Viernes, 26 de noviembre de 2010

Reflexi?n de monse?or Rub?n Oscar Frassia, obispo de Avellaneda-Lan?s para el programa radial "Compartiendo el Evangelio", para el 32? domingo durante el a?o (7 de noviembre de 2010). (AICA)

DEL ?OTRO LADO? ALGUIEN NOS ESPERA ???????

Evangelio seg?n San Lucas 20, 27-38?(ciclo C)?

En este Evangelio se est? hablando de varias cosas, pero la primera que vamos a afirmar fundamentalmente es la Resurrecci?n: nosotros creemos en la Resurrecci?n de Cristo, por lo tanto si Cristo -que es nuestra cabeza- ha resucitado, tambi?n nosotros vamos a resucitar con ?l.

La Resurrecci?n es participar de la Vida Eterna, por eso nuestra alma es un alma inmortal; Dios nos ha creado, Cristo nos ha redimido y el Esp?ritu Santo nos ha santificado. Lo eterno ha entrado en el tiempo para que nosotros, y el tiempo, entremos en Dios.

Por esto afirmamos, con el Evangelio, que ?Dios no es un Dios de muertos, sino de vivientes?. En efecto, todos vivimos para ?l. Afirmamos, con la Iglesia, la Resurrecci?n; rezamos por los difuntos porque creemos que, del otro lado, hay vida.

Algunos se pueden preguntar en la actualidad sobre el tema del futuro, la importancia de la reflexi?n sobre la historia y es evidente que el modo como las personas, los grupos sociales, conciben el fin de los tiempos, tienen un gran impacto sobre la manera de afrontar el presente.

El camino de la vida es muy diferente, de acuerdo al final que uno presienta o imagine. ?Es acaso lo mismo si al fin del camino no hay nada ni nadie?, ?o si en la meta de la existencia hay una presencia y un abrazo? Peregrinar la vida, engendrar y educar hijos, construir historia, apostar al amor y forjar futuro, no tienen los mismos motivos si el vac?o lo ha de devorar todo, o si al final nos espera alguien.

Dicho de otra manera: cuando atravesamos el umbral de la muerte, all? en el otro lado, en el otro ?charco?, hay alguien que nos espera; y ese alguien que nos espera es Dios, porque Dios nos cre?, nos redimi? y nos espera en el cielo.

Afirmamos rotundamente que es una Palabra de Dios, que es la Palabra de Cristo: ?Yo soy la Resurrecci?n y la vida; quien cree en m?, aunque hubiera muerto, vivir?. Y nosotros creemos en la Resurrecci?n.

En segundo lugar: no sabemos de qu? manera ser?, pero s? ciertamente afirma el Credo, que vamos a resucitar con nuestro propio cuerpo y con nuestra propia piel. No sabemos de qu? forma: transfigurados, transformados, eso, nuestra imaginaci?n no alcanza a comprender. Pero ciertamente nosotros vamos a participar; y si alguien dice ?esto es imposible? digamos que es imposible para el que no tiene fe, porque el que tiene fe ve m?s y le es posible. Es posible que Dios haya creado al mundo, que nos haya creado a imagen y semejanza; y es posible que tambi?n nosotros participemos con ?l.

Y por ?ltimo: nos damos cuenta que en esta transformaci?n, en esta transfiguraci?n que tendremos en la presencia de Dios, seremos como ?ngeles. Por eso no participaremos con ese dilema que le plantearon los saduceos a Jes?s. Ciertamente nos vamos a encontrar con todos nuestros seres queridos y por lo tanto, el que se cas? va a vivir de otra manera con todos sus seres queridos y eso significa vivir en Dios.

?De qu? forma? No lo s?, pero s? que vamos a participar porque lo que es imposible para nosotros se torna posible con la presencia, el h?lito y el esp?ritu de Dios. No en vano Jesucristo nos redimi? en la cruz venciendo el pecado y la muerte. Ya la muerte, a partir de ese momento, no tiene la ?ltima palabra. La ?ltima palabra es VIDA.

Les dejo mi bendici?n: en el Nombre del Padre, del Hijo y del Esp?ritu Santo.

Am?n?

Mons. Rub?n Oscar Frassia, obispo de Avellaneda-Lan?s


Publicado por verdenaranja @ 22:15  | Hablan los obispos
 | Enviar