesús. Con gran originalidad y esfuerzo da a conocer esta espiritualidad. Ordenado sacerdote a los 24 años muere nueve meses después con la fama de santo, sacerdote joven entregado y enamorado del Corazón de Jesús. Es reconocido como el primer y gran apóstol de la devoción al Corazón de Jesús en España. Beatificado el 18 de abril de esta año sacerdotal 2010. 

Lector 2: Encendemos la Luz del Beato Bernardo Francisco Hoyos 

b) Frases del testigo: 

Lector 1: Bernardo Hoyos nos dice: 

Lector 2: “Al tiempo que recibir la potestad sacerdotal, sentí el cambio que se obraba en mi alma cuando dijo el Obispo `Recibe el Espíritu Santo ´ comunicándome sus gracias y dones”. 

Lector 1: "También me declaró el Señor como esté sacramento del Orden mana de su Corazón, el cual me comunica la potestad de comunicar sus tesoros” 

c) Breve silencio orante 

d) Canto 

CUARTO TESTIGO: Santa Teresita de Lisieux 

a) Reseña biográfica -Lector 1:

Santa Teresita de Lisieux, desde muy pequeña siente la llamada del Señor, manifestando a su hermana mayor que se iría de monja a un desierto para vivir en oración. Cuando contaba 14 años sintió el deseo de convertirse en religiosa. Tres hermanas ya estaban en el convento. Tuvo muchos inconvenientes para su entrada al convento, pues, era una niña que constantemente estaba enferma, su corta edad no ayudaba, pero su mayor felicidad fue el permiso de su confesor para comulgar cuatro veces por semana y hasta cinco si caía una fiesta. Ya en ese entonces no aceptaban jovencitas de 15 años en el Carmelo. Esto llevo a sus padres a conversar con el Padre superior quien se negó, de ahí con el Sr. Obispo que tampoco aceptó y deciden ir a hablar incluso con el Papa a Roma. Gracias a la intervención de la madre superiora, la insistencia de Teresa y la oración del convento entero, es recibida por fin en el Monasterio del Carmelo.

Su vida fue un testimonio de amor sencillo y humilde apostando por el valor de la oración y de los pequeños actos y por los sacerdotes. Sufrió la prueba de la fe, hasta su muerte, tras unos meses de terribles padecimientos. El centro de su espiritualidad es la misericordia o amor de Dios. 

Lector 2: Encendemos la luz de Santa Teresita de Lisieux. 

b) Frases del testigo: 

Lector 1: Santa Teresita de Lisieux nos dice: 

Lector 2: “He venido al Carmelo para salvar almas, y sobre todo para orar por los sacerdotes” 

Lector 1: "Lo he dado todo al corazón de Dios, rebosante de ternura... Corro ligera. Nada me queda ya, es mi única riqueza. ¡Vivir de amor!”

Lector 2: "La confianza, y nada más que la confianza, es la que debe conducirnos al amor de Dios” 

Lector 1: “La santidad no consiste en ésta o la otra práctica, sino en una disposición del corazón que nos hace humildes y pequeños entre los brazos de Dios, conscientes de nuestra flaqueza y confiados hasta la audacia en su bondad de Padre”.

 c) Silencio orante 

d) Canto 

QUINTO TESTIGO: sacerdotes anónimos 

a) Reseña biográfica: 

Lector 1:

¡Cuantos sacerdotes anónimos gastan su vida en fidelidad y alegría al Buen Pastor! Hacemos memoria agradecida por todos ellos. En la pastoral parroquial, con los enfermos, los matrimonios, los jóvenes, en la enseñanza, con los ancianos, en la promoción social de los excluidos, en misionera, infancia… reconciliando, celebrando los sacramentos, predicando la Palabra de Dios… en pueblos y ciudades, en barrios marginales o aldeas…Siendo el rostro de Cristo Buen Pastor 

Lector 2: Encendemos la luz de tantos buenos y santos sacerdotes anónimos. 

b) Frases del testigo 

Lector 1: Invitamos en este momento a nuestro sacerdote, que comparta con nosotros su llamada vocacional.
(Testimonio: Si preside un sacerdote que comparta brevemente como surgió su vocación hará mucho bien a la comunidad) 

c) Breve silencio orante 

d) Canto 

SEXTO TESTIGO: tú 

a) Reseña biográfica 

Lector 1: El sexto testigo del Corazón Sacerdotal de Jesús eres tú. ¡Cuantos sacerdotes han intervenido en nuestro caminar en la fe!
Desde el sacerdote que nos bautizó haciéndonos hijos de Dios, los que nos han reconciliado tantas veces con la Misericordia de Dios, nos alimentaron por primera vez con la Comunión y tantas otras veces. Cuantos nos han alentado con su palabra… Hacemos memoria agradecida por todos los  sacerdotes que han presidido nuestras comunidades…Sabemos que cada sacerdote lleva un tesoro en vasijas de barro. 

Lector 2: Encendemos tu luz de gratitud por los sacerdotes que te han hecho tanto bien en tu caminar de fe. 

b) Frases del testigo 

Lector 1: Invitamos ha hacer de manera espontánea peticiones o acción de gracias por los sacerdotes. 

c) Breve silencio orante 

d) Canto 

SEPTIMO TESTIGO: María Virgen y Madre Sacerdotal 

a) Reseña biográfica Lector 1:
Junto a la cruz de Jesús estaban su madre y la hermana de su madre, María, mujer de Cleofás, y María Magdalena. Jesús, viendo a su madre y junto a ella al discípulo a quien amaba, dice a su madre: «Mujer, ahí tienes a tu hijo.»

Luego dice al discípulo: «Ahí tienes a tu madre.» Y desde aquella hora el discípulo la acogió en su casa. 

Lector 2: Encendemos la Luz de la Virgen María, Madre Sacerdotal, al pie de la Cruz se ofrece con Jesucristo al Padre, y nos recibe en Juan a todos como sus nuevos hijos, entre ellos de manera especial a los sacerdotes. 

b) Frases del testigo 

Lector 1: La Virgen María nos dice:

“He aquí la esclava del Señor, hágase en mí según tu palabra” 

Lector 2: “Y María guardaba todo en su corazón” 

Lector 1: “Haced lo que él os diga” 

c) Breve silencio orante 

d) Canto 

LETANÍA AL CORAZÓN SACERDOTAL DE JESÚS 

Señor, ten misericordia de nosotros. Señor, ten…
Cristo, ten misericordia de nosotros. Cristo, ten…
Señor, ten misericordia de nosotros. Señor, ten…
Cristo, óyenos. Cristo, óyenos
Cristo, escúchanos. Cristo, escúchanos
Dios Padre Celestial, ten misericordia de nosotros
Dios Hijo, Redentor del mundo,
Dios Espíritu Santo,
Trinidad Santa que eres un solo Dios,

(a todas las invocaciones que siguen se responde "Guarda a tus sacerdotes”)

Corazón de Jesús, Hijo del Padre Eterno,
Corazón de Jesús, formado en el seno de la Virgen Madre por el Espíritu Santo,
Corazón de Jesús, al Verbo de Dios sustancialmente unido,
Corazón de Jesús, templo santo de Dios,
Corazón de Jesús, tabernáculo del Altísimo,
Corazón de Jesús, casa de Dios y Puerta del cielo,
Corazón de Jesús, horno ardiente de caridad,
Corazón de Jesús, Santuario de justicia y de amor,
Corazón de Jesús, lleno de bondad y de amor,
Corazón de Jesús, abismo de todas las virtudes,
Corazón de Jesús, digno de toda alabanza,
Corazón de Jesús, rey y centro de todos los corazones,
Corazón de Jesús, en que están escondidos todos los tesoros de la sabiduría y de la ciencia,
Corazón de Jesús, en que mora toda la plenitud de la divinidad,
Corazón de Jesús, en que el Padre se agradó,
Corazón de Jesús, de cuya plenitud todos hemos recibido,
Corazón de Jesús, deseo de los eternos collados,
Corazón de Jesús, paciente y muy misericordioso,
Corazón de Jesús, liberal con todos los que te invocan,
Corazón de Jesús, fuente de vida y de santidad,
Corazón de Jesús, propiciación por nuestros pecados,
Corazón de Jesús, hecho obediente hasta la muerte,
Corazón de Jesús, con lanza traspasado,
Corazón de Jesús, fuente de todo consuelo,
Corazón de Jesús, vida y resurrección nuestra,
Corazón de Jesús, paz y reconciliación nuestra,
Corazón de Jesús, víctima por nuestros pecados,
Corazón de Jesús, salvación de los que en ti esperan,
Corazón de Jesús, esperanza de los que en ti mueren,
Corazón de Jesús, delicias de todos los Santos,

Cordero de Dios que quitas los pecados del mundo, perdónanos, Señor.
Cordero de Dios que quitas los pecados del mundo, escúchanos, Señor.
Cordero de Dios que quitas los pecados del mundo, ten misericordia de nosotros.

Jesús, manso y humilde de corazón, haz nuestro corazón semejante al tuyo. 

Oremos:

¡Oh Dios todopoderoso y eterno! mira el Corazón Sacerdotal de tu Hijo y escucha nuestra oración que por medio de Él te presentamos.
Tu que nos prometiste darnos “Pastores según tu Corazón” mira a tu Iglesia que te suplica por su ministerio y santidad para el bien del mundo y del anuncio del Evangelio. Te lo pedimos fiados en tu misericordia y en el nombre de tu mismo Hijo Jesucristo quien contigo vive y reina por los siglos de los siglos. Amén. 

Canto de Adoración 

Bendición con el Santísimo de la forma acostumbrada.


Publicado por verdenaranja @ 11:32  | Liturgia
 | Enviar