Domingo, 12 de diciembre de 2010

Lectio divina para el domingo tercero de Adviento - A, ofrecida por la Delegaci?n Diocesana de Liturgia de la di?cesis de Tenerife.

LECTURA:?????? ?Mateo 11,? 2‑11?

En aquel tiempo, Juan, que hab?a o?do en la c?rcel las obras del Mes?as, le mand? a preguntar por medio de sus disc?pulos: ??Eres t? el que ha de venir o tenemos que esperar a otro??

Jes?s les respondi?: ?Id a anunciar a Juan lo que est?is viendo y oyendo: los ciegos ven, y los inv?lidos andan; los leprosos quedan limpios, y los sordos oyen; los muertos resucitan, y a los pobres se les anuncia el Evangelio ?Y dichoso el que no se escandalice de m?!?

??????? Al irse ellos, Jes?s se puso a hablar a la gente sobre Juan: ??Qu? salisteis a contemplar en el desierto, una ca?a sacudida por el viento? ?O qu? fuisteis a ver, un hombre vestido con lujo? Los que visten con lujo habitan en los palacios. Entonces, ?a qu? salisteis?, ?a ver a un profeta? S?, os digo, y m?s que profeta; ?l es de quien est? escrito: ?Yo env?o mi mensajero delante de ti, para que prepare el camino ante ti.?

???????? Os aseguro que no ha nacido de mujer uno m?s grande que Juan, el Bautista; aunque el m?s peque?o en el reino de los cielos es m?s grande que ?l.?

MEDITACI?N:?????????? ?El que ha de venir?

Es el problema de siempre, nos quejamos de la aparente distancia de Dios, y cuando se nos manifiesta cercano, humano, lo rechazamos, porque lo queremos espectacular. Abominamos de un Dios poderoso, pero nos alejamos de ?l porque no vemos sus gestos de poder, sus milagros en nuestra vida, y no porque no los haya, sino simplemente porque cerramos los ojos y el coraz?n, y porque lo pretendemos solucionador de todos los problemas y angustias que nos asolan.

Y ?ste quiere ser tu anuncio: no eres el dios espectacular, no eres el dios mago. Eres, s?, el Dios del milagro del amor cuando dejamos que irrumpas en nuestro ser; cuando somos capaces de entrar en el n?cleo irresistible de tu amor que puede hacer prender los deseos m?s nobles e intensos del coraz?n humano. Eres un Dios tremendamente humano, porque eres tremendamente Dios.

No, no tenemos que esperar a otro. En ti est? la fuente de la vida, en ti est? la garant?a de todo lo que lleva a la vida y el ?nico que la lleva a la consumaci?n. T? el que desvelas el tesoro escondido en nuestro coraz?n y quien se aposenta en ?l para sufrir, gozar y luchar juntos. T?, el ?nico capaz de iluminar nuestras entra?as y desvelarnos nuestra realidad de hijos, y ayudarnos a crear un mundo de hermanos.

Sigue habiendo, incluso en mi coraz?n, muchas fuerzas que prefieren apagar tu luz, acallar tu voz, y cerrar las puertas y los horizontes. Pero a los hombres se les sigue anunciando tu buena noticia, y los que tienen un coraz?n de pobre, un coraz?n receptivo, siguen siendo los que mejor se abren a ella, la acogen, la viven y la proclaman. Y el m?o quiere crecer y madurar as?.

ORACI?N:???????????Que crezca?

??????????? Abre mis ojos, Se?or. Abre los ojos de tantos que no quieren ver, de los que no les interesa ver, de los que prefieren que nadie vea m?s que lo que ellos quieren dejarles ver. Abre los ojos y, sobre todo, los corazones cerrados en s? mismos y endurecidos.

??????????? Que tu palabra, Se?or, siga resonando con la fuerza de la vida, del amor, de todo lo que lleva el sello de la libertad que humaniza, que permite crecer todo lo que hay de bueno en el coraz?n humano. Que crezca, Se?or.????????????

CONTEMPLACI?N:???????????? ?Tu presencia?

Se agotan las buenas palabras
y los buenos deseos,
amordazadas y ahogados
por mentes cerradas
y sentimientos negros,
de quien ha perdido
el sentido noble de la vida.

Y cuando el coraz?n
se encoge ante lo incierto
del existir humano,
t? acercas tu palabra
y tu presencia,
como un grito de esperanza,
que hace revivir anhelos,
y me recuerda
que el sol sigue en su sitio,
con su brillo y su calor de vida,
intensos,
y?que las nubes oscuras
son s?lo nubes,
aunque descarguen tormentas,
y que el cielo azul me espera,
no, ?mejor!, despunta,
porque parte de ?l
lo has puesto ya,
contigo,
en mis entra?as.

?


Publicado por verdenaranja @ 19:31  | Liturgia
 | Enviar