Lunes, 04 de octubre de 2010

Alocuci?n televisiva de monse?or H?ctor Aguer, arzobispo de La Plata en el programa ?Claves para un mundo mejor? (18 de septiembre de 2010) (AICA)

CONGRESO DE DOCTRINA SOCIAL EN LA PLATA

Queridos amigos hoy estamos clausurando, en La Plata, el Primer Congreso de Doctrina Social de la Iglesia de la Arquidi?cesis.

En la d?cada pasada, el ?rea de Pastoral Social de esta Arquidi?cesis ha realizado tres Semanas Sociales, varios seminarios de estudio, la presentaci?n p?blica del ?Compendio de la Doctrina la Doctrina Social de la Iglesia? y una serie de actividades importantes para difundir, en la comunidad local, este cuerpo de ense?anzas que ilumina, de un modo magn?fico, la realidad y puede ofrecer inspiraci?n para ir resolviendo los graves problemas que afectan a la sociedad de hoy.

Este Congreso quiere ser un congreso estrictamente tal. Es decir, sus organizadores han pensado en un Congreso de autores, de modo que personas o instituciones puedan presentar sus trabajos, estudios que consisten en una consideraci?n de la realidad social que les toca vivir, o de sus diversas experiencias, a la luz de la ense?anza social cat?lica.

Han querido dirigirlo especialmente a los j?venes, y por eso, gracias a Dios, ha sido important?sima la participaci?n de j?venes en este Congreso.

Es que en el fondo debemos reconocer que si los j?venes no se hacen cargo de esta ense?anza es muy dif?cil que, en los pr?ximos a?os, la generaci?n que va a acceder a puestos de relevancia en todos los ?rdenes de la vida nacional, pueda valerse de este tesoro de pensamiento y de orientaciones pr?cticas para ir suscitando mejores criterios y encaminando algunas soluciones a problemas que se han tornado cr?nicos en la sociedad argentina. Problemas que, por otra parte, son caracter?sticas del mundo contempor?neo.

Hace poco he le?do un reportaje que se hac?a a estudiantes secundarios de la Ciudad de Buenos Aires, comprometidos en la toma de escuelas para exigir las mejoras de los edificios y otras reivindicaciones. Se les preguntaba qui?nes eran sus referentes intelectuales, los l?deres a los cuales ellos admiraban y en cuyo pensamiento se inspiraban. Me llam? la atenci?n que de seis j?venes cinco sostuvieron que sus referentes eran Marx, Lenin, Trotsky y el Che Guevara.

Eran muchachos y chicas entre 15 y 18 a?os. ?Habr?n le?do a Marx, me pregunto yo? ?Habr?n conocido por estudios serios y referencias s?lidas la historia del Siglo XX? ?Tendr?n idea de los estragos a que dio lugar esa orientaci?n social, filos?fica, pol?tica? ?Tienen idea de las decenas de millones de muertes que ha causado?... Y estamos hablando de chicos que reci?n se asoman a la vida.

Por eso, es imprescindible que la juventud de hoy conozca la Doctrina Social de la Iglesia y que conozca aquellos criterios fundamentales apoyados en una visi?n del mundo que pueden ayudar a la gente de hoy a encaminar la convivencia social en t?rminos de aut?ntica justicia y de verdadera paz.

Este Congreso en la Arquidi?cesis de La Plata puede servir tambi?n como una preparaci?n al que se va a realizar, en a?o que viene, a nivel nacional. El nuestro es un fruto del trabajo de la Pastoral Social que se viene haciendo a lo largo de a?o, pero debiera ser una dimensi?n permanente de la evangelizaci?n, porque no debe olvidarse que, en realidad, la Doctrina Social de la Iglesia es un aspecto, una parte, un cap?tulo, de la ense?anza total del cristianismo.

Esa Doctrina ha sido expuesta, en su formulaci?n moderna, en documentos importantes de los Papas, comenzando por la enc?clica ?Rerum novarum? de Le?n XIII; un ?ltimo jal?n hasta el presente lo tenemos en la ?Caritas in veritate? de Benedicto XVI. En el Catecismo de la Iglesia Cat?lica podemos hallar valiosos desarrollos de esa ense?anza, y en el ?Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia? una exposici?n sistem?tica de la misma. Se resume en este libro lo que los pont?fices han ense?ado en los ?ltimos cien a?os para esclarecer los problemas econ?micos, sociales, pol?ticos y culturales del mundo contempor?neo a la luz de la raz?n y de la fe, siguiendo una constante tradici?n que tiene su fundamento en la Sagrada Escritura. Los invito a interesarse en conocer y difundir esta ense?anza.?

Mons. H?ctor Aguer, arzobispo de La Plata?


Publicado por verdenaranja @ 22:35  | Hablan los obispos
 | Enviar