Lunes, 15 de noviembre de 2010

Subsido para una vigilia de oraci?n por la vida siguiendo la indicaci?n del Papa a realizar una jornada de oraci?n por la vida naciente el 27 de Noviembre de 2010. Ofrecido por la Delegaci?n Diocesana "Familia y Vida" de la Di?cesis de Tenerife.

VIGILIA DE ORACI?N POR LA VIDA

27 de Noviembre de 2010. Primer s?bado-domingo de Aviento

MODELO 1

MODELO 2??

MONICI?N INICIAL

Nos reunimos en este d?a como comunidad cristiana, al comienzo del Adviento, para agradecer la vida ?donada por el Padre Dios, y como hijos: promover, cuidar y respetar la vida. Nos unimos en esta jornada al Papa Benedicto XVI y a toda la Iglesia en oraci?n.?

CANTO:????? GRACIAS, SE?OR

Hoy, Se?or, te damos gracias
por la vida, la tierra y el sol.

Hoy, Se?or, queremos cantar
las grandezas de tu amor.

1.- Gracias, Padre, mi vida es tu vida,
tus manos amasan mi barro,
mi alma es tu aliento divino,
tu sonrisa en mis ojos est?.

2.- Gracias, Padre, me hiciste a tu imagen,
y quieres que siga tu ejemplo
brindando mi amor al hermano,
construyendo un mundo de paz.?

MONICI?N

Dios con su Palabra crea todo. Escuchemos atentamente su proyecto m?s genuino al crear.

LECTURA: Gn 1, 1-31

MONICI?N

Cuanto amor y cuanta ternura la de Dios para con nosotros sus hijos. Disfrutemos y goc?monos de ella.

POWER POINT:??? TU TERNURA

MONICI?N:

A imagen y semejanza, Dios los cre?, les llen? de su ternura y plant? en su coraz?n el evangelio de la vida. Escuchemos esta reflexi?n sobre la familia.

TEXTO:???? La familia, santuario de la vida

?Dios cre? al ser humano a su imagen y semejanza; a imagen de Dios lo cre?, hombre y mujer los cre?, y los bendijo diciendo: creced y multiplicaos? (Gen 1,27-28). El evangelio de la vida comienza con la creaci?n de Ad?n y Eva, llamados al amor conyugal, y a trav?s de su amor, a ser padres cooperando as? de manera singular con la obra creadora de Dios.

El amor conyugal entre el hombre y la mujer, fundamento de la familia, es el lugar santo donde la persona es concebida dignamente. El hijo nace del amor de los padres y es invitado a participar en su comuni?n de amor. La familia es tambi?n el santuario donde la vida es acogida con alegr?a y celebrada en la vida cotidiana, enriquecida por las ricas relaciones entre los padres, los hijos, los abuelos, etc.

Estas familias son una magn?fica proclamaci?n del Evangelio de la vida y un motivo para dar gracias a Dios: familias que a pesar de las crisis y momentos dif?ciles saben permanecer unidas en el amor, familias que a pesar de las dificultades viven generosamente abiertas a la vida, familias que sostienen a sus miembros m?s d?biles o necesitados con su tiempo y sus mejores energ?as, etc. Todas estas familias ?tantas de ellas cristianas? son un magn?fico testimonio del valor de la vida y realizan un precioso servicio a la sociedad.

Este testimonio generoso de tantas familias es la mejor escuela para que los ni?os aprendan el valor sagrado de la vida humana y aprendan a respetar y promover la vida de todos, especialmente la de los m?s d?biles. El gozo de la familia al acoger una nueva vida es la mejor proclamaci?n ante los ni?os del valor sagrado de la vida concebida y a?n por nacer de un nuevo hijo. Por ello la celebraci?n del d?a de la vida puede ser una preciosa ocasi?n para que la familia tome m?s profunda conciencia de su misi?n de servicio a la vida.

REFLEXI?N?????? DE QUIEN PRESIDA O LLEVE LA ORACI?N.

GESTO:

DEPOSITAR EN UN CUENCO CON TIERRA SEMILLAS, COMO SIGNO DE NUESTRO TRABAJO A FAVOR DE LA VIDA.????? ( mientras se realiza el gesto se pone una m?sica)

PRECES:

?Celebrando, hermanos, la Vida que se manifest? en Jes?s, concebido en el seno de la Virgen Mar?a, elevemos nuestras plegarias al Padre pidiendo por las necesidades de todos los hombres.

Por la Iglesia, el pueblo de la vida, enviada a anunciar, celebrar y servir al Evangelio de la vida; para que ilumine con la luz de Cristo las conciencias de todos los hombres y sea, en medio del mundo, la voz de los que no tienen voz. Roguemos al Se?or.

Por los gobernantes, los legisladores y los jueces: para que protejan eficazmente el derecho a la vida de todo ser humano, tambi?n del a?n no nacido, y de este modo el Estado defienda y promueva el bien com?n. Roguemos al Se?or.

Por los matrimonios y las familias cristianas: para que sean verdaderamente santuarios de la vida y c?lulas vivas de una sociedad que ama y acoge la vida. Roguemos al Se?or.

Por todos aquellos que cuidan a las personas discapacitadas, y por todos los profesionales sanitarios; para que jam?s cedan a la tentaci?n de pensar que hay vidas menos dignas de ser vividas. Roguemos al Se?or.

Por los j?venes; para que aprendan a valorar y a respetar la vida y para que descubran que no existe libertad al margen de la verdad. Roguemos al Se?or.

Por las futuras madres en dificultades; para que encuentren comprensi?n y afecto en su familia, y soluciones eficaces en la sociedad. Roguemos al Se?or.

Por todas las v?ctimas de los atentados contra la vida: del aborto, de la eutanasia, de los homicidios, del terrorismo y de los dem?s tipos de violencia; para que el recuerdo de su sufrimiento nos impulse a construir un mundo m?s humano. Roguemos al Se?or.

Por la v?ctimas de las guerras, especialmente por aquellas que son cr?nicas y casi hemos olvidado, por las v?ctimas de la injusticia legislativa y la injusticia econ?mica, especialmente los que mueren de hambre en el mundo. Roguemos al Se?or.

Para que aunemos nuestros esfuerzos y, con la colaboraci?n de todos los hombres de buena voluntad, construyamos una nueva cultura de la vida. Roguemos al Se?or.

Acoge, Se?or de la vida, nuestras s?plicas y conc?denos una humanidad que favorezca y apoye la vida, Por Cristo, nuestro Se?or. Am?n

ORACI?N: (para orar todos)?

Oh Mar?a,
aurora del mundo nuevo,
Madre de los vivientes,
a Ti confiamos la causa de la vida:
mira, Madre, el n?mero inmenso
de ni?os a quienes se impide nacer,
de pobres a quienes se hace dif?cil vivir,
de hombres y mujeres v?ctimas
de violencia inhumana,
de ancianos y enfermos muertos
a causa de la indiferencia
o de una presunta piedad.
Haz que quienes creen en tu Hijo
sepan anunciar con firmeza y amor
a los hombres de nuestro tiempo
el Evangelio de la vida.
Alc?nzales la gracia de acogerlo
como don siempre nuevo,
la alegr?a de celebrarlo con gratitud
durante toda su existencia
y la valent?a de testimoniarlo
con sol?cita constancia, para construir,
junto con todos los hombres de buena voluntad,
la civilizaci?n de la verdad y del amor,
para alabanza y gloria de Dios Creador
y amante de la vida.?

CANTO FINAL: ALABAR?. ALABAR?, ALABAR? A MI SE?OR. (CRC, 102)



Publicado por verdenaranja @ 22:52  | Liturgia
 | Enviar