Martes, 09 de noviembre de 2010

DOMINGO 33 TIEMPO ORDINARIO/ C
14 de Noviembre de 2010

La gracia de Dios, el amor de Jesucristo y el don del Esp?ritu Santo est?n con todos vosotros.

?Durante este mes de noviembre, en el final del a?o lit?rgico, escuchamos, en las lecturas que se proclaman en nuestras celebraciones, la llamada a mirar hacia el t?rmino de nuestra historia, la de cada uno de nosotros y la de toda la humanidad.

Hoy, este anuncio del final de la historia se nos proclamar? con palabras que parecen destinadas a alarmamos, porque hablan de dolores y cat?strofes.
Pero no debe ser as?. Lo que Jes?s nos anuncia es un mensaje de salvaci?n: pase lo que pase, vaya como vaya todo, ?l ofrece la vida nueva de su Reino a todos los que hayan querido seguir su camino.

A. penitencial: Comencemos esta Eucarist?a con unos momentos de silencio. Dig?mosle a Dios nuestro Padre que confiamos en su amor y que, a pesar de nuestras debilidades, queremos serie fieles. (Silencio).

- T?, que nos ofreces tu amor. SE?OR, TEN PIEDAD.

- T?, que nos ofreces tu felicidad. CRISTO, TEN PIEDAD.

- T?, que nos ofreces tu vida. SE?OR,TEN PIEDAD.

1. lectura (Malaqu?as 3, 19-20a): El profeta Malaqu?as nos habla, en esta breve lectura, del fin del mundo. Para los que queremos seguir el camino del amor de Dios, sus palabras son un anuncio de salvaci?n.

2. lectura (2 Tesalonicenses 3,7-12): La segunda lectura tambi?n nos habla del fin del mundo, pero de un modo muy distinto que el profeta Malaqu?as. En la comunidad de Tesal?nica hab?a cristianos que, como cre?an que el fin
del mundo iba a llegar pronto, viv?an sin trabajar y sin hacer nada. Escuchemos lo que les dice san Pablo.

Antes del aleluya (Ev.: Lucas 21,5-19): En el evangelio de este domingo, Jes?s nos habla de desgracias y de cat?strofes. Habla de la destrucci?n del templo de Jerusal?n, y habla al mismo tiempo del fin del mundo, como una gran batalla entre el bien y el mal, entre los que han querido seguir su camino de amor y los que han buscado en cambio el poder y el ?xito de este mundo.
Y anuncia la victoria final del amor de Dios. Recibamos este mensaje con el canto del aleluya.

Oraci?n universal: Oremos a Dios nuestro Padre, porque ?l es la fuente de toda bondad. Oremos diciendo: ESC?CHANOS, PADRE.

Por el papa Benedicto, y por todos los pastores de la Iglesia. Para que con su palabra y su vida sean est?mulo de fe y de esperanza para el pueblo cristiano. OREMOS:

Por nuestra Iglesia diocesana. Para que disponga de los recursos materiales necesarios para llevar a cabo toda su actividad y mantener todas sus obras apost?licas. OREMOS:

Por los responsables de la econom?a de la Iglesia. Para que ejerzan su responsabilidad con dedicaci?n y acierto. OREMOS:

Por los que sufren a causa de la soledad, la enfermedad, el hambre o la pobreza. Para que no les falte la ayuda de los que pueden hacer m?s llevadera su situaci?n. OREMOS:

Por todos nosotros. Para que un d?a el Padre del amor y de la misericordia nos reciba con nuestros hermanos difuntos en el banquete de su Reino. OREMOS:

Esc?chanos, Padre, y danos tu luz y tu vida. Por ...

Padrenuestro: Unidos a Jesucristo, y como ?l nos ense??, nos atrevemos a decir:

CPL


Publicado por verdenaranja @ 21:09  | Liturgia
 | Enviar