Martes, 20 de julio de 2010

Los integrantes de la Comisi?n Episcopal de Pastoral social leen el documento conclusivo en la SEmana Saocial celebrada en Mar de la Plata, que con la participaci?n de m?s de 700 dirigentes sociales, pol?ticos, sindicales y empresariales se realiz? en el Hotel Intersur 13 de Julio, de Mar del Plata.

Mar del Plata (Enviado especial), 28 Jun. 10 (AICA)

?


???? El texto de la carta fue le?do por los obispos del organismo episcopal que preside el obispo de San Isidro, monse?or Jorge Casaretto.

Texto de la carta


???? En la Semana Social de Mar del Plata 2010, que organizamos en conjunto la Comisi?n Episcopal de Pastoral Social y el Obispado de Mar del Plata hemos seguido tomando conciencia que a nivel global, regional y local, el mero crecimiento econ?mico no basta para asegurar la equidad, el progreso y la movilidad social ascendente.

???? Hemos sido testigos de que el trabajo por la comuni?n y el encuentro es posible y reconocemos como un don la pluralidad de miradas. Agradecemos a todas las autoridades y a todos los dirigentes pol?ticos, sociales, sindicales y empresariales que han participado brindando su testimonio de la importancia del di?logo constructivo en democracia. Creemos que la b?squeda de consensos para el desarrollo integral es la clave para erradicar la pobreza como prioridad nacional del Bicentenario 2010-2016.

???? En estos d?as hemos escuchado que nos propusimos un desaf?o dif?cil, que nos anima a reafirmar nuestros ideales. Erradicar la pobreza es un sue?o grande, pero no hay grandes logros sin grandes sue?os. Para nosotros esta causa de la justicia y la inclusi?n social, es una misi?n que brota de nuestra fe en Jesucristo y es el eje central de la Pastoral Social. Desde la dimensi?n social de la fe, creemos que los consensos se deben lograr contemplando los rostros concretos de nuestros hermanos y hermanas m?s pobres y excluidos que esperan gestos y acciones concertadas entre todos aquellos que tenemos, en distintos niveles, responsabilidades en la construcci?n del bien com?n.

???? Contemplar la dignidad integral de toda persona y de todas las personas, nos ayuda a reemplazar el estilo de la fragmentaci?n por el esp?ritu de la fraternidad. La unidad como comunidad nacional es el mejor camino para el desarrollo integral y una justa distribuci?n de los bienes. Generar espacios de di?logo y promover una cultura del encuentro, es tambi?n profundizar nuestra opci?n por los pobres y por el desarrollo federal de la argentina.

???? Queremos reafirmar que ?s?lo el di?logo har? posible concretar los nuevos acuerdos para proyectar el futuro del pa?s y un pa?s con futuro. La promoci?n de pol?ticas p?blicas es una nueva forma de opci?n por nuestros hermanos m?s pobres y excluidos. Ratificar y potenciar la opci?n del amor preferencial por los pobres que brota de nuestra fe en Jesucristo, requiere que socorramos las necesidades urgentes y al mismo tiempo que colaboremos con otros organismos e instituciones para organizar estructuras m?s justas. Igualmente se requieren nuevas estructuras que faciliten el di?logo constructivo para los necesarios consensos sociales. Para erradicar la pobreza y la exclusi?n necesitamos promover entre todos un aut?ntico acuerdo sobre pol?ticas p?blicas de desarrollo integral?.

???? Caminando rumbo al Primer Congreso Nacional de la Doctrina Social de la Iglesia, que se realizar? en la arquidi?cesis de Rosario del 6 al 8 de mayo de 2011, el trabajo conjunto con los constructores de la sociedad busca profundizar nuestro compromiso por una Argentina m?s justa, fraterna y solidaria. Deseamos contribuir a discernir y abordar las causas estructurales de la exclusi?n y de la injusticia social, y con este objetivo buscamos seguir promoviendo un nuevo estilo de liderazgo para erradicar la pobreza y generar el desarrollo integral. Estamos convencidos que los l?deres del Bicentenario ser?n aquellos que asuman prioritariamente una intensa m?stica del servicio, una creativa pasi?n por el bien com?n y un profundo compromiso por el di?logo.

???? Le pedimos a Mar?a, nuestra Madre de Luj?n, que nos ayude a ser testigos del amor de Dios en nuestra patria.+


 | Enviar