Domingo, 29 de agosto de 2010

?Homil?a de monse?or Juan Rub?n Mart?nez, obispo de Posadas, para el domingo 20? durante el a?o (15 de agosto de 2010). (AICA)

PAN Y TRABAJO

El 7 de agosto hemos celebrado a San Cayetano. En la Argentina, es la oportunidad que tiene el pueblo para pedir su intercesi?n a Dios, por un tema central en la vida de cada persona y familia, que es el trabajo. Tambi?n en nuestra Di?cesis, en distintas comunidades hubo celebraciones. He tenido el gozo de compartir una multitudinaria procesi?n y Misa en la Parroquia San Cayetano, de Posadas. Debo se?alar que siempre quedo impresionado por la religiosidad y a la vez por la claridad del mensaje que nos da nuestra gente sobre la importancia que tiene ?el trabajo?, en la vida de una sociedad. Estos mensajes profundos son enviados desde el sentido com?n y sensatez que tiene la sabidur?a del pueblo. Lamentablemente a veces se toman aspectos superficiales de las movilizaciones masivas que genera la devoci?n a San Cayetano y no se hace una lectura profunda de la fe de nuestro pueblo, ni se tiene en cuenta que pueden ser indicadores, quiz? las mejores encuestas para evaluar, corregir y encaminar el rumbo de toda proyecci?n econ?mica, social, cultural? Quiero se?alar en esta reflexi?n que desde hace algunas d?cadas se fueron instalando propuestas econ?micas donde el trabajo no es ?la clave? del crecimiento. Es casi habitual que los mismos ministerios que encaran el problema econ?mico en general no incluyen como esencial el tema del trabajo. Se generan otros ministerios o secretar?as que se refieren al trabajo, ubicando esta problem?tica m?s en un ?mbito social, que en el econ?mico. Sobre todo el neoliberalismo de la d?cada del 90 acentu? esta ruptura que no sit?a la persona, ni el trabajo en el centro del problema econ?mico. No es casual que en nuestra Am?rica Latina se da por un lado un cierto crecimiento econ?mico y por otro siga acentu?ndose la inequidad social. En esto la multiplicaci?n del asistencialismo da?? la cultura del trabajo. Es importante recordar el documento ?Laborem excercen? del Papa Juan Pablo II, en donde subraya la ense?anza que habitualmente nos da la doctrina social de la Iglesia, acentuando la prioridad del trabajo sobre el capital. En s? debemos afirmar la importancia del capital para el crecimiento, pero dicho crecimiento es genuino, consistente y justo, cuando est? ligado al trabajo.

Ser? una clave en nuestra Patria y Provincia profundizar en el eje de ?la cultura del trabajo?, que tanto tiene que ver con nuestra identidad heredada de nuestros antepasados, que por generaciones consideraron ?su trabajo? como clave para crecer. Aunque nuestra realidad va cambiando y la globalizaci?n y la tecnolog?a generan nuevos escenarios, deberemos tener en claro que si nos sometemos ?solo? a ?lo virtual? seguiremos generando rupturas con la realidad en donde el proceso de concentraci?n y exclusi?n seguir?n profundiz?ndose.

En el Documento de Aparecida cuando se refiere al trabajo se?ala: ?Alabamos a Dios porque en la belleza de la creaci?n, que es obra de sus manos resplandece el sentido del trabajo como participaci?n de su tarea creadora y como servicio a los hermanos y hermanas. Jes?s, el carpintero (Mc. 6,3), dignific? el trabajo y al trabajador y recuerda que el trabajo no es un mero ap?ndice de la vida, sino que ?constituye una dimensi?n fundamental de la existencia del hombre en la tierra?, por la cual el hombre y la mujer se realizan a si mismos como seres humanos. El trabajo, garantiza la dignidad y la libertad del hombre, es probablemente ?la clave esencial de toda la cuesti?n social?.

El pasado 7 de agosto, hemos pedido y manifestado a San Cayetano que en cada hogar de los argentinos y misioneros haya ?pan y trabajo?. Pedimos la intercesi?n de San Cayetano a nuestro padre Dios, para que podamos revalorizar ?la cultura del trabajo? en todos los ?mbitos con la certeza que esto nos hace m?s dignos, porque nos ayuda a plenificar el haber sido hecho a imagen y semejanza de Dios.

?Un saludo cercano y hasta el pr?ximo domingo!?

Mons. Juan Rub?n Mart?nez, obispo de Posadas?


Publicado por verdenaranja @ 19:45  | Homil?as
 | Enviar