Viernes, 20 de agosto de 2010

Bolivia conmemor? ayer, 6 de agosto, el 185 aniversario de la fundaci?n de la Rep?blica, mientras el pa?s vive una compleja fase de transici?n y de transformaci?n en un estado plurinacional. En esta ocasi?n, los Obispos de Bolivia enviaron un mensaje de aliento, de solidaridad y de esperanza a los ciudadanos de todas las regiones y culturas. (Fides)

?Comunicado de la CEB: La Patria, Casa de Todos?

Desde los inicios de la independencia nacional se ha recorrido mucho camino, con esfuerzos y sacrificios, hacia una patria libre en la que los principios democr?ticos nos han permitido entendernos, superar momentos de conflicto y avanzar hacia la construcci?n de un ideal com?n.
La Iglesia part?cipe de la construcci?n del pa?s
Como Iglesia, desde nuestra fe en Jesucristo, hemos participado activamente en este proceso. Hemos contribuido a superar momentos de confrontaci?n, hemos alzado nuestra voz cuando las injusticias han tra?do sufrimiento y dolor a los m?s desfavorecidos y, sobre todo, cuando reg?menes dictatoriales y represivos, que tampoco han faltado en este camino, han conculcado los derechos humanos civiles, sociales y pol?ticos.
Debemos aprender del pasado, para seguir con los logros y los avances y para evitar errores y retrocesos, con miras a construir un futuro de esperanza y comuni?n para todos los bolivianos.


Avances y esperanzas
Sin duda el presente momento hist?rico est? cargado de proyectos y deseos de construir una sociedad m?s equitativa, con signos alentadores, como el reconocimiento de la diversidad y la riqueza cultural de nuestros pueblos y el justo proceso de inclusi?n de los hermanos ind?genas.
El avance de la igualdad? en la construcci?n de la sociedad, sin marginaciones ni exclusiones, ni antiguas ni nuevas, es un verdadero signo del crecimiento constante del Reino de Dios en la justicia y la verdad.
Amenazas en el momento actual
Sin embargo, sobre este proceso se ciernen amenazas, que pueden dejar sin efecto todo lo positivo que este momento peculiar puede traernos.
El reconocimiento de las diferencias culturales no nos debe hacer perder de vista la igualdad fundamental de todos los bolivianos en cuanto seres humanos, ?creados a imagen y semejanza de Dios? Cfr. G?n 1,26; ni tampoco los valores comunes, construidos a lo largo de nuestra historia,? que nos identifican y unen.
Ambiente de confrontaci?n social
El ambiente de tensi?n y confrontaci?n social que se vive casi constantemente ha hecho que en varias ocasiones se haya violado el respeto a la persona humana y sus derechos fundamentales.
La primac?a de la persona humana y el bien com?n son los principios b?sicos que tienen que guiar el accionar p?blico y privado, y est?n por encima de las ideolog?as. Nada puede justificar la violaci?n del derecho a la vida y a la libertad de las personas. El fin, por noble que sea, no justifica los medios; si estos son injustos, todo lo que se pueda lograr estar? viciado de ra?z por la injusticia.

Clima de miedo y desconfianza
La verdad y la justicia se imponen por su misma fuerza interna. No hay que temer a las ideas diferentes. No podemos caer en la tentaci?n del pensamiento ?nico, excluyente del di?logo, que impone, amedrenta, criminaliza y? reh?ye la riqueza de la confrontaci?n de ideas diferentes, base de toda democracia madura. Esta actitud siembra un clima de desconfianza y miedo, que impide la libre expresi?n de las personas, la construcci?n de un modelo de sociedad consensuado y la convivencia justa y pac?fica.
La justicia que, en muchas ocasiones, ha sido en nuestra patria un instrumento al servicio del? poder econ?mico y por eso est? tan desacreditada en especial entre los m?s pobres, actualmente est? cayendo en el peligro de supeditarse a intereses pol?ticos, de forma que sigue creando? desconfianza.
Los flagelos del narcotr?fico y la corrupci?n
Constatamos con honda preocupaci?n que los flagelos de la corrupci?n y del narcotr?fico, actividades radicalmente insolidarias y criminales, en las que est?n involucrados tambi?n c?rteles internacionales, contin?an creciendo en el pa?s y est? creando una cultura de muerte. Aumenta el n?mero de nuestros j?venes y adolescentes bolivianos? que son v?ctimas de esta lacra social que es la droga. Ante la envergadura e implicaci?n de este fen?meno hace falta una reacci?n de toda la sociedad y particularmente de las autoridades, para contrarrestar su expansi?n e impulsar la cultura de la vida.
Valores cristianos para la convivencia fraterna
Las fiestas? patrias deben ser ocasi?n propicia para examinar sobre qu? fundamento estamos construyendo el Estado Plurinacional.
?Dios es amor, y quien permanece en el amor permanece en Dios y Dios en ?l.?, nos recuerda el ap?stol Juan (Jn 4,16). Estas palabras evang?licas expresan con claridad meridiana el coraz?n de la fe cristiana y tambi?n la consiguiente imagen del hombre y de su camino donde quiera que se encuentre y en el momento hist?rico que le toque vivir.
Nos parece oportuno tambi?n proponer a los creyentes y a toda persona recta que crea en el di?logo y el entendimiento, como medios para la construcci?n de una patria para todos, estas palabras de San Pablo: ?Nada hagan por rivalidad, ni por vanagloria, sino con humildad, considerando cada cual a los dem?s como superiores a s? mismos, buscando cada cual no su propio inter?s, sino el de los dem?s?? Fil 2, 3-4
Que sepamos situarnos por encima de los intereses partidistas e ideol?gicos para buscar juntos los caminos de esperanza, progreso, convivencia, igualdad, libertad y justicia por los que clama nuestro pueblo.
Que la Virgen del Carmen, venerada como Patrona de nuestra tierra, nos acompa?e y oriente en la construcci?n de una Patria, casa para todos los bolivianos.
DIOS BENDIGA A NUESTRA PATRIA.


Los Obispos de Bolivia

La Paz, 4 de agosto de 2010.?


Publicado por verdenaranja @ 22:50  | Hablan los obispos
 | Enviar