S?bado, 11 de diciembre de 2010

Ofrecidos por la Delegaci?n Diocesana de Misiones de la di?cesis de Tenerife hemos recibido los materiales para la Celebraci?n del Env?o de "Sembradores de Estrellas 2010", entre los que se encuentra el rito del env?o siguiente:

Sembradores de estrellas 2010?

AMBIENTACI?N

En un lugar visible de la capilla se colocan carteles con estas palabras: buscar, encontrar, seguir, hablar y acoger. Se quiere relacionar esta celebraci?n con los lemas de Infancia Misionera de 2009 a 2013.

MONICI?N

Un a?o m?s, nos reunimos unos d?as antes de Navidad para salir por nuestras calles y sembrar estrellas de ilusi?n, de amor, de alegr?a, de amistad? y repletas del mensaje de Jes?s. Esto nos convierte en misioneros que llenan el mundo de Dios, que es amor.

En el nombre del Padre?

Que Jes?s, nuestro amigo, que llama a nuestros corazones, est? con nosotros.

TEXTO EVANG?LICO: Lucas 2,1-7

DI?LOGO (le?do, representado, o ambas cosas)
Personajes: Jos?, Mar?a, Posadero 1, Posadero 2, Ni?o y Narrador.

JOS?:??nimo, Mar?a!, ya nos queda poco para llegar. Buscaremos una posada para pasar la noche y que puedas descansar.

MAR?A: Uf, s?, no puedo m?s; estoy muy cansada y tengo los pies hinchados. Est? a punto de nacer el ni?o, y como no encontremos sitio, no s? d?nde lo voy a recostar.

JOS?: No te preocupes, algo saldr?. Mira, ah? hay una posada; vamos a preguntar.
Buenas noches, venimos a buscar un sitio en la posada. Mi mujer est? a punto de dar a luz y est? muy cansada; hemos hecho un largo viaje.

POSADERO 1: (Murmurando). Estos tienen pinta de no tener un duro. Les dir? que no hay sitio, por si acaso no me pagan. (Dirigi?ndose a ellos). ?Uy!, pues ya lo siento: no tenemos ni una cama libre. Acaba de venir una familia de ocho personas y han completado lo que faltaba. Adem?s, como esto ha sido tan inesperado, hemos echado hasta colchonetas por el suelo. No cabe ni un alfiler.

MAR?A: ?Ay, Jos?!, esto va a ser muy dif?cil. Si esta, que es la m?s grande, est? ocupada, ?c?mo estar?n las otras! Jes?s est? a punto de nacer, y no vamos a poder darle cobijo.

JOS?: Tranquila, Mar?a; tiene que haber alg?n huequecito en alguna parte. Jes?s no puede nacer as?, sin m?s, sin que haya nadie que lo acoja. Vamos a esta otra posada, a ver qu? nos encontramos.
Buenas noches, posadero. Venimos de lejos, mi mujer est? a punto de dar a luz y no tenemos d?nde cobijarnos. ?Hay sitio en tu posada?

POSADERO 2: (Murmurando). Estos son extranjeros. ?A qu? vendr?n aqu?, a quitarnos trabajo? Seguro que si les dejamos que se queden, nos roban todo o nos hacen alguna fechor?a. Mejor que se vayan a su pa?s. (Dirigi?ndose a ellos). Lo siento, con mucho gusto lo har?a; ser?a un honor que naciese un ni?o en mi posada, pero no hay ni un hueco: estamos hasta los topes. ?Que teng?is mucha suerte! Seguro que encontrar?is algo.

JOS?: No perdamos la esperanza. Va a ser dif?cil, porque est? todo lleno, pero alguien de buen coraz?n habr? que nos acoja para que Jes?s est? bien y pueda nacer.
Mira, ah? tenemos otra.

NARRADOR: ... Y as? fueron probando suerte. En un sitio no los admitieron porque los consideraban menos listos que ellos; en otro, porque parec?an poca cosa; en otro m?s, porque no quer?an compartir con ellos lo que ten?an, porque estaban sucios? Y tras llamar a todas las posadas que hab?a, cuando ya estaban tristes y desesperanzados, de repente?

NI?O: ?(En su mano lleva una estrella y un farol encendido). ?Eh, eh! ?Oigan, oigan, no se vayan! Yo no tengo posada, pero, si quieren, pueden quedarse en mi casa. Bueno, primero tendr? que pregunt?rselo a mis padres, porque estos mayores?

MAR?A: ?Ay, cari?o!, ya no sab?amos qu? hacer. Por fin Jes?s tiene un sitio para nacer y alguien ?que lo acoja. Muchas gracias por tu generosidad. Vamos, vamos.?

NARRADOR: Y se fueron con ?l a su casa. Al ni?o no le import? ni c?mo iban ni de d?nde ven?an ni si ten?an dinero. S?lo se fij? en que necesitaban ayuda y acogida. Esa misma noche, Jes?s naci? en su casa? y en su coraz?n.
Mirad: cuando decimos la verdad, cuando pensamos en los dem?s, al devolver bien por mal, al ofrecer nuestra amistad, al rezar?, en todos esos momentos, acogemos a Jes?s y somos misioneros. Para que no se nos olvide, vamos a cantar juntos esta canci?n.

CANTO: Hoy, ma?ana y siempre

PADRENUESTRO

Con el deseo de que todos cumplamos la voluntad de Dios, que es Padre de todos, nos unimos en la oraci?n que Jes?s nos ense??.

ENV?O

?Est?is dispuestos a acoger a Jes?s en vuestro coraz?n?

?Est?is dispuestos a acoger a Jes?s en los dem?s?

?Est?is dispuestos a anunciar a Jes?s?

?Y a ser misioneros, hoy, ma?ana y siempre, all? donde est?is?

Pues salgamos a la calle a felicitar a todos la Navidad de parte de los misioneros.

Se acerca al altar un representante de cada grupo a recoger las estrellas.

Mientras se canta, se reparten.

CANTO: Por el norte...

?

Delegaci?n de Misiones de Logro?o (la Rioja)


 | Enviar