Martes, 07 de diciembre de 2010

?Lectio divina? para el segundo domingo de Adviento - A, ofrecida por la Delegaci?n Diocesana de Liturgia de la di?cesis de Tenerife.

LECTURA:??????????? ?Mateo ?3, 1‑12??

Por aquel tiempo, Juan Bautista se present? en el desierto de Judea, predicando: ?Convert?os, porque est? cerca el reino de los cielos.? ?ste es el que anunci? el Profeta Isa?as diciendo: ?Una voz grita en el desierto: ?Preparad el camino del Se?or, allanad sus senderos.?

Juan llevaba un vestido de piel de camello, con una correa de cuero a la cintura, y se alimentaba de saltamontes y miel silvestre. Y acud?a a ?l toda la gente de Jerusal?n, de Judea y del valle del Jord?n; confesaban sus pecados; y ?l los bautizaba en el Jord?n.

Al ver que muchos fariseos y saduceos ven?an a que los bautizara, les dijo: ??Camada de v?boras!, ?qui?n os ha ense?ado a escapar del castigo inminente? Dad el fruto que pide la conversi?n. Y no os hag?is ilusiones, pensando: ?Abrah?n es nuestro padre?, pues os digo que Dios es capaz de sacar hijos de Abrah?n de estas piedras. Ya toca el hacha la base de los ?rboles, y el ?rbol que no da buen fruto ser? talado y echado al fuego.

Yo os bautizo con agua para que os convirt?is; pero el que viene detr?s de m? puede m?s que yo, y no merezco ni llevarle las sandalias. El os bautizar? con Esp?ritu Santo y fuego. El tiene el bieldo en la mano: aventar? su parva, reunir? su trigo en el granero y quemar? la paja en una hoguera que no se apaga.?

MEDITACI?N:????????????? ?Preparad el camino?

??????????? Juan pod?a parecer un extravagante, pero la gente sabe distinguir un asceta de un charlat?n. Su voz resuena con fuerza y su llamada no suena precisamente a algo agradable: habla de conversi?n, de cambio de vida, de cambio de actitudes, y da una raz?n y una consecuencia. La raz?n es que Dios est? cerca y hay que volver la mirada y el coraz?n a ?l; la consecuencia de esa conversi?n es la necesidad de dar frutos dignos de ella y del Dios que viene. No habla de cu?les son esos frutos, pero no son dif?ciles de entresacar a trav?s de toda su palabra: honradez, justicia, verdad, honestidad?, es decir, todos aquellos valores que se desprenden de Dios y que dignifican y humanizan al hombre.

??????????? Su llamada a la conversi?n no es de medias tintas, no es un gesto sin m?s para justificarse ante los dem?s. As? denuncia con fuerza, con la fuerza de un hombre del desierto, libre ante todo y ante todos, a aquellos que se presentan sin una voluntad sincera de cambio, ah? no hay terreno para dar cabida a Dios, sino a s? mismo.

??????????? Y as? me resuena a m? de nuevo este grito del Bautista pidi?ndome autenticidad. Su voz llega de nuevo y con la misma fuerza. El mundo sigue necesitado de Dios, de un Dios amor que humanice nuestros corazones, y su urgencia es tal, dada la realidad que estamos creando, que necesita ser gritado con la fuerza de la palabra, pero tambi?n de los gestos de verdad de nuestra vida.

S?, con el Bautista tenemos y podemos gritar que Dios est? cerca, que Dios est? en medio, que Dios est? en el propio n?cleo de nuestro ser. Ser? ?se el gran mensaje que termine estallando en la Navidad. Pero para que este Dios se haga presente necesita un coraz?n preparado, un coraz?n disponible, un deseo sincero de dejar que tome posesi?n de nuestra vida y la inunde de su fuerza, troc?ndola toda en gestos de amor. Tal vez sea un sue?o, cuando sentimos el ambiente m?s agresivo con todo lo que suene a cristiano, pero vivimos tiempos en los que es necesario so?ar con lo que parece imposible, apostar por ello y ahondar para madurar nuestra fe. Y el grito resuena en mis o?dos y en mi coraz?n.

ORACI?N:??????????? ?Nuestro esfuerzo?

??????????? Gracias, Se?or, por dejar resonar tu voz. Por recordarme que es posible y que no es algo distante. La esperanza y el amor se construyen con nuestras vidas, con nuestro esfuerzo, y parece que no estamos en la ?poca de los esfuerzos, sino de lo f?cilmente conseguido, de lo que se usa y se tira. Y qu? bueno que, en medio de tanta banalidad, podamos afirmar que todav?a poseemos algo que no tiene fecha de caducidad, sino que tiene visos de eternidad.

??????????? Y lo mejor es que t? vienes, que t? est?s, y haces el camino con nosotros. Convierte mi coraz?n a ti, Se?or, convierte, s?, mi coraz?n al amor, yo lo necesito y el mundo tambi?n.

CONTEMPLACI?N:????????????? ?Es tiempo?

Es tiempo de preparar caminos.

Es tiempo de abrir el coraz?n
y dejar que el agua de tu vida,
que el torrente de tu amor,
riegue mi existencia
y haga rebrotar
la hierba verde y fresca
del amor y la esperanza.

Es tiempo de so?ar
que todav?a es posible
algo nuevo y bueno,
en mi mundo interior
y en el que me rodea.

Es tiempo de anhelar
los frutos de la vida,
de mi vida,
y regalar sonrisas
cuando es dif?cil darlas.

Es tiempo de acoger
la verdad de tu presencia,
e introducirme en ti,
saciarme de tu paz
y hacerme portador de ella.


Publicado por verdenaranja @ 10:14  | Liturgia
 | Enviar