Martes, 21 de diciembre de 2010

Lectio divina para el mi?rcoles de cuarta semana de Adviento, ofrecida por la Delegaci?n Diocesana de Liturgia de la di?cesis de Tenerife.

LECTURA:????? ?Lucas 1, 46‑56?

En aquel tiempo, Mar?a dijo: ?Proclama mi alma la grandeza del Se?or, se alegra mi esp?ritu en Dios, mi salvador; porque ha mirado la humillaci?n de su esclava.

Desde ahora me felicitar?n todas las generaciones, porque el Poderoso ha hecho obras grandes por m?: su nombre es santo, y su misericordia llega a sus fieles de generaci?n en generaci?n.

?l hace proezas con su brazo: dispersa a los soberbios de coraz?n, derriba del trono a los poderosos y enaltece a los humildes, a los hambrientos los colma de bienes y a los ricos los despide vac?os.

Auxilia a Israel, su siervo, acord?ndose de la misericordia, ?como lo hab?a prometido a nuestros padres? en favor de Abrah?n y su descendencia por siempre.?

Mar?a se qued? con Isabel unos tres meses y despu?s volvi? a su casa.

MEDITACI?N:?????????????Su misericordia llega?

??????????? El Magnificat es el c?ntico del adviento por excelencia. Es el canto que celebra al Dios que viene, al que vino y al que vendr?, y todo ?l pone de manifiesto las consecuencias de esta venida, de su llegada, de su irrupci?n en nuestra historia, en mi propia historia. Y dentro de todo su mensaje, que capta Mar?a con toda su fuerza, esta frase es como el compendio de todo ?l.

??????????? Dios ha derramado, sigue derramando su misericordia, porque es lo mejor que puede derramar sobre nosotros, los hombres, cuando nos mira y ve nuestro caminar torpe y a veces doloroso. Cristo va a encarnar la misericordia de este Dios derram?ndose por todos los lugares por donde pasa y tocando todos los corazones sedientos de ella.

??????????? Dios derrocha su misericordia en Jes?s para que conozcamos y veamos con nuestros ojos c?mo es su coraz?n y c?mo est? llamado a ser el nuestro, que por haber sido creado a su imagen tiene la misma capacidad y la misma necesidad de manifestarse.

??????????? Ante lo que parece ser nuestro coraz?n cada vez m?s endurecido,? cada vez m?s insensible y fr?o, sufriendo las consecuencias de esa aparente indiferencia, el anuncio de la misericordia que llega, que se acerca, que se derrama, que se nos da, es como la apertura de una ventana de aire fresco que nos despierta la esperanza, y las ansias de acoger y de ofrecer el mayor tesoro de nuestro coraz?n. ???

ORACI?N: ???????????????Cauce de tu misericordia?

??????????? Te doy gracias, Se?or, porque en el caminar de mi vida me has permitido experimentar tu misericordia, porque he sentido el calor y la fuerza de tu perd?n, y tu llamada a seguir intentando dar pasos en la aventura de mi crecimiento. S? que muchas veces no he sabido responder, ni estar a la altura de mi vocaci?n, pero tu misericordia ha puesto una y otra vez mis pasos en el camino de tu seguimiento. Gracias, Se?or.

??????????? En esta tarea de mi andadura, en esta llamada continua que me haces a mantenerme? en el empe?o, ens??ame a acercarme a los otros y ser para ellos expresi?n de tu acogida y tu calor. Que sepa hacerme cauce de tu misericordia.?

CONTEMPLACI?N:???????????????Mi esperanza?

Te derramas como roc?o
que reverdece
y despierta la vida
de todo lo que tocas.

As? levantas de su letargo
el coraz?n herido
del que ya poco espera
ni siquiera de s? mismo.

Y t? alientas los deseos
al poner tu coraz?n
de padre y de amigo.

Y recreas la esperanza,
mi esperanza,
que a veces yace ca?da
y que s?lo tu palabra,
cargada de ternura
la reaviva.


Publicado por verdenaranja @ 20:35  | Liturgia
 | Enviar