S?bado, 27 de noviembre de 2010

Homil?a de monse?or Marcelino Palentini, obispo de Jujuy en la V Peregrinaci?n a al Santuario de Nuestra Se?ora de R?o Blanco y Paypaya (24 de octubre). (AICA)

?JOVEN, TU MISI?N ES COMPROMISO PARA TRANSFORMAR EL MUNDO?

Rom. 13, 8-14 Uds. saben en qu? tiempos vivimos y que ya es hora que se despierten? abandonemos las obras de la noche?procesamos dignamente? rev?stanse del Se?or Jes?s

Salmo 119 129-130 ss. ?Tu palabra, Se?or, es la verdad y la luz de mis ojos

Lc. 6, 43-49? El ?rbol bueno produce frutos buenos. El hombre bueno saca el bien del tesoro de bondad que tiene en su coraz?n.

Casa construida sobre la roca.?

Muy queridos j?venes:

1. Bienvenidos a la casa de la Madre, la Virgen del Rosario de R?o Blanco y Paypaya.? Seguramente el cansancio del camino fue superado por el ardor de su fe. Su entusiasmo de llegar a los pies de la Madre les ha dado fuerza para dejar de lado el dolor de las ampollas, el cansancio de las piernas? para gozar de la llegada y de la ofrenda de todo lo vivido a lo largo del camino: reflexiones y bromas, examen de conciencia sobre su vida y alegr?as compartidas con los compa?eros de camino.?

La Madre los ha recibido como siempre con Jes?s en sus brazos para darles???? el regalo m?s precioso que puede recibir un cristiano: el amor de Dios hecho persona en Jes?s, el Salvador.?

2. ?l es el que da sentido a nuestra vida, que nos ayuda a dar buenos frutos, que nos permite construir una casa sobre s?lidos cimientos, que con su luz ilumina nuestra vida, que hace brotar de nuestro coraz?n los valores que tenemos guardados, que hace brillar su luz en este mundo que est? en la oscuridad del pecado, del ego?smo, de la indiferencia religiosa, de la superficialidad del hedonismo, de la apariencia sin contenidos profundos y vitales, como nos ense?an hoy las lecturas de la Palabra de Dios.?

3. ?JOVEN, TU MISI?N ES COMPROMISO PARA TRANSFORMAR EL MUNDO? reza el lema de esta peregrinaci?n.?

No es suficiente la juventud de la edad; hace falta la juventud de ideales, del compromiso con uno mismo, con la sociedad y con la Iglesia.?

El mundo de hoy necesita ser repensado desde el amor de Dios, desde los cimientos.?

Muchas veces nos quedamos analizando los problemas de nuestra sociedad y decimos: hay que empezar por la familia, hay que ense?ar a construir desde los valores.?

Jes?s nos ense?aba en el evangelio de hoy: ?cada ?rbol se reconoce por sus frutos???

Nos preguntamos: ?C?mo es el ?rbol de la familia? ?c?mo se constituyen hoy las familias? ?hay un compromiso de preparaci?n seria o simplemente un ?metej?n? inicial y poca consistencia? Se est? formando ?sobre la roca? o ?sobre arena sin cimientos?? Uds. los j?venes que est?n en pareja, los que est?n de novio, ?han pensado seriamente lo que Dios quiere de Uds.?? Ustedes son los padres de los futuros j?venes y adolescentes. ?Se est?n preparando para transmitirles valores inmutables o simplemente los que est?n hoy de moda? ?Para esto deben esforzarse de recibir en su coraz?n las ense?anzas de ese hombre Dios que plenifica la vida de todos, que hace al hombre m?s hombre, que quiere tener un encuentro personal y profundo con cada uno de nosotros para llenarnos de su amor y permitirnos ?sacar el bien del tesoro de bondad que tiene su coraz?n?.??

Tenemos que convencernos que Jes?s no es un ?estorbo? en la vida del hombre, sino es el que da sentido a cada instante de la vida.?

Nos preguntamos y me preguntan a menudo ??por qu? hay tantos suicidios? ?Por qu? la droga est? en aumento???

El Documento de Aparecida nos dec?a: ?La realidad se ha vuelto para el ser humano cada vez m?s opaca y compleja?Cuando las personas perciben esta fragmentaci?n y limitaci?n, suelen sentirse frustradas, ansiosas, angustiadas. ? Esta realidad ha tra?do aparejada una crisis de sentido; el sentido que da unidad a todo lo que existe y nos sucede en la experiencia y que los creyentes llamamos el sentido religioso? En nuestra realidad latinoamericana la religiosidad popular y especialmente la devoci?n mariana tienen un papel noble y orientador que ha contribuido? a hacernos m?s conscientes de nuestra com?n condici?n de hijos de Dios y de nuestra com?n dignidad ante sus ojos, no obstante las diferencias sociales, ?tnicas o de cualquier otro tipo? (DA 36-37)?

El joven que ha perdido el sentido de su vida busca suced?neos para llenar ese vac?o existencial y esto, lamentablemente, lleva a vac?os cada vez m?s profundos, por eso se puede llegar a la droga para obnubilar la conciencia y vivir en un mundo de mentira o hasta al suicidio para no enfrentar los problemas reales o imaginarios que el joven percibe para s?.?

La familia deber?a ser ?el lugar del di?logo? y de la solidaridad intergeneracional para transmitir los valores de la fe? (DA 39) que sostienen al hombre desde el comienzo de su vida.?

Por eso con Aparecida reafirmamos: ?Los cristianos necesitamos recomenzar desde Cristo, desde la contemplaci?n de quien nos ha revelado en plenitud el sentido de la vida? (DA 41)

?J?venes, no tengan miedo de Jes?s? nos dec?a con fuerza Juan Pablo II. El es su maestro, su gu?a, su luz, el que da sentido a su vida.?

4. ?Ustedes saben en qu? tiempos vivimos y que es ya hora de que se despierten, porque la salvaci?n est? ahora m?s cerca? Abandonen las obras de la noche? Procedan dignamente? basta de excesos?Por el contrario rev?stanse del Se?or? nos dec?a Pablo en la primera lectura.?

El llamado de Pablo es para cada uno de nosotros. Debemos lograr dar sabor cristiano al mundo, debemos iluminar al mundo con nuestro entusiasmo de cristianos disc?pulos misioneros? debemos contagiar esperanza, entusiasmo por la vida, ganas de vivir en Cristo.??

Hoy d?a hay gente que cuestiona la fe, la Iglesia, los que practican? quieren justificarse o simplemente quitar el entusiasmo que muchos tienen, como Uds que han peregrinado tantos kil?metros??

No debemos dejarnos atemorizar, sino entusiasmarnos para contagiar. El verdadero cristiano no hace lo que hacen los dem?s para quedar bien, sino hace lo que quiere Cristo para servirlo y anunciarlo, sabiendo que con Jes?s construye el futuro sobre la roca firme de la Palabra de Dios que es ?la verdad y la luz de nuestros ojos? (salmo119)?

(Cuento del ni?o que dice: Dios es como el az?car)?

5. Las im?genes de Mar?a que se han tra?do en procesi?n, nuestra Patrona junto con la Virgen de Luj?n que nos trajeron desde su Santuario, la Virgen de la Merced del Santuario de Salta y las otras im?genes de nuestras parroquias, capillas o familias, nos recuerdan que Mar?a siempre estuvo y est? cerca de sus hijos, en los m?s diversos lugares que han dado nombre a las advocaciones.?

Que ella, como joven, nos entusiasme para que descubramos cada d?a la manera de transformar el mundo con la fuerza del Esp?ritu.?

Mar?a, t? que nos has aceptados como hijos y nos acompa?as en nuestro peregrinar, danos la capacidad de buscar siempre el bien, de construir nuestro futuro y el futuro del mundo sobre la roca firme de la Palabra de Dios que el Palabra de Vida; danos la luz necesaria para distinguir con claridad donde est? la voluntad de Dios para decir la palabra justa en el momento justo a nuestros amigos, a los padres, a los educadores, a los que est?n en b?squeda de la verdad y a los que son indiferentes a la ?nica verdad que es Jes?s. Danos sabidur?a y paciencia para cambiar lo que podemos cambiar, fortalecer lo que est? d?bil e inconsistente en nuestro mundo. Danos el entusiasmo de los ap?stoles, el ardor de los misioneros y la alegr?a de saber que estamos colaborando en la construcci?n del Reino de Dios donde todos trabajamos para que haya vida y vida en abundancia. Am?n.?

Mons. Marcelino Palentini, obispo de Jujuy?


Publicado por verdenaranja @ 23:02  | Homil?as
 | Enviar