Martes, 14 de diciembre de 2010

Lectio divina para el jueves de la tercera semana de Adviento, ofrecida por la Delegaci?n Diocesana de Liturgia de la di?cesis de Tenerife.

LECTURA:????????? ?Lucas 7, 24‑30?

Cuando se marcharon los mensajeros de Juan, Jes?s se puso a hablar a la gente acerca de Juan: ??Qu? salisteis a contemplar en el desierto? ?Una ca?a sacudida por el viento? ?O qu? salisteis a ver? ?Un hombre vestido con lujo? Los que se visten fastuosamente y viven entre placeres est?n en los palacios.

Entonces, ?qu? salisteis a ver? ?Un profeta? S?, os digo, y m?s que profeta. ?l es de quien est? escrito: "Yo env?o mi mensajero delante de ti para que prepare el camino ante ti." Os digo que entre los nacidos de mujer nadie es m?s grande que Juan. Aunque el m?s peque?o en el reino de Dios es m?s grande que ?l.?

Al o?rlo, toda la gente, incluso los publicanos, que hab?an recibido el bautismo de Juan, bendijeron a Dios. Pero los fariseos y los maestros de la ley, que no hab?an aceptado su bautismo, frustraron el designio de Dios para con ellos.

MEDITACI?N:??????????????Mi mensajero?

??????????? Juan fue mensajero, un buen mensajero. Fue capaz de hacer la carta de presentaci?n de Jes?s, sabi?ndose ?l en su puesto, en su papel. Lo ten?a f?cil para haber usurpado un puesto privilegiado. Su voz, atrajo a muchos y les devolvi? la esperanza y la fuerza para reorientar sus vidas. Pero tuvo claro que su tarea era la de ser mensajero. Y no tuvo ning?n reparo en dejar que aquellos que se le hab?an juntado siguiesen a aqu?l a quien no era digno de desatarle las sandalias.

??????????? Y no, no es que lo tuviese clar?simo, por eso tuvo que mandar una comisi?n que le preguntase si era ?l que ten?a que venir.? Juan es de esos hombres honestos y honrados consigo mismos. De los que han vivido a la escucha para responder al plan de Dios en sus vidas. Que han sabido estar en un lugar preferente y que han sido capaces de dejar el paso libre se?alando con claridad a qui?n hay que mirar para seguir el camino, con una radicalidad y coherencia que asume todas las consecuencias.

??????????? Y as?, en este momento, Juan se me vuelve a convertir ?en llamada y en referente. Tambi?n a m?, me llamas a ser mensajero de tu presencia, con mi palabra y con mi vida. Y no hacen faltan m?s llamadas especiales. Mi bautismo, como el tuyo y el de Juan, me ha puesto en el punto de partida y, actualizarlo en este momento de mi vida, es parte de mi llamada a seguir haciendo crecer mi fe, a madurarla, a ayudarle que se vaya haciendo adulta, firme, coherente, para no frustrar tu proyecto de amor en m?.

ORACI?N:????????????A la altura de tu llamada?

??????????? Se?or, no es f?cil escuchar tu voz cuando no nos interesa escuchar, cuando no necesitamos de nadie que nos anuncie nada y de que ponga en jaque la coherencia y la autenticidad de nuestra vida y, sobre todo, cuando nos llama al servicio. Pero te doy gracias por tu llamada continua.

??????????? S?, gracias por tu llamada que resuena en m? a trav?s de voces y de vidas como las del Bautista, porque es a trav?s de ellas como me interpelas, me cuestionas y me pides una respuesta. Gracias porque me recuerdas que mi realidad de bautizado me sigue pidiendo mi respuesta y mi coherencia. Ay?dame para que mi respuesta est? ala altura de tu llamada.????

CONTEMPLACI?N:?????????? ?Peque?o?

Soy peque?o
y en ti descubro la grandeza
a la que me llamas
y de la que soy portador.

Me has hecho hijo y mensajero,
y me quieres testigo de tu amor.

De ese amor que bulle
en mi interior
y que no soy capaz de expresar
aunque lo deseo.

Soy peque?o y limitado
si me encierro
en la cuatro paredes
de mi humanidad desvalida
capaz de grandes palabras
y de pocos gestos.

Y eres t?,
cuando sales a mi paso,
quien me desvela
tu tesoro escondido
en la gran tarea y dignidad
de mi peque?ez.


Publicado por verdenaranja @ 16:24  | Liturgia
 | Enviar