Martes, 10 de agosto de 2010

Palabras del p?rroco de La Guancha publicadas en el PROGRAMA DE LAS FIESTAS PATRONALES 2010, dirigidas a los feligreses como preparaci?n para las fiestas.

Estimados feligreses:

En el coraz?n de los pueblos cristianos, Mar?a constituye una presencia dulce y tranquilizadora. Con su estilo discreto, da a todos la paz y la esperanza en momentos alegres y tristes. Tambi?n en nuestro pueblo de La Guancha las advocaciones de La Esperanza, el Rosario, el Carmen, los Dolores, La Milagrosa y Coromoto nos recuerdan la presencia de la Madre que vela constantemente por sus hijos.

El mes de Agosto, al celebrar las Fiestas Patronales, nos da la oportunidad de llegar nuevamente a los pies de la Virgen de Ntra. Sra. de la Esperanza. Con la piedad del pueblo al que pertenecemos, volveremos a presentarle a nuestra Madre nuestro afecto y nuestra gratitud, y tambi?n nuestras preocupaciones.

El inolvidable Papa Juan Pablo II dec?a una vez: "En el estilo de piedad que es el del pueblo al que yo pertenezco, hall? lo que hab?a descubierto al leer el Tratado sobre la excelent??sima devoci?n a la Virgen Mar?a de San Luis Mar?a Grignon de Montfort'". "Si antes me conten?a por temor a que la devoci?n mariana tomara la delantera a la de Cristo, en lugar de cederle el paso, al leer el tratado comprend? que, en realidad, ocurr?a algo muy distinto".

Es que la Virgen Maria es la que m?s que ning?n otro ha contemplado a Dios en el rostro humano de Jes?s. Lo vio reci?n nacido, mientras, envuelto en pa?ales, era acostado en un pesebre; lo contempl? apenas muerto, cuando, bajado de la cruz, lo envolvieron en una s?bana y lo llevaron al sepulcro. Dentro de ella se imprimi? la imagen de su Hijo martirizado; pero esta imagen se transfigur? despu?s por la luz de la Resurrecci?n. As?, en el coraz?n de Maria, se custodia el misterio del rostro de Cristo, misterio de muerte y de gloria.

Ella es la Madre que dice a los hombres de nuestro tiempo: no teng?is miedo, Jes?s ha vencido al mal; ha vencido su dominio desde su ra?z "Cu?nta necesidad tenemos de esta hermosa noticia", exclama Benedicto XVI (Diciembre 2009), "Cada d?a, de hecho, a trav?s de los peri?di?cos, la televisi?n, la radio, el mal es narrado, repetido, amplificado, acostumbr?ndonos a las cosas m?s horribles, haci?ndonos insensibles y, en cierto sentido, intoxic?ndonos, pues lo negativo no se digiere plenamente y d?a tras d?a se acumula. El coraz?n se endurece y los pensamientos de hacen sombr?os?.

Mar?a con su presencia nos habla de Dios, nos recuerda la victoria de la Gracia sobre el pecado, y nos lleva a esperar incluso en las situaciones humanamente m?s dif?ciles.

Escuchemos la voz de Mar?a. Escuchemos su llamamiento silencioso. Ella nos dice a cada uno de nosotros: ?Que donde ha abundado el pecado puede sobreabundar la gracia! Dej?monos tocar por su ternura durante estas fiestas de 2010 desde su traslado del Camar?n y quinario en que ser?n convo?cados a rendir homenaje los ni?os, los j?venes, las cofrad?as, los enfermos y los mayores hasta los d?as principales: el domingo, 15 de agosto y el lunes, 16, y el pueblo ser? m?s hermoso, m?s cristiano, m?s humano.

Gracias, Madre, por tu mensaje de esperan?za. Gracias por tu silenciosa pero elocuente presen?cia en el coraz?n de nuestro pueblo de La Guancha.

P?rroco


 | Enviar