Mi?rcoles, 16 de junio de 2010

Homil?a de monse?or Rub?n Frassia, obispo de Avellaneda-Lan?s en el Te Deum del 25 de mayo de 2010. (AICA)?

Queridos hermanos y hermanas:

????????? En este d?a tan especial que celebramos, nos unimos a este festejo del bicentenario del nacimiento de nuestra Patria para dar gracias a Dios por nuestra historia y por nuestra memoria.

????????? Nos damos cuenta que nuestra naci?n Argentina ha nacido cat?lica, ha nacido cristiana, ha nacido con respeto, con una historia y con la experiencia del Evangelio y de la Iglesia. As? se fue gestando, luego se consolida y sigue avanzando hasta el a?o 1816 donde el 9 de julio definitivamente declara su independencia, all? en Tucum?n.

????????? Treinta y un congresales participaron de los cuales trece eran presb?teros, sacerdotes. Es decir, se fue acu?ando y amasando algo importante que es reconocer la presencia de Dios, la presencia de lo eterno. Esto es algo muy importante porque este TE DEUM es la reuni?n de todos nosotros.

????????? La presencia de nuestros dos intendentes, de Avellaneda y Lan?s con sus Consejos Deliberantes, todas las autoridades y todo el querido pueblo fiel: sacerdotes, religiosas y laicos todos reunidos para agradecer a Dios por el nacimiento de nuestra Naci?n. ?Dios no molesta!, al contrario, Dios nos re?ne, nos da consistencia, nos da fuerzas para vivir como pueblo y como Pueblo de Dios.

????????? Por eso el reconocimiento de su cercan?a y de su bendici?n, y hoy por lo tanto de nuestra gratitud, es la garant?a del respeto de los hombres. ?Dios es el garante, que nos respeta a todos y a cada uno de nosotros en nuestra relaci?n! Relaci?n que a veces se hace dificultosa porque no nos tratamos ni como hijos de Dios, ni como hermanos entre nosotros.

????????? En este festejo de darle gratitud a Dios por estos doscientos a?os, pedimos tambi?n el reconocimiento de nuestra identidad. La identidad no significa unificaci?n. La identidad son nuestras ra?ces ya que venimos de pueblos originarios, de pueblos migrantes, donde todos nosotros formamos y consolidamos una Naci?n.

????????? La identidad es fundamental y ella es la seguridad de nuestras ra?ces: ?sin ra?ces no hay vinculaciones! Por lo tanto es importante reconocer la cultura; la cultura nacional y nuestra cultura cristiana; nuestra cultura de valores; nuestra cultura de los criterios del Evangelio que debe transformar actitudes, costumbres, posturas y relaciones entre nosotros. ?La identidad no nos cierra a la comunicaci?n ni al di?logo! Pero si no tenemos identidad, ciertamente el di?logo tambi?n se debilita.

????????? Le pedimos hoy al Se?or que nos ayude a darnos cuenta que nuestra Naci?n naci? con conflictos, con muchos problemas. La independencia del Reino de Espa?a, con todo lo que significa el reconocimiento de aqu?l Virrey y todo lo dem?s, que fue siendo elaborado, desarrollado, sufrido, tensionado, con tantas luchas internas, no podemos vivir anacr?nicamente.

????????? Ese anacronismo significa si nos quedamos cada uno en nuestras posturas. Y hoy m?s que nunca creo que tenemos que recurrir a una grandeza de esp?ritu y de alma. Y la grandeza de esp?ritu y de alma es un esp?ritu de reconciliaci?n.

????????? La Argentina la formamos todos. Nuestra misi?n es pasar de habitantes a ciudadanos ya que todos estamos llamados a este concierto de nuestra querida naci?n, de un modo participativo y no de un modo confrontativo.

????????? Ciertamente, es necesaria la reconciliaci?n.

????????? Reconciliarnos para que ninguna inquina, ninguna sospecha, ning?n prejuicio, ning?n odio, ninguna rivalidad, nos vaya denostando unos a otros.

????????? ?Todos formamos nuestro pueblo y tenemos que estar interesados en la promoci?n y consecuci?n del bien com?n! El bien com?n que, por supuesto, entiende a las personas pero que es superior a las interpretaciones arbitrarias, superior a los intereses particulares.

????????? Creo que la reconciliaci?n es un paso que tenemos que seguir dando. ?No tengamos miedo a los problemas! Llamemos a las cosas por su nombre para abrirnos y tener una actitud de apertura, de realismo y tambi?n, por qu? no decirlo, de sanaci?n entre todos nosotros. La objetividad, la verdad, para todos y entre todos.

????????? Hay tremendos desaf?os. A m? me gusta ser realista y ser positivo. Creo que tenemos muchas cosas importantes, muchos logros que se nos han dado, muchos logros que hemos conseguido, pero tambi?n es cierto que tenemos que advertir los inmensos y tremendos desaf?os que atravesamos como pa?s, como naci?n, como sociedad, como Iglesia, como familia.

????????? Es muy importante asumir los desaf?os para responder con valent?a, con objetividad, con audacia, con verdad, con justicia y con respeto. Por eso son muy importantes las leyes, la autonom?a de las leyes, la objetividad de las leyes, ?tantas cosas que tenemos que volver? a transitar para instalar y hacer presente en nuestra sociedad!

????????? Otro desaf?o que veo con mucho dolor: a veces vivimos como falt?ndonos en la esperanza una actitud de cierto derrotismo. Aqu?l que dice ?bueno, nada va a cambiar, todo sigue igual, todo est? mal, todo es imposible, el mal est? instalado?, y tantas otras cosas. ?No hay que vivir como derrotados!

????????? Tenemos que tener la grandeza de esp?ritu que tuvieron nuestros mayores, los pioneros, que amaron a Dios, que amaron a la patria y que dieron la vida por ella; que no se sirvieron de la patria para sus intereses particulares, tuvieron grandeza de alma.

????????? Nosotros tenemos que suscitar en los adultos, en los j?venes, en los ni?os, un amor a Dios, un amor a la patria, un amor al bien com?n, en los que la educaci?n y el trabajo digno son la garant?a de una participaci?n. Por eso es importante pedirle al Se?or que nos lleguen a tocar estos desaf?os y a dar respuesta para la generaci?n del presente y para la del futuro que ha de venir.

????????? Tenemos que acu?ar valores, vivir de los valores. Que los valores no sean meras utop?as, que no sean meras ilusiones, sino que sean parte integrante de nuestra cultura; de nuestra cultura humana y cristiana, para aquellos que son cristianos. Pero los valores son universales, no son privativos de una confesi?n religiosa. La honestidad, el bien, el amor, el servicio, la solidaridad, son elementos comunes a todos ?y todos debemos sentirnos identificados y comprometidos a vivir de ellos!

????????? Queridos hermanos, hoy es un d?a muy especial, es un d?a grande para dar gracias a Dios. Pidamos que el Se?or nos ayude a dar gracias, pero ?a poner el hombro?, a trabajar juntos, a que nuestra memoria, nuestra identidad, la reconciliaci?n y los desaf?os sean asumidos por nosotros.

????????? Como dec?an muy bien los obispos el 10 de marzo pasado: la patria es un don y la naci?n es un trabajo y una conquista. Hemos recibido la patria como don, tenemos trabajarla, cada uno, con coherencia, con responsabilidad, con amor, con verdad y con justicia.

????????? Queridos hermanos, estamos celebrando el bicentenario pero tambi?n nos estamos comprometiendo a dejar algo mejor para sus hijos y para las generaciones futuras. Que seamos generosos y pidamos a Dios, fuente de nuestra esperanza y garant?a de todos los hombres, que siga estando presente en nuestra sociedad. Pues si Dios se eclipsa de nuestra vida se compromete gravemente la sociedad, las vinculaciones y el comportamiento con la naturaleza, como dec?a recientemente el querido Papa Benedicto XVI.

????????? Que este TE DEUM, esta uni?n en Dios, nos bendiga a todos, bendiga a nuestra querida Argentina, a este querido pueblo, a esta naci?n, a este crisol de razas y a todos los habitantes que viven en nuestro suelo argentino para que nos tratemos como hijos de Dios y nos respetemos en serio como hermanos.

Que as? sea.

Mons. Rub?n Frassia,obispo de Avellaneda-Lan?s


Publicado por verdenaranja @ 21:31  | Hablan los obispos
 | Enviar