Viernes, 01 de octubre de 2010

El Delegado Diocesano de Catequesis y Vicario General de la di?cesis de Tenerife se dirige a los catequistas al comenzar el a?o pastoral 2010-2011, inst?ndoles a unirse al objetivo del PDP para este curso.

OBISPADO DE TENERIFE
Vicar?a General

C/ San Agust?n, 28. 38201 ? La Laguna, Tenerife
? 922258640 ? Fax. 922256362
[email protected]

"ADULTOS EN LA FE... FE ADULTA"

CURSO PASTORAL 2010-2011. A?o de los adultos, con especial incidencia en la familia.

La familia y el mundo de los adultos aparec?an como una opci?n destacada en las propuestas realizadas para el Plan. Por ello, hemos de promover, revisar y renovar las acciones pastorales que tengan como objeto y sujeto a los adultos y la familia, impulsando su compromiso en la transformaci?n de la sociedad, siendo semillas del Reino de Dios.

Estimados todos. He querido encabezar esta misiva recordando el objetivo preferente de este curso pastoral tal y como est? redactado en el propio PDP, como una invitaci?n a cada uno en orden a promover, revisar y renovar toda nuestra acci?n pastoral en estos ?mbitos.

Lo primero que se nos pide en este curso es analizar nuestra fe como catequistas, preguntarnos cada uno ante el Se?or, por la calidad de nuestro seguimiento de Jes?s y de nuestro ardor misionero. Esta llamada a tener una fe adulta se dirige, en primer lugar, a cada uno de nosotros.

Por otro lado, esta es una oportunidad para volver a renovar nuestra apuesta decidida por la catequesis de adultos y por el servicio catequ?tico a las madres y padres. Tenemos un enorme desafio en este campo que no podemos ni debemos descuidar o rendirnos ante las m?ltiples resistencias de la realidad.

Por otro lado, agradeci?ndoles, una vez m?s, el servicio educativo y evangelizador que desarrollan, quiero insistir tambi?n en la importancia de la formaci?n continua en las parroquias y arciprestazgos. Hemos puesto a disposici?n de todos, un nuevo folleto de formaci?n esta vez centrado en los contenidos de la catequesis, concretamente en el Credo. Conviene que recordemos dos afirmaciones importantes contenidas en la Catechesi Tradendae:

Siendo la catequesis un momento o un aspecto de la evangelizaci?n, su contenido no puede ser otro que el de toda la evangelizaci?n: el mismo mensaje -Buena Nueva de salvaci?n- o?do una y mil veces y aceptado de coraz?n, se profundiza incesantemente en la catequesis mediante la reflexi?n y el estudio sistem?tico; mediante una toma de conciencia, que cada vez compromete m?s, de sus repercusiones en la vida personal de cada uno; mediante su inserci?n en el conjunto org?nico y armonioso que es la existencia cristiana en la sociedad y en el mundo.

Una expresi?n privilegiada de la herencia viva que hemos recibido en custodia, se encuentra en el Credo o, m?s concretamente, en los S?mbolos que, en momentos cruciales, recogieron en s?ntesis felices la fe de la Iglesia. Durante siglos, un elemento importante de la catequesis era precisamente la "traditio Symboli" (o transmisi?n del compendio de la fe), seguida de la entrega de la oraci?n dominical.

Sin m?s me despido. Buena traves?a, con Dios, con Mar?a, con todos. Fraternalmente.

Antonio Manuel P?rez Morales

Vicario General


 | Enviar