Jueves, 22 de julio de 2010

Mensaje de Mons. Mart?n de Elizalde OSB, obispo de Nueve de Julio con motivo de la solemnidad de los santos ap?stoles Pedro y Pablo -29 de junio de 2010. (AICA)

LA CARIDAD DEL SANTO PADRE??????????????

?

Queridos hermanos sacerdotes, di?conos, religiosos y religiosas, seminaristas,
queridos fieles, hermanos y hermanas:

????????? El Se?or Resucitado confi? el cuidado pastoral de su reba?o, la Iglesia, al ap?stol Pedro, y esta misi?n contin?a en el ministerio del Obispo de Roma, por la sucesi?n en la sede que ilustraron con su martirio y su doctrina los santos Pedro y Pablo. Este servicio de la unidad acompa?a y fortalece la comuni?n de la Iglesia, con un fundamento firme como la roca. Lo recordamos especialmente con ocasi?n de la solemnidad de los santos ap?stoles, y nos unimos en la oraci?n, con sentimientos de profunda gratitud y afecto, por el Papa Benito XVI, para que la ayuda divina lo sostenga e ilumine siempre en su ministerio. Pedimos por ?l, para que conduzca con sabidur?a y eficacia a la Iglesia, promueva la santidad por el anuncio de la Palabra y la celebraci?n de los sacramentos, alimente los corazones y las inteligencias de los fieles con su doctrina y los gobierne espiritualmente en medio de las preocupaciones de nuestro tiempo.

????????? El ministerio del Papa es un servicio de comuni?n, y como sucesor de Pedro, con su tarea y su oraci?n, la hace efectiva por el v?nculo de la caridad y el sacramento de la unidad, la Eucarist?a, que lo expresa y lo realiza. En su ministerio se anudan los lazos de la hermandad verdadera, de la responsabilidad fraterna en la Iglesia; es ?l quien confirma a sus hermanos, y su misi?n tiene un alcance universal. No es la Iglesia una simple organizaci?n humana, que tiene autoridades y ejecutores, sino que es el instrumento que el amor de Dios ha puesto para procurar a los hombres la salvaci?n eterna, y ofrecerles la posibilidad de una vida, que sea ya en este mundo como un anticipo y la imagen de la felicidad en la justicia y la verdad que nos espera.

????????? Al promover la santidad en todas las manifestaciones de la acci?n eclesial, como el fruto de la gracia de Jesucristo, especialmente en aquellos que son asociados m?s ?ntimamente a su misi?n, los sacerdotes, el Papa nos recuerda, con la seguridad que da la confianza en la verdad, que no es compatible la vida cristiana con el pecado, la santidad con la corrupci?n, el amor con el ego?smo. Y por eso, al proponer con energ?a una reforma interior y una purificaci?n de todos los pecados en la Iglesia, nos compromete a todos, para que revisemos nuestros modos de obrar y nos unamos en la oraci?n y en la penitencia. Esta ocasi?n es una oportunidad excelente para recordar ante Dios, en el A?o sacerdotal que proclam? el Papa Benito XVI, a los obispos y sacerdotes, que asumen la representaci?n apost?lica en la vida concreta de las comunidades, pidiendo por su fidelidad y generosidad apost?licas. Las incomprensiones y hasta los ataques que se dirigen contra la Iglesia y su Pastor se deben muchas veces al poco conocimiento de la realidad eclesial, fundada en la voluntad de Jesucristo y su presencia, y tambi?n a la falta de compromiso de muchos hermanos con el sentido genuino de la vocaci?n cristiana, que este Pont?fice con tanto coraje y constancia se esfuerza por afirmar y promover. Hay tambi?n desgraciadamente otras acusaciones, con afirmaciones profundamente injustas y que lastiman a la persona y a la misi?n espiritual del Santo Padre, que proceden de la enemistad contra el anuncio evang?lico y el bien verdadero que anuncia la Iglesia, y estas tambi?n nos hieren dolorosamente, como miembros del Pueblo de Dios, unidos con lazos profundos de fe y de caridad con nuestro Pastor. Queremos asegurar al Papa nuestra adhesi?n filial y confirmar nuestra comuni?n con ?l por la plegaria.

????????? Juntamente con la oraci?n y la identificaci?n espiritual que la Iglesia espera de nosotros, tenemos tambi?n una invitaci?n apremiante a contribuir materialmente con la caridad que el Papa realiza. El domingo 4 de julio ?inmediatamente despu?s de la celebraci?n de la solemnidad de San Pedro y San Pablo? se realiza la Colecta destinada a ofrecer al Santo Padre nuestra contribuci?n, y para ella pedimos a todos nuestros fieles que sean generosos. El Papa destina lo que recibe por esta Colecta a aliviar las consecuencias de las calamidades naturales, las guerras y otras situaciones de gran necesidad que se presentan en el mundo, como parte de su ministerio de Pastor universal.

????????? Invito a los Sres. Curas P?rrocos y Administradores parroquiales y a los directivos de los colegios cat?licos, a los responsables de las comunidades religiosas y de las instituciones diocesanas y movimientos, a preparar los ?nimos de los fieles para esta solemnidad, motiv?ndolos para que participen en la oraci?n por el Papa y se unan generosamente en la Colecta.

????????? La intercesi?n de los Santos Ap?stoles Pedro y Pablo acompa?e siempre el camino de la Iglesia, y los bendiga a todos ustedes, y que la protecci?n de la Sant?sima Virgen Mar?a, Madre de Dios y Madre de la Iglesia, sostenga al Santo Padre, a quien reiteramos la expresi?n de nuestra sincera adhesi?n.?

Mons. Mart?n de Elizalde OSB, obispo de Nueve de Julio
Junio de 2010?


Publicado por verdenaranja @ 22:37  | Hablan los obispos
 | Enviar