S?bado, 20 de noviembre de 2010

ZENIT? publica el comentario al Evangelio del domingo, 21 de noviembre, XXXIV del tiempo ordinario (Lucas??23,35-43), redactado por monse?or Jes?s Sanz Montes, ofm, arzobispo de Oviedo, administrador apost?lico de Huesca y de Jaca.???

Evangelio del domingo: ?Viva Cristo Rey!?

Termina el a?o cristiano, y la Iglesia celebra el domingo de Cristo Rey. La liturgia nos relata el final de la pasi?n de Jes?s en la que aparece como Rey. ?D?nde est?, Rey, tu reinado? Y ?d?nde tus s?bditos leales??Ad?nde se fueron los incondicionales disc?pulos??En qu? quedaron todos tus proyectos bienaventurados??c?mo es que este que se presenta as? rey-de-los-jud?os, ha nacido de mujer, se entretiene con ni?os, atiende a pobres y enfermos, se detiene con toda clase de pecadores, y pone en solfa nuestras leyes inhumanas? As?, todos, por temor, o desencanto, o indignaci?n, o defraude... fueron abandonando a aquel Rey. Bueno, todos no. Estaban Mar?a, algunas mujeres y Juan. Y hab?a otro m?s, el de la ultim?sima hora: Dimas. S?lo Dimas no emple? el condicional de quien duda o niega, sino el imperativo de quien est? seguro ante el acontecimiento que sus ojos ven: acu?rdate de m?. La res puesta de Jes?s no se hizo esperar: hoy estar?s conmigo en el Para?so.

Aquel Rey y su Reino no terminaron entonces. Aquel estar con Jes?s y participar en su reinado es lo que los cristianos hemos venido celebrando y prolongando durante siglos. Y es lo que en este ?ltimo domingo del a?o lit?rgico queremos especialmente recordar: que ?l es el Rey de todo lo creado, el Rey de una nueva historia, el Rey de una nueva humanidad

El reinado de Jes?s no es una proclama fugaz y oportunista, no es un discurso f?cil y barato. Es, ni m?s ni menos, que devolver a la humanidad la posibilidad de volver a ser humana seg?n el dise?o de Dios; la posibilidad de reemprender aquel camino perdido que Dios ofreci? anta?o, y que una libertad no vivida en la luz, en la verdad y en el amor, llev? al traste. El reinado de Jes?s es ese espacio de nueva historia en la que es posible vivir como hijos ante Dios, como hermanos ante los hombres, como confraternos ante todo lo creado.

Ya ha comenzado este reinado, y tantos hombres y mujeres han vivido as?. Pero tambi?n, ?cu?ntos a?n no viven as? ni ante el Padre Dios, ni ante el hermano hombre, ni ante la confraterna creaci?n! Por eso, es un Reino de Jes?s, que est? s?lo empezado,que se encuentra sin terminar, sin su plenitud final. S?lo hay un trono y ?ste es para Dios; y en ese trono se brinda libertad. Toda suplantaci?n de ese Rey supondr? un camino de esclavitud, de inhumanidad, de corrupci?n, como lo demuestra la historia de siempre y la m?s reciente. Por Jesucristo Rey y por ese Reino hay que seguir trabajando, construy?n dolo cotidianamente con cada gesto, en cada situaci?n y circunstancia, para ir des?terrando y transformando cuanto en nosotros y entre nosotros no corresponda al proyecto del Se?or. Como dijeron nuestros m?rtires: ?viva Cristo Rey!


Publicado por verdenaranja @ 11:07  | Espiritualidad
 | Enviar