Viernes, 01 de octubre de 2010

Carta del Obispo de Mazatl?n, Mons. Mario Espinosa Contreras enviada a la di?cesis y de la cual la Agencia Fides ha recibido una copia. (Fides)

De las Campanas de Dolores al Te Deum en Catedral?

Las campanas, que gallardas est?n en lo m?s alto de nuestros Templos, y distribuidas en torres elevadas, cuando suenan nos invitan a la celebraci?n de la Eucarist?a, a la oraci?n por los vivos o por los difuntos, son tambi?n pregoneras de fiestas y se?ales de alarma o emergencia.?

Entre las campanas m?s c?lebres de nuestra Patria destacan las de la Parroquia del pueblo de Dolores, que su P?rroco, el Se?or Cura Don Miguel Hidalgo y Costilla, en la madrugada del domingo 16 de Septiembre de 1810, las hizo echar a vuelo y a su clamor la multitud de feligreses escucharon la arenga vibrante del Padre Hidalgo, convoc?ndolos a unirse a su causa.? 600 hombres salen con ?l, y en pocos d?as re?ne aproximadamente 100,000. Cerca de Dolores, en Atotonilco, enarbola una imagen de Nuestra Se?ora de Guadalupe, haci?ndola su estandarte de marcha.?

Las campanas, la parroquia, el sacerdote Miguel Hidalgo, Nuestra Se?ora de Guadalupe, son elementos y realidades vinculadas a la religi?n cat?lica, que nos patentizan que en? el origen de nuestra independencia est? presente nuestra fe. Y todas esas realidades se multiplican a lo largo de los once a?os de gesta insurgente, y se manifiestan territorial y cronol?gicamente.?

El Se?or Cura de Car?cuaro y Nocup?taro,? Jos? Mar?a Morelos y Pav?n, emprende su participaci?n en la gesta libertaria, luchando en el sur del territorio nacional. Visionario, convoca el Congreso de An?huac, donde participaron pensadores notables, juristas y sacerdotes, entre ellos el Padre Manuel Herrera. El Congreso, desde el discurso inaugural pronunciado por el Padre Morelos, refleja, en ?Los Sentimientos de la Naci?n?, un fino sentido de justicia de inspiraci?n cristiana cat?lica. De esta forma establece que haya leyes que ?moderen la opulencia y la indigencia, y que alejen a la ignorancia, la rapi?a y el hurto?, al mismo tiempo que se privilegia la religi?n cat?lica.?

Al tomar Morelos la poblaci?n de Iz?car, se le incorpora el Se?or Cura Don Mariano Matamoros, en honor de ?l, esa poblaci?n lleva el apellido del ilustre lugarteniente del caudillo insurgente.?

Los hermanos religiosos Herrera y Viller?as se unen al movimiento emancipador, y en notable acci?n militar lograron tomar San Luis Potos?. En el occidente de nuestra patria, el Se?or Cura de Ahualulco, Jalisco, Don Jos? Mar?a Mercado, emprende su campa?a independista, toma Tepic y muere heroicamente en el puerto de San Blas, Nayarit. Despu?s de la muerte de Don Jos? Mar?a Morelos, otro sacerdote destac? en la lucha en aras de una nueva naci?n: el Padre Marcos Castellanos, quien operaba en la zona del Lago de Chapala. Muchos otros eclesi?sticos participaron en la Independencia, y sus nombres est?n inscritos en las p?ginas gloriosas de las historias regionales.?

En 1821, Agust?n de Iturbide y Vicente Guerrero se unen y suscriben el Plan de Iguala o de las Tres Garant?as, constituyendo el Ej?rcito Trigarante. La bandera que enarbolaba este agrupamiento militar tiene tres colores que persisten en nuestro l?baro patrio: rojo, verde y blanco. Estos representan las tres garant?as, mismas que son, respectivamente: La uni?n de todos los grupos sociales, la independencia de M?xico y la religi?n cat?lica.?

Ese ej?rcito entr? victorioso a la capital el 27 de Septiembre de 1821, y todo el pa?s se uni? al Solemn?simo Te Deum de acci?n de gracias a nuestro Dios, himno que hizo vibrar como nunca la majestuosa Catedral de M?xico.?

Es obvio que en toda la prolongada lucha por la Independencia est? fuertemente presente nuestra fe cat?lica. Hemos visto como muchos sacerdotes ofrendaron su vida para darnos una patria, y m?s a?n, formaron? parte del gremio m?s actuante en la lucha libertadora; por ello, bien lo dijo un pensador: ?La Independencia la hicieron los sacerdotes, la Reforma los abogados y los maestros la Revoluci?n?.?

En este Septiembre del Bicentenario una vez m?s en toda la naci?n, se escucha el ta?er de las r?plicas de las campanas de la Parroquia de Dolores, que nos hacen recordar los inicios de un M?xico nuevo. Tambi?n, nos traen la memoria de c?mo nuestra fe cat?lica ha estado acompa?ando, entre tantas y tan variadas circunstancias, la noble causa libertaria de M?xico. Damos gracias al Se?or de la vida y de la historia por todos los dones que hemos recibido los mexicanos, pedimos perd?n por las deficiencias, y suplicamos para que nuestra patria sea digna, noble y armoniosa?

Que Santa Mar?a de Guadalupe, que estuvo tan presente en la Independencia de M?xico, ore por nosotros para que los ideales de quienes ofrendaron sus vidas por una naci?n libre, independiente y justa, sean concretados d?a a d?a por los actuales mexicanos en una realidad m?s plena.?

Mazatl?n, Sin. 15 de Septiembre de 2010.?

+ Mario Espinosa Contreras

Obispo de Mazatl?n


Publicado por verdenaranja @ 22:36  | Hablan los obispos
 | Enviar