Viernes, 12 de noviembre de 2010

Ciudad del Vaticano (Agencia Fides) - "Para una atenci?n sanitaria justa y humana a la luz de la Caritas in veritate" es el tema de la 25 ? Conferencia Internacional del Consejo Pontificio para la Pastoral de la Salud, prevista para el 18 y 19 de noviembre en el Aula Nueva del S?nodo en el Vaticano, y en el Instituto Patr?stico Augustinianum. Durante la presentaci?n oficial del evento ante el Santo Padre Benedicto XVI, el Presidente del Dicasterio, el Arzobispo Zygmunt Zimowski, ha subrayado que la edici?n de 2010 se ver? enriquecida por la participaci?n de varias personalidades de primer orden de la Iglesia cat?lica, de la investigaci?n cient?fica, de la diplomacia, del mundo de la salud y de la econom?a. Entre todos ellos hemos entrevistado al Padre Renato Salvatore, Superior General de los Camilos, que ha expuesto a Fides algunas reflexiones sobre la Iglesia y la promoci?n de la salud.

Fides: ?C?mo cree que se deber?a intervenir para ofrecer la posibilidad de una salud “ecua y humana” para todos?

P. Salvatore: El concepto de salud se deriva de la consideraci?n del hombre como ser creado a imagen y semejanza de Dios y destinado a la comuni?n eterna con ?l. La antropolog?a cristiana ofrece una escala especial de valores: Dios ocupa el primer puesto; la vida eterna precede a la vida terrenal est? por encima de la salud... Por lo tanto, el cristiano no puede decir, por ejemplo, "?en primer lugar la salud!". De hecho, la salud es un bien y no el Bien; y adem?s se trata de un bien instrumental, es decir, que es ?til para seguir otros valores m?s importantes. Desde el punto de vista cristiano, una persona f?sicamente enferma tiene la posibilidad de vivir "sanamente" si, a pesar de la enfermedad, sigue teniendo la determinaci?n de realizar el plan de Dios. Jes?s quiere donar a cada hombre la plenitud de la vida, por lo tanto, su vida es una salud integral. ?l no es s?lo un sanador, sino el Salvador. Cristo es la salud: ?l es m?dico y medicina; terapeuta y salvador; hombre nuevo y modelo del hombre nuevo. ? Ofrece su "salud" a los enfermos y sanos!. ?l nos sana y nos permite sanar a otros que est?n prisioneros del mal porque la promoci?n de la salud es parte del trabajo de la construcci?n del Reino. La Iglesia proclama, testimonia y promueve esta idea de la salud con la proclamaci?n de la Palabra, con la celebraci?n de los sacramentos y con el servicio de la caridad. Las estructuras socio-sanitarias cat?licas son una forma de promoci?n de la salud salv?fica y de la salvaci?n saludable. La creciente b?squeda de salud –hasta llegar al extremo de la medicina de los deseos - expresa un deseo latente de plenitud, de superaci?n de lo que es fr?gil y precario. Esto se puede interpretar como una petici?n de "salvaci?n": esta b?squeda inconsciente es acogida por la Iglesia para promover su "terapia" evang?lica, que act?a directamente sobre los estilos de vida que no son saludables. La Iglesia trabaja a favor de la salud de las personas de muchas maneras, particularmente con sus 120.000 (aproximadamente) estructuras socio-sanitarias diseminadas por todo el mundo. La acci?n de la Iglesia se distingue de la de las entidades estatales o privadas por "su" concepto de salud y por la uni?n indisoluble de la caridad con la verdad, como el Santo Padre nos recuerda en la Enc?clica "Caritas in veritate".

Fides: ?C?mo cree que se puede responder a la luz de la Caritas in veritate?

P. Salvatore: “"El anuncio de Cristo es el primer y principal factor del desarrollo"” (Caritas in Veritate 8) verdaderamente humano y la construcci?n de un sistema socio-sanitario realmente a medida del hombre. nos recuerda el Papa Benedicto XVI: “el aut?ntico desarrollo del hombre concierne de manera unitaria a la totalidad de la persona en todas sus dimensiones […] las instituciones por s? solas no bastan, porque el desarrollo humano integral es ante todo vocaci?n y, por tanto, comporta que se asuman libre y solidariamente responsabilidades por parte de todos. Este desarrollo exige, adem?s, una visi?n trascendente de la persona, necesitada de Dios” (Caritas in Veritate 11). Las instituciones socio-sanitarias cat?licas mientras responden generosamente a las necesidades del cuerpo no pueden olvidar las necesidades profundas y las insistentes preguntas del esp?ritu. Y la respuesta, la ?nica que puede satisfacer el coraz?n humano, nos la dona el Padre a trav?s del Hijo en el Esp?ritu Santo. Fuera de la verdad no hay libertad, no hay posibilidad de desarrollo real de la persona, y mucho menos de una sociedad justa y fraterna. La historia ha ense?ado con un muchos ejemplos que Dios es el defensor supremo del ser humano, de su dignidad, de su vida, de sus derechos. La adhesi?n a la Revelaci?n es el modo m?s seguro para la promoci?n de todos aquellos bienes que son requisitos esenciales para la promoci?n de la salud: educaci?n, trabajo, comida, agua, vivienda, paz, libertad de manifestar la propia fe religiosa o expresar las propias opiniones... A qui?n le falte uno o m?s de estos bienes, inevitablemente tendr? en peligro su salud.

Fides: Vosotros, los Camilos est?is inclinados por carisma hacia la salud f?sica y espiritual de los que sufren. ?Cu?l es el compromiso de la Iglesia misionera en este ?mbito?

P. Salvatore: Forma parte de las tareas prioritarias de la Iglesia el “denunciar todas las opresiones de la vida y la salud, los atentados contra la dignidad y la integridad de los m?s d?biles, la injusta distribuci?n de los recursos de salud, los mecanismos y las estructuras que impiden a los m?s pobres llegar a la mesa de la vida y la salud. Sin embargo, este compromiso, requiere un esfuerzo igualmente importante para promover una nueva cultura de la salud, hecha a medida del hombre, capaz de sanar los elementos pat?genos, personales y estructurales de la sociedad [...] Por ?ltimo, no es menor el reto de mostrar, con la propia vida y con la dedicaci?n a los dem?s, que el Evangelio vivido es la mejor fuente de salud querida por Cristo y confiada a la Iglesia como un don y una misi?n. Es la profec?a de la nueva salud para un mundo hambriento y sediento de plenitud" (Religiosos Camilos, documento capitular, Unidos por la Justicia y la solidaridad en el mundo de la salud. Religiosos Camilos y misi?n prof?tica, Roma 2007, n. 67). (AP/RS) (Agencia Fides 11/11/2010)


Publicado por verdenaranja @ 17:34  | Entrevistas
 | Enviar