Lunes, 21 de junio de 2010

Texto del micro radial de monse?or Jos? Mar?a Arancedo, arzobispo de Santa Fe de la Vera Cruz, emitido por LT 9 (30 de mayo de 2010). (AICA)

FIESTA DE LA SANT?SIMA TRINIDAD

????????? El domingo siguiente a Pentecost?s la Iglesia celebra la Fiesta de la Sant?sima Trinidad. En ella celebramos la vida ?ntima de Dios, a la cual s?lo podemos acceder porque Jesucristo, el Hijo de Dios, nos la ha revelado. Es decir, podemos hablar de la existencia de Dios a partir de una reflexi?n del hombre como ser espiritual, o como una criatura que necesita de la presencia de un Creador. Esto es posible y a esta conclusi?n han llegado muchos fil?sofos, que han descubierto la existencia de Dios por el camino de la raz?n. Pero este camino tiene un l?mite, por ?l no podr?amos conocer la intimidad de Dios, necesitamos, para ello, que sea ?l qui?n nos hable de si mismo. Por ello utilizamos la palabra misterio, porque s?lo accedemos a este conocimiento cuando el mismo Dios nos lo da a conocer. Cu?l es el camino para este conocimiento de Dios?, la respuesta es Jesucristo, que ha venido para revelarnos la intimidad de Dios. Nadie conoce al Padre, nos dir? Jesucristo, ?sino el Hijo y aquel a qui?n el Hijo se lo quiera revelar? (Lc. 10, 21). La Biblia no es un libro de historia, sino de conocimiento de Dios y, por lo mismo, de nosotros mismos.

????????? La fe cristiana no tiene otra fuente para el conocimiento de Dios que no sea la Palabra del mismo Jesucristo. Pero es importante comprender c?mo la fe, que nos llega por la Palabra de Dios, no se opone a la raz?n sino que ampl?a el alcance de su conocimiento. La fe y la raz?n, dec?a Juan Pablo II: ?son como las dos alas con las cuales el esp?ritu humano se eleva hacia la contemplaci?n de la verdad. Dios ha puesto en el coraz?n del hombre, contin?a, el deseo de conocer la verdad y, en definitiva, de conocerlo a ?l para que, conoci?ndolo y am?ndolo, pueda alcanzar tambi?n la plena verdad sobre s? mismo? (Fides et Ratio, 1). A este conocimiento de Dios, que para nosotros es un ?misterio?, s?lo llegamos por el camino de la Revelaci?n, que nos llega por medio de la Palabra del mismo Dios. Como vemos el misterio no se opone a la raz?n, el hombre no tiene que renunciar a su inteligencia, pero s? debe estar abierto, en cuanto ser espiritual, a un conocimiento que trasciende los l?mites de la inteligencia humana. La fe, dir?a, eleva y perfecciona la inteligencia del hombre, para conocer la realidad con los ojos de Dios.

????????? Qu? significa el Misterio de la Sant?sima Trinidad? Jesucristo nos dice que ?l ha sido enviado por su Padre, para comunicarnos la vida de Dios y, luego, cuando vuelve junto a su Padre, nos dice que nos va a enviar al Esp?ritu Santo. Como vemos hay tres realidades en Dios: el Padre, el Hijo Jesucristo y el Esp?ritu Santo, pero hay un solo Dios. Este era el problema que se planteaban los primeros cristianos, y que ocup? los dos primeros Concilios donde se defini? la fe trinitaria de la Iglesia, y que qued? expresado en el Credo que hoy rezamos: Creo en un solo Dios, decimos, que es Padre, Hijo y Esp?ritu Santo. Toda la obra pertenece a Dios, pero de acuerdo a lo que Jesucristo nos revela en el Evangelio, cada una de las tres divinas personas cumple una tarea dentro del mismo plan de Dios. Al Padre se lo ve como Creador, al Hijo como Redentor y al Esp?ritu Santo como Santificador. Por ello en nuestras oraciones nos referimos a ellos en cuanto Dios, pero viendo su propia misi?n. Esto tambi?n nos habla de que Dios no es una soledad en si, sino una comuni?n de personas. Dios es Amor, nos dir? san Juan. Esta imagen de la comuni?n de Dios es la fuente y el modelo de lo que debe ser la Iglesia. Jesucristo nos lo dice en su oraci?n: ?Padre, como t? est?s en m? y yo en ti, que tambi?n ellos sean uno? (Jn. 17, 21).

????????? Reciban de su Obispo, junto a mi afecto y oraciones, mi bendici?n en el Se?or que es Padre, Hijo y Esp?ritu Santo.?

Mons. Jos? Mar?a Arancedo, arzobispo de Santa Fe de la Vera Cruz

?


Publicado por verdenaranja @ 23:32  | Hablan los obispos
 | Enviar