Jueves, 19 de agosto de 2010

Texto del micro radial de monse?or Jos? Mar?a Arancedo, arzobispo de Santa Fe de la Vera Cruz, emitido por LT 9 (31 de julio de 2010). (AICA)

D?A DEL P?RROCO???????????????

El pr?ximo 4 de Agosto celebramos la Fiesta del Santo Cura de Ars, Patrono de los P?rrocos. Si bien la figura del p?rroco es primariamente religiosa y hace a la vida de la Iglesia, sin embargo su presencia en el ?mbito de su parroquia o pueblo, lo convierte en alguien que tiene una relaci?n m?s amplia con toda la comunidad. Hoy, al tiempo que los saludo y les agradezco su trabajo, quiero reflexionar sobre el sentido que tiene en la Iglesia su vida como colaborador del obispo y pastor de una comunidad. No es alguien que se ha postulado para un cargo, sino un sacerdote que asume una misi?n que el Obispo, en el ?mbito de la di?cesis, le ha encomendado. Marcar?a tres aspectos a tener en cuenta: es un sacerdote, que recibe una misi?n del Obispo, para estar al frente de una parroquia.

En primer lugar es un sacerdote, es decir, alguien que ha recibido el sacramento del orden sagrado. Este aspecto es el m?s importante, porque nos habla de su participaci?n en el sacerdocio de Jesucristo de un modo ?nico y personal. Esto significa que es el mismo Cristo qui?n act?a a trav?s de su persona; cuando el sacerdote dice: ?Esto es mi Cuerpo? en la celebraci?n de la Misa, es el Cuerpo de Jesucristo el que se hace presente para nosotros como alimento espiritual. Comprender la verdad de este ministerio que Jesucristo ha dejado en la Iglesia, nos sorprende en primer lugar a nosotros mismos. El sacerdote es, ante todo, un hombre de fe que sabe que lo que es lo ha recibido como gracia al servicio de sus hermanos. Solo desde la fe, que se apoya en la Palabra de Jesucristo, podemos comprender la identidad y el ministerio del sacerdote.

En segundo lugar es un sacerdote que recibe una misi?n del Obispo. As? como al sacerdocio lo recibi? por manos del Obispo en su ordenaci?n sacerdotal, as? tambi?n su ejercicio lo realiza en relaci?n con ?l. Es el Obispo, como sucesor de los Ap?stoles, qui?n le confiere la ordenaci?n y la misi?n. No puede haber un sacerdote al margen de esta relaci?n con el Obispo, de quien es el colaborar m?s inmediato en su misi?n pastoral. Con ellos forma el presbiterio de la di?cesis que es el conjunto de sacerdotes, diocesanos y religiosos, bajo la presidencia del Obispo. El participar del sacerdocio de Cristo es signo de plenitud en su vida. Ejercer su ministerio como colaborador del Obispo, es v?nculo de comuni?n eclesial y fecundidad pastoral.

Finalmente recibe una misi?n para estar al frente de una parroquia. En ella tiene que hacer presente tanto su participaci?n en el sacerdocio de Jesucristo, como la de ser colaborador del Obispo en su ministerio sacerdotal. Ambas forman una unidad. Partiendo de esta doble fuente, el p?rroco es un sacerdote que asume, adem?s, una relaci?n personal y directa con una comunidad para la cual est? llamado a ser la presencia viva de Cristo, el Buen Pastor. Como ?l tiene que conocer, amar y acompa?ar a sus fieles. Con ellos forma la Iglesia local. Su vida queda en un sentido como atada a la vida de sus fieles y comunidad; esta entrega es para ?l fuente de madurez sacerdotal y para la comunidad signo del amor paternal de Dios. El ser p?rroco no es para el sacerdote una etapa dentro de una carrera eclesi?stica, sino una misi?n que es fuente de realizaci?n personal, pastoral y espiritual. La figura de Jes?s, el Buen Pastor, es su imagen ideal.

Queridos amigos, los invito a acercarse este 4 de Agosto a su parroquia para saludarlo. Reciban junto a mis oraciones, mi bendici?n.

Mons. Jos? Mar?a Arancedo, arzobispo de Santa Fe de la Vera Cruz?


Publicado por verdenaranja @ 22:43  | Hablan los obispos
 | Enviar