Lunes, 20 de diciembre de 2010

Lectio divina para el lunes de cuarta semana de Adviento, ofrecida por la Delegaci?n Diocesana de Liturgia de la di?cesis de Tenerife.

?

LECTURA:????? ? Lucas 1, 26‑38?

A los seis meses, el ?ngel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea llamada Nazaret, a una virgen desposada con un hombre llamado Jos?, de la estirpe de David; la virgen se llamaba Mar?a.

El ?ngel, entrando en su presencia, dijo: ?Al?grate, llena de gracia, el Se?or est? contigo.?

Ella se turb? ante estas palabras y se preguntaba qu? saludo era aqu?l.

El ?ngel le dijo: ?No temas, Mar?a, porque has encontrado gracia ante Dios. Concebir?s en tu vientre y dar?s a luz un hijo, y le pondr?s por nombre Jes?s. Ser? grande, se llamar? Hijo del Alt?simo, el Se?or Dios le dar? el trono de David, su padre, reinar? sobre la casa de Jacob para siempre, y su reino no tendr? fin.?

Y Mar?a dijo al ?ngel: ??C?mo ser? eso, pues no conozco a var?n??

El ?ngel le contest?: ?El Esp?ritu Santo vendr? sobre ti, y la fuerza del Alt?simo te cubrir? con su sombra; por eso el Santo que va a nacer se llamar? Hijo de Dios.

Ah? tienes a tu pariente Isabel, que, a pesar de su vejez, ha concebido un hijo, y ya est? de seis meses la que llamaban est?ril, porque para Dios nada hay imposible.?

Mar?a contest?: ?Aqu? est? la esclava del Se?or; h?gase en m? seg?n tu palabra.?

Y la dej? el ?ngel.

MEDITACI?N: ??????????????El Se?or est? contigo?

??????????? Esta es la noticia que desbord? a Mar?a y es la noticia que nos desborda tambi?n a nosotros. Aunque la perspectiva es diferente. Mar?a atrajo la mirada de Dios, tal vez en ella contempl? lo que deseaba ver en cada uno de nosotros. Motivos para esperarlo no le faltaban, a todos nos hab?a creado a su imagen y semejanza, a todos nos hab?a predestinado a ser santos por el amor, como nos dir?a Pablo. Es normal que aquella muchacha sencilla se sintiese desbordada, pero Dios ten?a motivos para confiarle su obra cumbre de la redenci?n.

??????????? Y nosotros, que no podemos escuchar esas palabras por nosotros mismos, las escucharemos como acci?n gratuita y desbordante de un Dios que incre?blemente nos ama, nos sigue amando. Y as? nos permite seguir escuchando estas palabras derramadas sobre nosotros, afirm?ndonos un d?a y otro, un a?o y otro, que ?l ha sido, es y seguir? siendo ?Dios con nosotros?.

??????????? Este es el milagro de un nuevo adviento y de una nueva Navidad. Dios sigue empe?ado en acercarse a nuestra historia, a mi historia fr?gil, cargada de buenos deseos y de incoherencias, pero necesitada continuamente de salvaci?n. Dios sigue viniendo y pidiendo la disponibilidad de mi vida, como pidi? la de Mar?a, para encarnarse en mis gestos, en mi vida. Y ante ese empe?o divino y mis pobres deseos humanos, a pesar de la experiencia de fragilidad que me da mi historia personal y concreta, quiero seguir so?ando lanzando mi t?mido pero sincero ?h?gase seg?n tu palabra?, con la esperanza de seguir madurando y permitiendo hacer crecer,? con tu gracia, mi opci?n de fe.

ORACI?N:??????????? ?Seguir esperando?

??????????? Dios m?o, tu palabra me desborda continuamente, y escuchar tu palabra en el recorrer de mi vida sigue manteniendo viva esa esperanza que a veces siento desvanecer. Por eso, una y otra vez gracias, porque sigues llegando a m?, porque sigues tocando la puerta de mi coraz?n, porque me permites seguir esperando sin detener el caminar de mis pasos y sentarme desalentado en el camino de mi historia.

??????????? Gracias, Se?or, por tu empe?o en seguir confiando y esperando cuando parece que yo ya doy muchas cosas por perdidas. Por seguir pasando por encima de mis fracasos y mantener encendida la llama de la esperanza. Gracias, Se?or.

CONTEMPLACI?N:????????????? ?Est?s conmigo?

Est?s conmigo, Se?or,
y siento el calor de tu presencia
incluso en tus aparentes ausencias.

Est?s conmigo, Se?or,
aunque no quiera sentirte
y tape mis ojos y mis o?dos.

Est?s conmigo, Se?or,
respetando mis silencios
y esperando sereno
a que abra mi puerta
para compartir conmigo
la fuerza de tu ternura
y tu palabra de vida.

Est?s conmigo, Se?or,
llenando mi coraz?n vac?o,
ven y entra
que anhelo estar contigo.


Publicado por verdenaranja @ 16:23  | Liturgia
 | Enviar