Mi?rcoles, 29 de septiembre de 2010

Homil?a de monse?or Miguel Esteban Hesayne, obispo em?rito de Viedma para el 24? domingo durante el a?o (12 de septiembre de 2010). (AICA)

EL SERVICIO Y DIMENSI?N POL?TICA EN CLAVE CRISTIANA

Oyendo, leyendo y mirando lo que acontece a diario en nuestra sociedad, recuerdo lo que oramos con el salmista (84): ?Dejemos de hacer locuras y obedezcamos a Dios. Recordemos que somos suyos, y que El nos ha prometido la Paz?.

? La Argentina necesita de dirigentes pol?ticos que antes de meterse en la pol?tica partidaria se hayan formado para servir y no servirse. Hablemos claro. Los ciudadanos merecen un m?nimo de respeto. Que los proyectos no sean una t?ctica-pantalla de otros intereses y por eso han de tener un solo objetivo, el bienestar de la sociedad?

Me dir?n que soy un iluso. Lo ser?a si no tuviera Fe Cristiana y no me dirigiera a quienes creen en aqu?l que se present? como enviado por Dios para ?dar buenas noticias a los pobres, para anunciar libertad a los prisioneros, para devolverles la vista a los ciegos, para rescatar a los que son maltratados y para anunciar a todos que este es el tiempo que Dios eligi? para darnos la Salvaci?n? Lc.4.18

? El paso de pol?ticos que usan la dirigencia pol?tica para provecho propio a quienes la usan para servir a su pueblo, lo pueden dar los que, a ciencia y conciencia o sin saberlo, se dejan quemar con el fuego preanunciado por Isa?as cuando preguntaba y respond?a prof?ticamente: ??Qui?n de nosotros habitar? en fuego devorador, qui?n de nosotros habitar? en una hoguera perpetua??- ?El que procede con justicia, habla con rectitud y reh?sa cualquier ganancia con la opresi?n, el que sacude la mano rechazando las coimas y el que no se presta a cometer un crimen, el que cierra los ojos para no complacerse en el mal?? Isa?as 33,13.16

? El paso de una pol?tica dominadora a una pol?tica servidora comenz? a darse, en nuestra historia, con Jes?s seg?n el texto lucano citado. Y se sigue dando, aqu? y ahora, toda vez que ?un hombre o una mujer ?metido en pol?tica? se deja quemar por el fuego del amor de Dios poni?ndose al servicio de quien se encuentre en situaci?n de necesidad. Ese hombre, esa mujer est? haciendo realidad hist?rica las palabras de Jes?s al anunciar el reinado de Dios en la historia de la humanidad: ?Fuego vine a traer sobre la tierra y que quiero sino que arda? (Lc. 12,49) Porque al decir estas palabras, Jes?s anunciaba el reinado de Dios en las acciones de hombres y mujeres de todas la ?pocas. En las acciones de sus seguidores expl?citos y en las de todo hombre o mujer de buena voluntad que sirve con sincera honestidad al pueblo. El proyecto de Jes?s sobre sus seguidores es que vivan ?impregnados de su Evangelio hasta sus ?ltimas consecuencias y fortalecidos con su propia vida de Resucitado en la participaci?n de la Eucarist?a. A tal punto que tengan el ?poder de Dios? para recrearse hombres y mujeres ?nuevos?, capaces de? reconstruir una sociedad ?nueva?. Y en el caso que nos ocupa, una ?pol?tica nueva? que se da cuando los pol?ticos ?hacen pol?tica? con los criterios del ?mism?simo Jes?s. Jes?s en su Evangelio no dej? un manual de pol?tica. Pero s? dej? un c?mulo de valores para recrear los corazones y proyectarlos en las dimensiones y estructuras de la Historia Humana. La Iglesia fiel a Jes?s a trav?s de los siglos fue confeccionando a la Luz del Evangelio una doctrina social-pol?tica, eco fiel de los valores evang?licos que sirve para iluminar y animar una vida genuinamente humana logrando a trav?s de los cambios de ?poca una sociedad arm?nica en convivencia ciudadana fraterna, signo y anticipo del Reinado de Dios. Cuando se habla de una pol?tica iluminada por el Evangelio o la aplicaci?n de la Doctrina social de la Iglesia se est? lejos de pensar en una Iglesia influyendo en las decisiones pol?ticas y menos a?n pensar en un partido de la Iglesia. Se trata de formar una ciudadan?a con mentalidad cristiana. Es decir que piense y obre como obrar?a el mismo Jes?s seg?n lo manifiestan los Evangelios y lo explicita la Doctrina de la Iglesia. Esto supone una seria catequesis social pol?tica. Para vivir la Fe Cristiana en todas las dimensiones de la vida humana, es preciso pasar de encuentros as? sean grandes eventos a un ?ntimo, profundo, proceso de conversi?n personal. Porque la vida cristiana exige el proceso de conversi?n a Jes?s y su Evangelio tambi?n referido al servicio del quehacer pol?tico y a la dimensi?n pol?tica de la vida humana.

Miguel Esteban Hesayne, obispo em?rito de Viedma?


Publicado por verdenaranja @ 23:13  | Homil?as
 | Enviar