Mi?rcoles, 03 de noviembre de 2010

Reflexi?n de monse?or Rub?n Oscar Frassia, obispo de Avellaneda-Lan?s para el programa radial "Compartiendo el Evangelio", para el 29? domingo durante el a?o (17 de octubre de 2010).? (AICA)

JES?S NOS LLAMA A REZAR SIN DESANIMARNOS?????????

Para recordar: no podemos olvidar que, para nosotros, este domingo es el d?a de la madre. ?Qu? regalo tan grande Dios ha hecho a la familia y en especial a la mujer al convertirla en madre! El mundo, los hombres y las mujeres, nacemos todos de una madre. ?Qu? dignidad tiene la mujer! ?Qu? dignidad Dios le ha compartido! Recordemos que, por m?s que se corte el cord?n umbilical f?sicamente, jam?s se debe cortar el lazo espiritual entre los hijos y su madre. Env?o mi bendici?n para nuestras madres, aquellas que ya han partido a la Casa de Dios y aquellas que todos tenemos presentes.?

Evangelio seg?n San Lucas 18, 1-18 (ciclo C)

Es cierto que en el mundo exitista que todos tenemos, muchas veces reducimos nuestras acciones y expectativas a los resultados: ?quiero esto?, ?consigo lo otro?, ?compro esto?, ?quiero tal otra cosa?, ?compro un celular, tiro el otro?, ?tengo un GPS?; es el mundo del consumo ?verdad?

Pareciera que, de alguna manera, toda nuestra vida se agota en las causas y en los efectos de los resultados. Si los tengo, pareciera que soy m?s feliz, y si no los tengo, soy menos feliz o soy un infeliz. Pero la vida no es eso.

Nuestra vida es un misterio y un misterio mucho m?s profundo. No podemos jam?s reducirnos a los logros de las cosas o de los resultados, ?somos un misterio! Y en ese misterio, para ser completados, ser integrados y poder pertenecerse, es necesario abrirse a Dios, a la trascendencia. Y por eso tenemos que rezar.

Rezamos no por la utilidad ni para lograr tal efecto, ?rezamos porque queremos hablar con Dios!, porque le queremos contar a Dios, porque le confiamos a Dios; rezamos porque le creemos, rezamos porque creemos, y es lo mejor que nos puede pasar.

Pero la oraci?n de la fe, la oraci?n del creer, el rezo, fundamentalmente est? respondiendo a su iniciativa. ?D?nde est? la clave? La clave est? en Su Palabra; en la Palabra de Dios que nos habla, y que atentamente escuchamos? y con disponibilidad respondemos. Por eso el rezo es, fundamentalmente, leer la Palabra, masticar la Palabra y luego convertirla en oraci?n.

Queridos hermanos, cuantas veces la gente habla y habla, hay tanta locuacidad, tanto hartazgo de las palabras que ya pierden el contenido y la val?a de la propia expresi?n. Por eso es importante aprender a hacer silencio, a escuchar m?s y a responder mejor. Oremos sin desanimarnos, as? tendremos paz y la comunicaremos a los dem?s.

Les dejo mi bendici?n: en el Nombre del Padre, del Hijo y del Esp?ritu Santo.

Am?n?

Mons. Rub?n Oscar Frassia, obispo de Avellaneda-Lan?s?


Publicado por verdenaranja @ 22:21  | Hablan los obispos
 | Enviar