Mi?rcoles, 08 de diciembre de 2010

Lectio divina para el jueves de la segunda semana de Adviento, ofrecida por la Delegaci?n Diocesana de Liturgia de la di?cesis de Tenerife.

?

LECTURA:?????? ?Mateo 11, 11‑15?

En aquel tiempo, dijo Jes?s a la gente: ?Os aseguro que no ha nacido de mujer uno m?s grande que Juan, el Bautista; aunque el m?s? peque?o en el reino de los cielos es m?s grande que ?l.

Desde los d?as de Juan, el Bautista, hasta ahora se hace violencia contra el reino de Dios, y gente? violenta quiere arrebat?rselo.

Los profetas y la Ley han profetizado hasta que vino Juan; ?l es El?as, el que ten?a que venir, con tal que quer?is admitirlo. El que tenga o?dos que escuche.?

MEDITACI?N:?????????? ?Vino Juan?

??????????? Empieza a aparecer uno de los personajes nucleares de este tiempo, Juan el Bautista. En s? para nosotros no representa m?s que un personaje m?s en esa cadena de hombres recios que aparecen en la historia de Israel, pero que no cabe duda de que jug? un papel muy significativo preparando el camino a Jes?s y dej?ndole paso libre para el inicio de su actividad.

??????????? La fuerza de su personalidad atrajo a muchos hacia ?l y plante? muchas inc?gnitas, que el mismo Jes?s despejar?a. En su persona confluir?an parte de las esperanzas del pueblo. No s?lo es el El?as que ten?a que volver, y as? dar paso al momento cumbre de la historia, introduciendo en ella al que iba a reconciliarnos a los hombres entre s?, sino algo mucho m?s importante, a los hombres con el mismo Dios.

??????????? Pero todo esto, como lo afirma el mismo Jes?s, en la medida que lo queramos creer. Nos volvemos a adentrar en el misterio del amor de Dios que act?a a trav?s de mediaciones, y as? va construyendo y llevando adelante la historia. Historia que parece seguir resisti?ndose a que Dios entre en ella de lleno hasta que descubra que s?lo la fuerza del amor puede construirla y salvarla. Me sigues llamando a colaborar en hacerlo posible, y acogiendo la llamada de Juan quiero seguir inmerso, a pesar de mis contradicciones, en esta historia de salvaci?n.

ORACI?N:????????????? ?Que no me evada?

??????????? Se?or, cuando miro a estos personajes que han entrado en la corriente de tu vida soy consciente de que a mi escala tambi?n me has llamado a jugar un papel, mi papel, en tu historia de salvaci?n. Que no me evada, y que aprenda de ellos coherencia.

??????????? Pero tengo que volver a pedirte fuerza. Cuando les veo a ellos tambi?n experimento con m?s claridad mi fragilidad y mis miedos. No es f?cil seguirte en un ambiente hostil pero s? que contigo puedo.??????????????????????

CONTEMPLACI?N:?????????????Tu historia de salvaci?n?

Has pensado en m?
y has puesto mis pasos
en tu historia de salvaci?n.

No te han echado atr?s
mis pasos cortos,
mis manos temblorosas
y mi coraz?n incierto.

Y as? mantienes
la llama fr?gil,
pero ilusionada,
de mi fe
y de mi esperanza,
que apoyadas en ti
sue?an en hacer arder
el fuego de tu amor.


Publicado por verdenaranja @ 19:07  | Liturgia
 | Enviar